Rural Kutxa se apunta un beneficio de 87 millones de euros, un 30,5% más

La entidad navarra, que cuenta con 37 oficinas en Gipuzkoa, resalta su prudencia y adelanta que casi todo el resultado irá a engrosar las reservas

J. DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

La Caja rural de Navarra-Rural Kutxa dio ayer a conocer sus resultados del pasado ejercicio, cuando se apuntó un beneficio de 86,8 millones de euros, lo que supone una mejora interanual del 30,5%. La entidad, que tiene en Gipuzkoa 37 de sus 250 oficinas (el grueso está en Navarra, con 140, y el resto se reparte entre Bizkaia, Álava y La Rioja), explicó que, en línea con su habitual política de prudencia, destinará «la casi totalidad» del resultado a «incrementar las reservas, reforzando así los recursos propios y la capacidad de crecimiento».

Rural Kutxa, que como gran parte de la banca presentó un margen de intereses negativo (cayó un 3% hasta los 142,9 millones), castigada por unos tipos de interés en mínimos históricos, puso también en valor su elevada solvencia; así, recordó que su porcentaje de capital de primera calidad se sitúa en el 15,9%, «entre los más elevados del sistema financiero español», apuntó.

La cooperativa de crédito destacó como positivo en su desempeño durante 2017 la «menor necesidad de saneamientos de la cartera crediticia y de activos adjudicados en impago», así como la «positiva evolución de productos de mayor valor añadido, como fondos de inversión, planes de pensiones y otras fórmulas de ahorro similares».

Una fotografía muy similar a la del resto del sector, que ante lo complicado de sacar jugo al juego entre activo (créditos) y pasivo (depósitos) se ha volcado en los llamados activos fuera de balance; este apartado creció un 15,2%.

A lo largo del pasado año, Rural Kutxa mejoró un 6,4% sus recursos gestionados de clientes dentro de balance, que se situaron en 7.553 millones. El crédito vivo a clientes (el que aún está por pagar) avanzó un 7,1% frente a 2016, lo que sirve a la entidad para 'sacar pecho' dado que en el conjunto del sector ese apartado cayó el año pasado un 2,49% en toda España.

La institución resaltó que su financiación a empresas creció un 12% hasta 730 millones de euros. La morosidad total fue del 2%, con una tasa de cobertura de impagados del 89,9%. A la hora de valorar el pasado ejercicio, Rural Kutxa subrayó con especial énfasis que logró sumar 34.100 personas como nuevos clientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos