Nuevas actividades en perspectiva para el puerto de Pasaia

Ricardo Peña en uno de los balcones de la Autoridad Portuaria, desde donde se aprecia material siderúrgico almacenado en uno de los muelles. / ARIZMENDI

«Arcelor hizo pruebas en el puerto de Bayona, pero su apuesta por Pasaia es clarísima y quieren más espacio», asegura Ricardo Peña, presidente del Puerto de Pasaia

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

«El puerto de Pasaia tiene vida para largo». Este es el mensaje optimista que traslada el presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Peña, pese a que los datos del primer semestre del año indican un desplome del 23% en el tráfico de mercancías, con la chatarra prácticamente desaparecida. Peña afirma que esta situación es coyuntural y asegura que la apuesta de Arcelor por Pasaia en «clarísima» y resta importancia al amago de la multinacional de desviar tráficos a Bayona. Peña admite que 2017 y 2018 serán duros, pero añade que las expectativas son positivas ante la captación de nuevos tráficos, como la exportación de potasa, piezas de automoción y la puesta en marcha de una línea de contenedores mediante una sociedad formada por UECC, Algeposa y Noatum.

- El primer semestre registra un descenso del 23% en el movimiento total de mercancías, una bajada que en el caso de la chatarra ha sido del 84,5%. Incluso el movimiento de vehículos se ha reducido (-7%). ¿Se han encendido las alarmas?

- Es cierto, hay un descenso del 23%, propiciado mayoritariamente por la práctica desaparición del tráfico de chatarra. Sabíamos que iba a suceder, porque afloró en el último trimestre de 2016. A esta situación se ha llegado por el cierre de la factoría de Arcelor de Zumarraga. Contábamos con ello, pero en realidad el descenso ha sido superior al previsto tanto por nosotros como por nuestros operadores. Es una realidad y tenemos que lidiar con ella.

«Arcelor quiere liberar espacio en Olaberria y almacenar el material a pie de muelle»

«Algeposa, UECC y Noatum prevén poner en marcha una línea de contenedores»

«El tiempo ha demostrado que parar el puerto exterior fue una decisión acertada»

- Los cierres de Corrugados y de Arcelor han provocado un desplome desde las 2.300.000 toneladas de chatarra movidas en 2003 hasta menguar a las exiguas 250.000 actuales, la décima parte. La que ha sido históricamente principal mercancía ha pasado a ser marginal...

- Esos números indican que el sector siderúrgico está sufriendo una constante transformación iniciada hace mucho tiempo. La producción de acero se da en los países en desarrollo, donde los costes son más bajos que los de aquí. La siderurgia en Euskadi seguirá sufriendo importantes ajustes.

- Da la impresión de que el futuro del puerto depende de Arcelor. ¿Es así?

- Es verdad, Arcelor es un cliente importantísimo, no es el único, pero supone más del 50% de nuestra actividad. Cuando Arcelor nos transmite que necesita ayuda para mejorar su distribución, el puerto se tiene que poner las pilas para que la acería siga siendo competitiva en un mundo complicado. La irrupción de acero chino es preocupante.

- ¿Por dónde llega la chatarra que consume la planta de Olaberria, ya que no lo hace por el puerto?

- Se alimenta de chatarra que compra en el mercado estatal. En España hay material suficiente para abastecer Olaberria y los pequeños déficits los cubre con chatarra que llega en camión desde Francia. Ahora bien, Arcelor sigue siendo importante para el puerto porque sus exportaciones de productos terminados las realiza desde Pasaia, fundamentalmente el perfil largo. Estamos a treinta kilómetros de Olaberria y Arcelor reconoce que este es su puerto. De hecho, son socios de Cámara -operador portuario- al 50%. Arcelor ha hecho una apuesta clarísima por este puerto.

- Pero Arcelor hizo una prueba en Bayona para ver si desviaba tráfico de Pasaia a aquel puerto.

- Es cierto. Necesitan hacer pruebas para pedirnos mejoras que, en una situación de confort para nosotros, no obtendrían.

- ¿Pasaia se vio obligada a bajar los precios para que Arcelor no se fuera a Bayona?

- No solo era una cuestión de precios, también de espacios y de expectativas. En un periodo relativamente corto tendremos un nuevo cliente, un exportador de potasa de una empresa australiana, que exigirá unas instalaciones importantes, incluido un nuevo edificio. El espacio que necesite este cliente puede entrar en colisión con el que está ocupando en este momento Cámara, el operador de Arcelor. Nos encontramos con la paradoja de que hay una disminución de tráficos y al mismo tiempo una lucha por el espacio del puerto. La bajada en el movimiento de mercancías es coyuntural porque, de hecho, la expectativa de que suban los tráficos está presente en todos los operadores.

- Le preguntaba si han bajado los precios para contentar a Arcelor.

- Hemos mirado los precios, porque tenemos que ser competitivos respecto a otros puertos. Por otra parte, he estado recientemente en Madrid -los puertos dependen del Estado- y va a haber una bajada de las tasas portuarias de mercancías del 10%. Además, está la cuestión de los espacios. Arcelor quiere tener la certeza de que la distribución de sus productos puede hacerse desde Pasaia y para eso hace falta un espacio con el que ahora no cuentan, pero les hemos garantizado que lo tendrán.

- ¿Por qué Arcelor necesita más espacio que el que usa actualmente?

- Quieren liberar espacio en Olaberria y almacenar todo el material en el puerto, a pie de muelle. Bayona no está muy boyante y les ofrecían todo a bajo precio, con el apoyo de su Cámara de Comercio. Sin embargo, nosotros tenemos la ventaja de la cercanía. Bayona lo puede regalar todo, pero no el transporte desde Olaberria hasta allí, y este es un sobrecoste importante.

- En resumen, ¿se puede decir que la presencia de Arcelor en Pasaia está garantizada?

- Tengo la certeza absoluta de que Arcelor cuenta con Pasaia y de que Pasaia cuenta con Arcelor.

- ¿Qué previsión de tráficos de mercancías estiman para este año?

- Seguirá la línea descendente, por la ausencia de la chatarra y el 2018 se mantendrá en esa tendencia. Vamos a pasar un pequeño desierto de dos años y a partir de 2019 o 2020 estimamos crecimientos por la llegada al puerto de la empresa que exportará potasa extraída de minas navarras.

- ¿Puede concretar las toneladas que se moverán?

- En 2017 serán 3,2 millones; en 2018, 3,4; en 2019, 3,6 millones y 2020, 4,2 millones.

- ¿Con estas cifras, la situación económica del puerto está saneada?

- Tenemos un fondo de tesorería importante para aguantar esta bajada en el tráfico de mercancías. Ahora bien, nos preocupa un poco el efecto sobre los servicios que prestamos, como la estiba, remolques y amarradores. Nuestro umbral de equilibrio requiere un tráfico que no baje de 1.000 barcos al año, en torno a 2.500.000 toneladas al año. Por debajo, las empresas privadas que prestan estos servicios empiezan a tener problemas.

- En todo caso, las previsiones quedan lejos de los 5,5 millones alcanzados en 2006.

- Siempre se toma como referencia esa cifra, pero aquello fue excepcional, no solo en la actividad del puerto, sino en todos los sectores. Fue una anécdota, pero dio pie a plantear proyectos cuestionables, como el puerto exterior. Afortunadamente no lo hicimos. Imagínese afrontar esa obra con los tráficos actuales y una deuda de 1.000 millones, para un puerto vacío. Nos hubieran sacado cantares. Pararlo fue una decisión dura y frustró algunas expectativas, pero el tiempo nos ha demostrado que hicimos lo correcto.

- Puede que fuera una idea exótica, pero en aquel momento el puerto exterior contó con el apoyo del Gobierno Vasco y de la Diputación...

- Es así y además con la mejor de las voluntades, pero la realidad es tozuda y la toma de decisiones más de una vez hay que cuestionarla.

- A la vista de la pérdida de un tráfico clave como el de la chatarra. ¿Están buscando clientes, mercados o productos alternativos?

- La empresa australiana comentada anteriormente apuesta por exportar potasa desde Pasaia, después de haber sopesado otras alternativas, como Bilbao o Gijón. Espero que las licencias pertinentes sean una realidad a finales de este año o comienzos del próximo. Estamos hablando de un millón de toneladas, una cantidad que se alcanzará de manera progresiva. Utilizarán barcos de gran porte y debemos preparar una terminal específica.

- ¿Contenedores?

- Vamos a intentarlo por tercera vez. UECC, la empresa que transporta vehículos, ha sido adquirida en un 50% por Noatum, una gran compañía experta en contenedores, como ha demostrado en Bilbao. Nos han transmitido su intención de poner en marcha este tipo de tráficos en Pasaia, junto a Algeposa. Esperemos que este nuevo intento sea el definitivo. Ya están buscando una naviera.

- ¿Más proyectos?

- Hay alguno que tiene que ver con la automoción, pero no puedo adelantar más.

- ¿Piezas para coches?

- No puedo concretar, pero parte de la exportación de alguna empresa cercana a nosotros podría sacar sus productos en contenedores. Si todo este encaje de bolillos se materializa, sería un espaldarazo para la nueva línea. Pero debo ser prudente y no puedo decir más.

- Potasa, contenedores, automoción... ¿algo más?

- Estamos trabajando intensamente con la Diputación para potenciar los cruceros. Para este año hay una previsión de ocho o diez, pero queremos incrementarlos.

- Pero los cruceros aportan poco a la actividad portuaria en sí.

- Cualquier aporte al movimiento portuario ayuda a que el umbral básico de los servicios se mantenga e incluso incremente, como es el caso de los remolcadores.

- Pasaia pasa una mala racha y en el puerto de Bilbao todo son buenas noticias. Haizea Wind levantará una fábrica de torres para aerogeneradores, se construirá la variante sur ferroviaria, se continúa con la ampliación... ¿Le da envidia?

- Ehhh. Sí, bueno, Bilbao es Bilbao. Tiene un espacio muy superior al nuestro. Además, cuenta con los graneles líquidos, que suponen 17 millones de toneladas, el 50% de todo lo que mueven. La refinería de Petronor resulta esencial para ellos. Por otra parte, mueven 6 millones de toneladas mediante contenedores. En cuanto al resto de mercancías, no son tantas. Nosotros estamos en 3 o 4 millones y ellos en 6 o 7, tampoco es tanta la diferencia. Ahora bien, ellos tienen una ventaja esencial, disponen de suelo industrial. Esto sí me da envidia. Nosotros no tenemos espacio físico, quizá se puedan habilitar en la plataforma Lezo-Gaintxurizketa, con acceso directo al puerto.

- Igual le puede pedir a su compañera de partido y convecina, Arantxa Tapia, que el Gobierno Vasco invierta en Pasaia.

- La inversión en la plataforma está dentro del pacto entre el PNV y el PP, así que estamos en el buen camino.

- ¿Bilbao puede acabar absorbiendo Pasaia?

- No hay riesgo ni voluntad de que eso ocurra. Otra cosa es que la vida da muchas vueltas, pero en estos momentos hay expectativas suficientes para que a dos años vista se registren crecimientos. El puerto de Pasaia tiene vida para largo.

- ¿El conflicto de la estiba se da por superado?

- No es fácil hacer un pronóstico, pero va por buen camino.

Más

Fotos

Vídeos