El repunte de Álava, por las firmas con deuda fraccionada

J. C. BERDONCES VITORIA.

De los 23 nuevos morosos a las haciendas vascas, el 60% se encuentran en Álava, que ha registrado 14 contribuyentes más que hace nueves meses en el listado de deudores. La explicación que trasladan desde la propia Diputación es que cuando se hizo la publicación el pasado 30 de septiembre había sociedades «que estaban en fraccionamiento de pago de sus deudas» y que una vez incumplido el plazo otorgado «ya engrosan esta nueva lista» conocida ayer.

En concreto, las empresas que se han sumado «por incumplimiento de aplazamiento o fraccionamiento de deuda suman más de 13 millones de impago», de los 34 en que ha crecido hasta totalizar 110 millones de euros de deuda reconocida a la Hacienda alavesa -la lista de contribuyentes morosos la integran 37 sociedades y tres personas físicas-.

Entre los nuevos deudores destaca la presencia de la promotora y constructora Urco Urbasa, con una cantidad pendiente de pago de 10,4 millones de euros. Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria había tenido que hacer frente a problemas en diversas ciudades, y en Vitoria en concreto tuvo que deshacerse mediante subasta de solares en Salburua y en el entorno de la nueva plaza de toros ante la imposibilidad de promover los proyectos previstos.

Sin embargo, la lista en Álava sigue encabezada por el grupo siderúrgico Ros Casares con una deuda superior a los 30 millones. También se incorporan a la relación publicada por la Hacienda foral la firma Holtza de Legutiano, vinculada al sector de la madera y que entró en concurso de acreedores, con 3,18 millones, así como Proconsol Bodega Antión de Elciego, que quebró en 2012 y que ahora aparece en el listado con 2,23 millones de euros.

Fotos

Vídeos