La recuperación favorece menos a las mujeres, que pierden presencia en el mercado laboral

El informe trimestral de la UPV indica que en los últimos doce meses la proporción de este colectivo entre el total de desocupados ha pasado del 47% al 52%

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN

. Los datos del pronunciado descenso del paro han caído como un maná sobre una sociedad harta de noticias negativas pero, sin querer aguar la fiesta, resulta procedente matizar la estadística. Y el hecho es que el maná no llega por igual a todos. La recuperación económica parece no incidir en el colectivo de mujeres o, al menos, no tanto como en el de los hombres. Al menos así se refleja en el Informe Laboral del segundo trimestre elaborado por la UPV. Este documento se elabora a partir de la explotación regional de los datos de la EPA que realiza trimestralmente el Observatorio Laboral Fedea.

El estudio, dirigido por Sara de la Rica, catedrática de la Facultad de Economía y Empresa, indica que las mujeres siguen perdiendo presencia relativa entre el colectivo de personas ocupadas «debido a que la recuperación está favoreciendo en mayor medida al empleo masculino». Por tanto, la frase de que 'el paro tiene rostro femenino', no por manida deja de ser menos cierta.

En consecuencia, el informe añade que este colectivo cada vez tiene más peso entre los desempleados «como consecuencia de la mayor dificultad que está encontrando en el acceso al empleo». En los últimos doce meses, la proporción de mujeres en el total de personas en paro ha pasado del 47% al 52%.

El informe constata que el «envejecimiento» del empleo en Euskadi «es notable»

Sara de la Rica, en análisis correspondiente al primer trimestre, ya alertaba sobre este hecho. En aquella ocasión explicó que el menor impacto de la recuperación económica entre las mujeres podía deberse al peso de la industria en Euskadi, un sector «cuyo empleo está fuertemente masculinizado. En definitiva -añadía- las mujeres de 44 años y desempleadas de larga duración son posiblemente un perfil no solo cada vez más numeroso en el colectivo de desempleados, sino también aquel que sufre mayores dificultades para encontrar trabajo».

La Encuesta de la Población Activa registra que entre el segundo trimestre de este año y el mismo periodo de 2016 el paro masculino se redujo en 13.600 personas, mientras que solo 1.200 mujeres hallaron ocupación. Esta diferencia en el impacto de la reactivación dependiendo del sexo también se constata en el último informe de coyuntura económica del Gobierno Vasco. En el mismo se recoge que en el pasado mes de junio respecto al mismo mes de 2016 el paro masculino se redujo en 7.988 personas, frente a 5.158 entre las mujeres.

El Consejo de Relaciones Laborales (CRL) de Euskadi también hizo hincapié en su último informe sobre situaciones que impactan negativamente a las mujeres. Así, indicó que la falta de cobertura afecta fundamentalmente a este colectivo, ya que el 17% de las empleadas en el sector servicios carece de convenio. Además, el Consejo de Relaciones Laborales señaló que la contratación a tiempo parcial se sitúa en el 40 % de los contratos que se firman -en 2008 era el 31 %- y afecta sobre todo a las mujeres, que suscriben casi 7 de cada 10 contratos de este tipo.

Jubilación

El Informe Laboral de la UPV, tras detenerse en las diferencias por sexo, analiza otros datos aportados por la EPA y dados a conocer el jueves. Sara de la Rica constata que en el conjunto de Euskadi en el segundo trimestre se ha producido un «acusado» descenso en el número de desempleados, debido principalmente a que una parte significativa se jubila o deja de estar registrado en las listas del paro por desánimo o falta de estímulo al no encontrar empleo.

El informe indica, como hizo público la EPA, que Euskadi presenta un aumento total en la población de 5.600 personas en los últimos doce meses. Este cambio neto se descompone, desde el punto de vista laboral, en un aumento de 2.800 ocupados y de 18.100 inactivos, y un descenso de 15.300 personas desempleadas.

Estos cambios dejan la tasa de paro en Euskadi entre las tres más bajas del país, con un 11,23%, sólo por detrás de Navarra y La Rioja, ambas con índices de desempleo por debajo del 11%.

En el apartado de 'ocupación', el informe de la UPV indica que la edad media de las personas con trabajo sigue aumentando, de forma que ya el 48% del total tiene más de 45 años. «Este envejecimiento del empleo no es exclusivo de Euskadi -señala el informe- pero sí es cierto que el País Vasco es, junto a Castilla-León, uno de los territorios donde el peso de la población mayor de 44 años en el empleo es más notable».

La proporción de trabajadores con estudios superiores sigue aumentando, de forma que el 55% de los ocupados tiene educación universitaria. Este índice aumenta ligeramente con respecto al año anterior y sitúa a Euskadi como la comunidad en la que el porcentaje de ocupados con estudios superiores es, con diferencia, la más alta.

Baja el paro de larga duración, pero todavía el 63% lleva más de un año buscando trabajo

La industria sigue ganando presencia relativa en el empleo total. Además, por primera vez, parece que el sector de la construcción ha dejado de destruir puestos de trabajo y el mismo comienza a repuntar, aunque muy ligeramente. Ambos sectores ganan peso relativo, en detrimento de los servicios.

Por otra parte, la temporalidad no aumenta, prácticamente se mantiene constante y se sitúa en el 24% Desciende también la incidencia de la jornada parcial. Si bien ésta última baja ligeramente en el resto de España, la temporalidad en el Estado sigue creciendo y se sitúa casi en el 27%, casi tres puntos por encima de la de Euskadi.

Larga duración

En el capítulo sobre el 'paro', el informe señala que Euskadi registra en este segundo trimestre 114.300 desempleados. Crece la presencia de mayores de 44 años en el colectivo de parados, mientras que disminuye sensiblemente la de menores de 30 años.

Además, el informe dirigido por Sara de la Rica constata que desciende la incidencia del desempleo de larga duración en más de un 1%. En los últimos trimestres se había constatado un repunte de la incidencia del desempleo de larga duración, por lo que este descenso es «sin duda un buen dato», según los responsables del informe, que destacan que «todavía a día de hoy, 63 de cada 100 personas desempleadas llevan más de un año buscando empleo, lo que significa que queda mucha tarea por delante pero, al menos, la Comunidad Autónoma Vasca ha dejado de ser el territorio donde su incidencia era la más alta».

Más

Fotos

Vídeos