LAB reconoce «dificultades» en la unidad de acción con ELA y acusa a la central nacionalista de «mentir»

Delegados de LAB se concentraron ayer ante Adegi para pedir el reparto de la riqueza en la industria./LUSA
Delegados de LAB se concentraron ayer ante Adegi para pedir el reparto de la riqueza en la industria. / LUSA

Garbiñe Aranburu admite que «todo no va bien» con el sindicato liderado por 'Txiki' Muñoz y dice que la huelga «no puede ser un fin en sí misma»

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

Lo que hasta no hace mucho eran muestras de cariño se han truncado en desavenencias y riñas en público. Si el secretario general de ELA, Adolfo 'Txiki' Muñoz, fue el encargado de revelar la semana pasada que la relación entre su sindicato y LAB ya no marchaba sobre ruedas, como era patente tras varios desmarques de la central abertzale en la negociación colectiva y en el foro sobre la brecha salarial, ayer fue su homóloga, Garbiñe Aranburu, quien admitió que «no todo va bien» con la central nacionalista, es decir, en la unidad de acción que ambas centrales están tratando de fraguar desde finales de 2016.

El camino no era fácil, tal y como reconocían ambos sindicatos en los prolegómenos de esta nueva andadura. Y una de las dificultades era la diferente estrategia en la negociación colectiva. Una cuestión que ya malogró una entente similar años atrás. Esta vez parecía que los pasos que se iban dando eran más sólidos, pero en los últimos meses ha habido varios desencuentros. La huelga de residencias de Bizkaia propició uno de ellos. 'Txiki' Muñoz echó en cara a LAB no haberse sumado a un conflicto del que la central nacionalista hizo bandera. Recientemente, ha sido el desmarque de LAB de la huelga en varios sectores de la Enseñanza la que ha provocado que ELA hiciera públicas sus desavenencias.

El secretario general de la central nacionalista indicó la semana pasada en su blog que «sin huelgas no es posible una acción estatégica con LAB». Pero fue más allá y señaló que le preocupaba mucho lo que había hecho la central abertzale en Educación porque «si su objetivo es desmovilizar, no es posible una acción estratégica con ellos».

«Sin huelgas no es posible una acción estatégica con LAB, y si su objetivo es desmovilizar, tampoco» Adolfo 'Txiki' Muñoz, Secretario general de ELA

«Parece ser que ELA, por encima de las dificultades, ha optado por no intentar superar los obstáculos» Garbiñe Aranburu, Secretaria general de LAB

Por lo tanto, toque de atención a su 'partenaire' y jarro de agua fría a la consolidación de una acción conjunta, que se resiente y empieza a mostrar grietas. Pero LAB no está dispuesta a asumir toda la carga de la prueba y ayer su secretaria general acusó a ELA de «crear un relato para culpar a su sindicato al afirmar que no está en las huelgas». Aranburu señaló que la central nacionalista «miente» al realizar dicha aseveración y puntualizó que las «huelgas tienen que ser lo más eficaces posibles y no se pueden convertir en un objetivo en sí mismo».

Tras el silencio mantenido la semana pasada, la responsable de LAB eligió una emisora de radio para responder a 'Txiki' Muñoz. Aranburu insistió en que su central «apuesta firmemente por avanzar en la unidad de acción con ELA, porque la clase trabajadora y la realidad de este pueblo así lo demandan». Añadió que la «doble involución, la involución social y política que estamos padeciendo así lo demandan, pero parece ser que la central nacionalista, por encima de las dificultades, ha optado por no intentar superar los obstáculos que tenemos para seguir avanzando en la unidad de acción».

«Hay que debatir mucho»

A su juicio, en las últimas semanas el sindicato que lidera 'Txiki' Muñoz ha ido «creando un relato para poner sobre LAB la carga de no avanzar en esa unidad de acción». Para la dirigente sindical, esta situación «es bastante difícil de justificar por lo que ELA recurre a su «tesis de que no se puede avanzar con LAB porque no está en las huelgas. Eso es mentira, lo sabe ELA y lo sabe también la clase trabajadora allí donde conocen el proyecto de LAB», señaló.

Garbiñe Aranburu afirmó que «el debate de huelga sí, huelga no, es un debate falso porque LAB tiene muy claro que, para confrontar con la patronal, hay que movilizarse y el principal instrumento de movilización que hoy por hoy tiene la clase trabajadora es la huelga». No obstante, advirtió de que esta herramienta «tiene que ser lo más eficaz posible y las huelgas no se pueden convertir en un objetivo en sí mismo». «Por eso, lo que le pedimos a ELA es que tenemos que debatir muy mucho sobre la realidad de cada sector, sobre cuál es el método de lucha más efectivo, la forma de huelga más efectiva para generar el menor coste posible a la clase social y el mayor coste social posible a la patronal».

Pero lamentó que, a la hora de establecer esos objetivos, «en demasiadas ocasiones ELA no quiere entrar a esos debates. En demasiadas ocasiones vemos que con ELA el debate se centra en los días de huelga o en si esa huelga tiene que ser indefinida o no, o lo más larga posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos