ELA rechaza una transferencia de la Seguridad Social «parcial y condicionada»

AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

ELA advirtió ayer sobre la transferencia de la Seguridad Social que reclama el Gobierno Vasco, con la «coletilla» de que no se hará sin romper la denominada «caja única», y mostró su rechazo a un eventual traspaso de la competencia que sea «parcial y condicionado».

En conferencia de prensa en Bilbao, los representantes del sindicato nacionalista Janire Landaluce y Mikel Noval demandaron «verdadera capacidad de decisión» para Euskadi sobre las políticas de Seguridad Social. Esta reivindicación implicaría que Euskadi dispusiese de capacidad competencial plena para decidir las pensiones. ELA sostiene que un sistema público vasco de pensiones es viable y defiende una mejora de estas prestaciones y su financiación vía cotizaciones e impuestos.

Los representantes sindicales señalaron que el acuerdo de gobierno entre el PNV y el PSE-EE reivindica una transferencia limitada a la gestión del régimen económico de la Seguridad Social (recaudar las cotizaciones y pagar las prestaciones) sin romper la llamada «caja única». A su juicio, un traspaso en estos términos supondría disponer de una competencia «exclusivamente de gestión» y podría implicar que el cambio respecto a la situación actual sería que las oficinas «cambiasen el rótulo» sin otro efecto, han advertido.

Para ELA, la postura del Gobierno Vasco «se olvida del desarrollo legislativo» y supone que «el control de las cotizaciones y de las pensiones seguiría en manos del Estado español». Además, «nada tiene que ver con el sistema del Concierto Económico» ya que «asumir el respeto a la caja única supone renunciar al Concierto Económico en la Seguridad Social». Se trataría, en su opinión, de una transferencia «a medias», similar a la realizada en materia de políticas activas de empleo, que, para ELA, «no da respuesta a las necesidades» de los trabajadores.

Fotos

Vídeos