La recaudación de impuestos crece en Euskadi casi un 10% y se sitúa a niveles precrisis

Responsables forales, en el último Consejo Vasco de Finanzas.
Responsables forales, en el último Consejo Vasco de Finanzas. / B. C.

Los ingresos fiscales de las diputaciones vascas hasta junio asciendena 5.548 millones, la mayor cifra desde 2008

JESÚS L. ORTEGASAN SEBASTIÁN.

Si la evolución de los ingresos fiscales pueden servir de termómetro de la economía -siempre y cuando su aumento no provenga de una subida de impuestos, claro está-, de los datos de recaudación de las haciendas forales vascas conocidos esta semana se puede deducir que la recuperación de Euskadi es ya un hecho. Tanto es así que en el primer semestre de este año Gipuzkoa, Bizkaia y Álava han recaudado en conjunto un total de 5.547,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,66% sobre los impuestos ingresados en el mismo periodo de 2016. Es decir, que en lo que va de ejercicio se llevan recaudados 488,7 millones más que entre enero y junio del pasado año. Bizkaia, que ha sido la última en publicar sus resultados, se ha apuntado un incremento del 10,7%, similar al de Álava, por el 7% que ha sumado Gipuzkoa hasta junio.

Este incremento de casi un 10% de la recaudación tributaria semestral no solo es el mayor desde 2010, cuando creció un 12,5%, pero hay que tener en cuenta que se venía de un hundimiento del 22% del año anterior -2009 fue el peor de la crisis en cuanto a ingresos fiscales-, sino que además esta entrada de dinero en las arcas forales es superior incluso a la registrada en los primeros seis meses de 2008, el último buen periodo antes del inicio de la gran recesión económica, cuando los ingresos fueron de 5.137,6 millones de euros.

Las claves

Beneficios empresariales
El Impuesto de Sociedades es el que ha provocado el vuelco a favor en la recaudación hasta junio
Segundo semestre
Se espera una corrección, pero todo apunta a que se superará el 4,23% de incremento previsto

Ahora, y por primera vez en los tres últimos ejercicios, los datos de recaudación a mitad de año superan con creces las estimaciones que sirvieron para elaborar las cuentas públicas vascas, ya que los expertos de las tres diputaciones forales habían previsto un aumento de los ingresos del 4,23% para todo el año respecto a los obtenidos en 2016. Así que, aunque todavía quedan importantes aspectos tributarios por liquidar, mucho se tendrían que torcer las cosas en esta segunda mitad de curso para que las haciendas vascas no finalicen 2017 cumpliendo sus objetivos de recaudación. En cualquier caso, no será hasta mediados de octubre cuando ya más avanzado el año y con datos más completos en su poder, el Gobierno Vasco y los responsables de las tres diputaciones forales fijen un cálculo ya prácticamente definitivo para el cierre del ejercicio.

Entre los aspectos que muy posiblemente ocasionen cierto reequilibrio a la baja en la marcha de la recaudación en lo que queda de año, las haciendas forales señalan que aún no están contabilizados los datos finales de la recién terminada campaña de la Renta y el Patrimonio ni de la campaña del Impuesto sobre Sociedades, que acaba de comenzar. A este respecto, cabe recordar que si bien la campaña de liquidación del IRPF finalizó la última semana de junio, las entidades financieras no entregan sus datos de recaudación de este impuesto hasta bien entrado julio. En la recta final de la campaña de Renta, además, es cuando se registra el grueso de las liquidaciones 'a ingresar', aunque buena parte de ellas abonan el impuesto en dos plazos y el segundo se realizará en noviembre.

Julio también es clave para conocer los ingresos reales del Impuesto de Sociedades, ya que las empresas sometidas a normativa foral -pequeñas y medianas, principalmente- presentan a finales de este mes la liquidación de este tributo que grava los beneficios obtenidos en el ejercicio anterior.

Precisamente ha sido el Impuesto de Sociedades el que ha protagonizado el vuelco a favor en la recaudación del primer semestre de este año gracias al cambio de normativa aprobado por el Estado en el último tramo de 2016, que permitió incrementar los pagos a cuenta de las grandes empresas. No obstante, el aumento de esos pagos puede generar este mes un efecto rebote, cuando esas grandes compañías presenten sus liquidaciones finales y se produzca una previsible escalada de las devoluciones. El IRPF y el IVA también han ayudado en esta recuperación.

Fotos

Vídeos