La puerta hacia la primera experiencia laboral

Iñigo Unanue, que vive su primera experiencia laboral en Salto, posa junto a las responsables de recursos humanos, Vanesa Landa y Juncal de Lucas. / ARIZMENDI

El programa 'Lehen Aukera' busca este año casi un millar de puestos de trabajo para jóvenes recién titulados. El desempleo juvenil en Euskadi se ha reducido en siete puntos en el último año, lo que «invita a seguir trabajando en esta línea»

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Desnortados, sin saber qué puerta tocar y ante un abismo que les aleja de su zona de confort. Así suelen quedarse centenares de jóvenes verano tras verano una vez han finalizado sus estudios superiores. Por suerte no son todos, pero sí que hay un grupo de recién graduados o licenciados a los que les cuesta poder dar ese paso hacia su primera experiencia laboral aunque sus perfiles sean demandados y su talento esté muy valorado y necesitado entre las empresas vascas. Para que ese abismo no sea tal y para que ni empresas ni jóvenes pierdan ese valioso tiempo que podría demorar su encuentro profesional, el Gobierno Vasco a través de Lanbide lleva varios años impulsando el programa 'Lehen Aukera' (primera oportunidad) «para favorecer el tránsito de la vida educativa a la profesional de una parte de la sociedad».

«Estamos creando condiciones favorables para el empleo y programas que faciliten el desarrollo de habilidades para el acceso, permanencia y la construcción de trayectorias laborales para jóvenes», apuntó recientemente la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, recordando que uno de los objetivos del Ejecutivo es reducir al máximo la tasa de paro juvenil en Euskadi. Enmarcado en esa premisa nació en 2014 el programa 'Lehen Aukera' que en la edición de este año pretende brindar la oportunidad de una primera experiencia laboral a alrededor de un millar de vascos menores de 30 años.

Programa Lehen Aukera

Perfiles
Destinado a titulados vascos menores de 30 años y sin ninguna experiencia profesional previa.
Empresas
Para beneficiarse de las ayudas deben incrementar su plantilla y firmar un contrato de al menos 6 meses en prácticas.
Subvenciones
A empresas, de entre 2.800 y 4.500 euros si el contrato es en prácticas, y de 5.200 a 7.600 si es indefinido.
Objetivo
El Gobierno Vasco ha dotado la convocatoria de 2017 con 4 millones y espera que se realicen 962 contratos.

El programa ha completado un balance más que positivo en los ejercicios precedentes. Según datos del departamento de Empleo y Políticas Sociales, las convocatorias de 2015 y 2016 (esta última aún sin cerrar) contabilizan en total 1.010 empresas participantes y 1.540 contratos. Para la actual convocatoria el objetivo es alcanzar los 962 contratos. De esta forma, se llegarían a alcanzar la cifra más que respetable de 2.500 casos en los que Lanbide ha posibilitado la entrada de estos recién titulados en compañías punteras del territorio, sirviendo, en muchos casos, como fórmula indispensable para retener el talento en Euskadi gracias a la rapidez de actuación y a respaldo económico que también incluye el programa.

«Yo animaría a cualquier empresa a que contrate a jóvenes a través de este programa», afirma sin ambages Juncal de Lucas, responsable de Recursos Humanos de la compañía guipuzcoana Salto Systems. La firma tecnológica ubicada en Oiartzun ha incorporado en los últimos años a siete jóvenes a través de 'Lehen Aukera' y todos ellos continúan trabajando en la empresa. «No abunda tampoco la oferta de perfiles técnicos, por lo que esta fórmula también nos ha ayudado a incorporar jóvenes con esas cualidades», añade De Lucas.

Y es que tanto la parte contratante como la contratada se ven beneficiadas de esta fórmula, ya que, como muchos sectores ya alertaron, en Euskadi hay demanda de perfiles muy concretos o formaciones específicas. Por ello, muchas promociones de recién graduados y también de Formación Profesional tienen garantizada casi al 100% su entrada en el mercado laboral. De esta forma, desde Lanbide se puede detectar la entrada de un desempleado con un perfil muy demandado y que en pocas jornadas pueda ya ponerse en contacto con las empresas solicitantes de un trabajador con esas cualidades.

El programa 'Lehen Aukera' está dotado en esta convocatoria con un fondo de 4 millones de euros y su objetivo principal, como ya hemos señalado, es de que jóvenes menores de 30 años con formación profesional, universitaria o con certificación profesional puedan contar con una primera experiencia laboral relacionada con su titulación a través de un contrato indefinido o en prácticas.

La contratación en prácticas percibirá una subvención de entre 2.800 y 4.500 euros en función de la titulación de la persona contratada. Dichas cuantías, además, se incrementarán en un 10% si el contrato es de, al menos, 12 meses de duración. La contratación indefinida, por su parte, percibirá una subvención de entre 5.200 euros y 7.600. Las cuantías previstas se incrementarán en un 10% si los contratos se celebran con mujeres en las ocupaciones en que encuentren sub-representadas. También hay subvenciones para las entidades colaboradoras por cada contrato conformado.

Otra de las condiciones principales del programa es que las contrataciones realizadas deberán suponer la creación neta de empleo sobre la plantilla media total existente en la empresa seis meses antes de incorporarse el nuevo trabajador, por lo que así se quiere evitar la posibilidad de que una compañía se beneficie de una subvención para incorporar personal después de haber despedido a parte de sus trabajadores para aprovecharse de la coyuntura.

La remuneración bruta anual mínima para la persona trabajadora oscilará desde los 11.200 euros para los titulados en ciclos formativos de gradomedio y certificados de profesionaildad, a los 18.000 para los titulados superiores y grados universitarios.

El Gobierno Vasco, además del programa 'Lehen Aukera' tiene otras herramientas dispuestas para favorecer la transición de los jóvenes desde el sistema educativo al mundo laboral e impulsar el emprendimiento de éstos. Todos estos programas están favoreciendo a reducir la tasa de desempleo juvenil en Euskadi, que a marchas forzadas comienza a situarse cerca de la media total. Así, en el último año dicha tasa se ha reducido en siete puntos en el último año, pasando del 23,2% del segundo trimestre de 2016, al 15,9% de cierre del pasado mes de junio.

«Estos datos nos invitan a seguir trabajando en la misma línea, con especial atención al acceso al mercado laboral de nuestros jóvenes», remarca Beatriz Artolazabal, quien recuerda que todavía queda trabajo para que ambas tasas confluyan -la de paro en Euskadi se sitúa en el 11%-.

Más

Fotos

Vídeos