Productos Tubulares expondrá el martes su plan de ajuste

La dirección del grupo alavés Tubos Reunidos ha convocado a los sindicatos a una reunión el próximo martes para exponer los detalles del plan de ajuste que la compañía quiere implantar en su filial Productos Tubulares, ubicada en los municipios vizcaínos de Trapagaran y Sestao. Por otra parte, la totalidad de la plantilla de esta filial -algo más de 400 trabajadores- iniciaron ayer una huelga indefinida en señal de protesta por la decisión de la empresa de iniciar ese proceso de reestructuración.

La compañía anunció su intención de acometer este proceso tras la presentación de los resultados económicos correspondientes a 2017, que han arrojado unas pérdidas de 32,4 millones de euros. La cifra, con ser importante, es la gota que colma el vaso de una trayectoria desastrosa, ya que en los tres últimos ejercicios la compañía ha anotado 98,8 millones en pérdidas. Una cifra que junto a su elevado endeudamiento -en torno a 230 millones de euros- sitúa a la empresa al borde del abismo.

En una manifestación de intenciones genérica, el grupo fabricante de tubos sin soldadura anunció que ese plan exigirá una reducción de plantilla en la filial Productos Tubulares, la inaplicación del convenio y mayores cotas de flexibilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos