El presupuesto foral para bonificaciones fiscales supera los 2.000 millones de euros

Contribuyentes guipuzcoanos, en una oficina de Hacienda durante una pasada campaña de la renta./JOSE USOZ
Contribuyentes guipuzcoanos, en una oficina de Hacienda durante una pasada campaña de la renta. / JOSE USOZ

En un contexto sin deducciones ni exenciones, Gipuzkoa recaudaría 6.675 millones este año. A la espera del efecto de la reforma del próximo ejercicio, el 'gasto fiscal' de la Hacienda foral para 2018 se reduce un 0,6% debido sobre todo al IVA

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Existe un mundo paralelo en el que las Haciendas sueñan. Una especie de película en la que se disfrazan de Gene Kelly y cantan bajo una lluvia de euros que llega de unos impuestos de los que no se libra nadie y se exprime hasta el último céntimo. Un escenario sin exenciones fiscales, ni reducciones de bases imponibles, ni créditos fiscales ni tipos especiales. Esa dramatización a la guipuzcoana acabaría este 2018 con una recaudación por tributos que ascendería hasta los 6.675 millones de euros, una verdadera barbaridad y récord absoluto de ingresos por los siglos de los siglos (la previsión de cierre de 2017 es de 4.646,7 millones).

Pero Gipuzkoa nunca se paseará con gabardina bajo esa lluvia de millones, a no ser que quiera enfrentarse a una tormenta de críticas y manifestaciones de contribuyentes enrabietados y con facturas escandalosas en la declaración de la Renta. Por ello, año tras año la Diputación de Gipuzkoa recoge en sus cuentas un capítulo denominado Presupuesto de Gastos Fiscales (PGF), donde se incluye «la importante merma en los recursos públicos» que suponen las «exenciones, bonificaciones, reducciones y desgravaciones» en los distintos tributos.

Ese laberinto de descuentos en la factura con el fisco tanto para contribuyentes individuales como para empresas se situará este año en los 2.005,5 millones de euros según la previsión realizada por el ente foral. Eso supone que de cada 10 euros que potencialmente podría recaudar este año el fisco territorial gracias a las campañas de IRPF, Riqueza y Sociedades 2017 y al IVA, tres euros nunca se llegarán a ingresar debido a las bonificaciones fiscales de las que se benefician miles de contribuyentes. Los gastos fiscales presupuestados representan, por tanto, el 30% de los ingresos tributarios teóricos.

A grandes rasgos y a la espera de que la reforma fiscal en tramitación pueda traer algún tipo de cambio o una bajada en este PGF para 2019, el monto total para este ejercicio apenas ha sufrido variación en comparación con el pasado año. El descenso será de un 0,6% (13 millones) que se limitan a impuestos indirectos(-2,3%), ya que los directos incrementan su previsión un 1,8%. A continuación analizamos pormenorizadamente los principales descuentos por tributo.

IRPF

Los gastos fiscales por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas para 2018 asciende a 635,5 millones de euros, un 0,8% más que el pasado año. Esa cifra representa el 27,3% de los ingresos teóricos por este impuesto. Entre las deducciones principales encontramos la adquisición de vivienda habitual. En 2018, Hacienda asumirá un coste de 94,8 millones de euros en beneficios fiscales en este apartado, un 4,5% menos que el ejercicio pasado. La deducción para la adquisición de vivienda habitual es del 18%, con una deducción máxima anual de 1.530 euros.

Uno de cada tres euros de ingresos potenciales por tributos se devuelven en forma de descuentos EL GASTO ANUAL

Los incentivos a vivienda, alquiler, EPSV y planes de pensiones suman un gasto fiscal de 210 millones IRPF

Si todo se gravase con el tipo estándar del 21%, se ingresarían 1.000 millones más en Gipuzkoa IVA

En cuanto al alquiler, el presupuesto de gastos fiscales este año asciende a 30,5 millones, un 7,5% más que en 2017. La deducción por alquilar la vivienda habitual es del 20%, con un tope de 1.600 euros. En caso de menores de 30 años o familias numerosas, llega al 25% (2.000 euros). Se espera una vuelta de tuerca más en la reforma fiscal en curso, por lo que para 2019 la cuantía predestinada para esta deducción será mayor. Las cuentas vivienda (1,8 millones), el fomento de actividades económicas (1,25 millones), las actividades de mecenazgo (5,2 millones) y las cuotas sindicales (2,25 millones) completan las deducciones de la cuota.

En cuanto a las fórmulas de reducción de la base imponible, el gasto por la bonificación en los rendimientos del trabajo asciende a 258 millones. En Gipuzkoa, las personas que perciben rendimientos de trabajo pueden aplicarse una reducción de entre 3.000 y 4.650 euros, dependiendo del importe del citado rendimiento -con mejores condiciones para las personas con discapacidad-. La fórmula de tributación conjunta también supone una menor base imponible, con un gasto fiscal de 76,4 millones para Hacienda. Y en tercer lugar, los planes de pensiones y EPSV, cuya cantidad máxima de reducción es de 5.000 euros anuales por las aportaciones, 8.000 por las contribuciones y 12.000 por la suma de ambas. Este año, el gasto fiscal por estas inversiones asciende a 86,3 millones, un 1,8% más que en el ejercicio precedente.

Las exenciones cierran el capítulo del IRPF, con las pensiones de incapacidad permanente o gran invalided a la cabeza, con un coste de 33,2 millones para el fisco. Las indemnizaciones por despido, los premios de lotería hasta los 2.500 euros, los dividendos y la reinversión en vivienda habitual completan este apartado. La factura fiscal por exenciones aumenta este año un 6,6% hasta los 72,5 millones.

Riqueza

El presupuesto de gastos fiscales correspondiente al Impuesto Sobre la Riqueza y las Grandes fortunas (Impuesto de Patrimonio a partir del próximo curso) asciende a 41,8 millones de euros, un 2% más que en 2017. Esto es debido al mínimo exento -700.000 euros-, por el que el fisco guipuzcoano dejará de recaudar 35,1 millones; y el de vivienda habitual (hasta 300.000 euros), con un gasto de 6,8 millones. Es previsible que con la incorporación del escudo fiscal, el PGF del próximo año correspondiente a Patrimonio se eleve algunos puntos.

Sociedades

Los gastos fiscales por el Impuesto de Sociedades ascienden a 160,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,6% con respecto al pasado año. Esa cifra supone el 35,4% de los ingresos teóricos por este gravamen, ocho puntos más que en el caso del IRPF. El capitulo de deducciones -que también ha sido protagonista del debate sobre la reforma fiscal- acapara más de la mitad de ese gasto fiscal, en total, 88,8 millones, un 5% más que en 2017. Los incentivos a la inversión y el gasto, concretamente, supondrán a Gipuzkoa un coste fiscal de 79,4 millones (+5,1%). De esos, apenas 20 millones serán por deducciones generadas y aplicadas en el mismo ejercicio, y 59,3 millones provendrán de años anteriores.

El gasto por tipos especiales tanto en pequeñas empresas como en las micro, así como en cooperativas y en otras asciende a 29,7 millones; las correcciones de la base imponible supondrán 17,5 millones; y el ajuste al resultado contable tendrá un coste de 24,4 millones.

IVA e Impuestos Especiales

Este tributo es el que presenta una 'sangría' mayor. Por una razón sencilla, y es que se consideran como gasto fiscal las exenciones y las operaciones sometidas a un tipo de gravamen inferior al general, entendiéndose esta última como la alícuota estándar del 21%. El importe de los gastos fiscales se obtiene por la diferencia entre la recaudación prevista y los ingresos que se conseguirían en el caso de que todas la operaciones fueran gravadas al tipo general del 21%. Por tanto, el PGF del IVA para 2018 asciende a 1.064,4 millones de euros, de los que 447,1 corresponden a exenciones, 428,3 al tipo reducido y los restantes 189, al tipo superreducido.

En lo correspondiente a Impuestos Especiales, los gastos fiscales se dividen en cuatro capítulos. El gravamen sobre hidrocarburos, por el que se considera gasto los carburantes para las Fuerzas Armadas, representaciones diplomáticas o para la producción de centrales eléctricas, entre otros, supondrá un coste de 50,7 millones. El PGF sobre alcohol y bebidas derivadas alcanza los 3,2 millones, el de determinados medios de transporte, 2,7 millones, y el Impuesto sobre la Electricidad, 0,8 millones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos