CNA presenta el ERE de extinción con el que arranca un mes decisivo para Edesa Industrial

Trabajadores de Edesa en la planta de Garagartza, el viernes cuando la empresa oficializó el ERE de despido de toda la plantilla.
Trabajadores de Edesa en la planta de Garagartza, el viernes cuando la empresa oficializó el ERE de despido de toda la plantilla. / F. MORQUECHO

Los trabajadores defenderán ante la dirección de la compañía que sin ellos «no hay marca». El Gobierno Vasco se reúne con el comité y le muestra su compromiso de acompañar a la plantilla para mitigar los efectos del expediente

ALEXIS ALGABA SAN SEBASTIÁN.

Periodo de entreguerras. Así se podría denominar el capítulo que atraviesa estos días el serial de Fagor CNA, que acabará en el plazo de un mes con la defunción o la continuidad de la compañía, heredera de la cooperativa Fagor Electrodomésticos. La dirección de la empresa presentó ayer de forma oficial al comité el ERE de extinción para los 327 empleados de Edesa Industria y su filial Geyser, y le entregó la documentación correspondiente a los resultados consolidados de la firma para que puedan analizarlos y, si se deciden por ello, presentar en el plazo de 72 horas un informe no vinculante. Además, el comité deberá fijar su representación en la mesa negociadora del expediente. La siguiente cita, en la que ya se comenzará a negociar el planteamiento extremo de la empresa, será este mismo jueves, cuando comenzarán a ponerse ya de forma decidida las cartas sobre la mesa.

Antes de llegar a ese nuevo encuentro, el comité trasladará hoy a los empleados en una nueva asamblea los puntos más importantes de la presentación de ERE, e iniciarán el estudio de la información que ha sido facilitada por la dirección de Cata. El comité tiene claro que su objetivo es poder llegar a negociar «un plan industrial que contemple sacar adelante todo el proyecto de Edesa Industrial». Para ello ponen una premisa por delante de todo: «Sin plantilla, no hay marca». Esto es, si no hay actividad y trabajadores detrás del proyecto de la firma catalana, ésta no tendrá la posibilidad de utilizar la marca Fagor para comercializar sus productos.

La compañía no comunicó expresamente al comité que baraje un plazo concreto para que se pueda alcanzar un posible acuerdo, aunque la amenaza de la entrada en concurso de acreedores pende sobre Fagor CNA una vez concluya a finales de mes el plazo del preconcurso. «Que sea rápido les interesa a ellos, pero no nos han dado un plazo concreto», señalaban ayer desde el comité. Por tanto, no es descartable que los 30 días del proceso negociador abierto ayer se terminen por cumplir.

Encuentro con Tapia

A la espera de que llegue ese primer encuentro negociador, el comité se reunió ayer tarde en Bilbao con la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia. El encuentro había sido solicitado por los representantes de los trabajadores, ya que desde que se anunciase el primer plan de Cata, no habían podido mantener una reunión con la consejera y su equipo.

El Gobierno Vasco mostró su respaldo a la plantilla y su disposición a trabajar conjuntamente con ella una vez termine la negociación del ERE y se conozca cuál va a ser el futuro de la compañía y el de los 327 empleados que la componen. Tapia puso sobre la mesa las herramientas que están disponibles para los trabajadores una vez se resuelva el proceso y que deben tratar de mitigar los efectos que conllevaría el despido colectivo de buena parte de los operarios.

Más

Fotos

Vídeos