UGT pide una subida de al menos el 3% para 2018

Es un clamor generalizado. Hay que subir los salarios. Lo dice el propio Gobierno y lo apuntan también organismos internacionales tan influyentes como el BCE, la OCDE, el FMI o ayer la Comisión Europea. «Se ha convertido en una exigencia económica y social innegable para todo el mundo... menos para la patronal». Así lo denunció ayer UGT, que adelantó que planteará en la mesa de la negociación colectiva una subida salarial de partida para 2018 en torno al 3%. Exigirá, además, la inclusión de cláusulas de garantía salarial en todos los convenios, esto es, vincularlos a la inflación para impedir que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Pero ésta última fue precisamente la verdadera línea roja por la que este año no se llegó a un pacto, ya que los empresarios la rechazan de forma tajante. Así, el acuerdo se antoja de inicio más que difícil para una negociación que ni siquiera ha comenzado. Y es que aparte del escollo de la cláusula, el sindicato liderado por Pepe Álvarez quiere que el máximo de subida que plantearon para 2017 se convierta en el mínimo para 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos