El FMI pide más ajustes pese al «impresionante» crecimiento de España

El ministro de Economía, Luis de Guindos, y la directora del FMI, Christine Lagarde. / Efe I Atlas

Advierte de que no hay margen para bajar impuestos ni revalorizar las pensiones con el IPC, y cree que el rescate del Popular ha eliminado una fuente de incertidumbre

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Una de cal y otra de arena. Los 'hombres de negro' del Fondo Monetario Internacional (FMI) han aconsejado a España que no caiga en la complacencia y que continúe con las reformas estructurales que el Gobierno acometió hasta 2015, y que ahora se encuentran prácticamente paralizadas. Así lo indica la Declaración de la Misión del FMI que acaba de hacer pública en la que reconoce, al mismo tiempo, que el ritmo de expansión económica y de creación de empleo es directamente "impresionante".

Los expertos del FMI reconocen que la recuperación se mantiene "fuerte" y recuerda que ya van cuatro años seguidos sin parar de crecer, gracias al consumo de las familias, la inversión de las empresas y la aportación de la exportaciones comerciales. Pero avisa de que "ahora que madura esa recuperación, es momento de abordar" los problemas relacionados con la deuda pública y el paro estructural, así como de culminar el ajuste bancario. Si no lo hace "la economía seguiría siendo vulnerable a turbulencias, con el riesgo de dejar atrás a algunos segmentos de la población".

El organismo, que anticipa un crecimiento del 3,1% del PIB para este ejercicio, e incluso en una mayor proporción, apunta a la "elevada" tasa de deuda pública como uno de los males endémicos de la economía. De hecho, el endeudamiento de las Administraciones ha vuelto a superar el 100% del PIB hasta mayo, según el dato avanzado hoy por el Banco de España. Esos compromisos frente a los acreedores son los que impiden que el Gobierno pueda acometer una rebaja de impuestos. "Hay poco margen para que la política fiscal pueda responder a las turbulencias", indica el informe del FMI. Por eso, más que reducir tributos, como tiene previsto el Ejecutivo tras el acuerdo alcanzado con Ciudadanos para recortar el IRPF a las rentas inferiores a 14.000 euros, insiste en elevar el IVA al 21% para determinados tipos de productos y servicios, hasta ahora gravados a tipos reducidos o superreducidos. También aconseja elevar los impuestos y tasas medioambientales a la media de la Unión Europea.

En el campo de las pensiones, el organismo financiero, cuya directora gerente es Christine Lagarde, rechaza de plano una de las principales reivindicaciones de los sindicatos y parte de los grupos de la oposición: la revalorización de las pensiones en función de la inflación. Para el FMI, este tipo de medidas "deben evitarse", y lo que debe hacer el Gobierno es "aplicar las reformas en su totalidad", refiriéndose a las dos modificaciones de la Ley de la Seguridad Social aprobadas en 2011 y 2013. Por ello, insiste en prolongar la vida laboral y fomentar el ahorro complementario.

También aconseja "mayor flexibilidad" en el mercado de trabajo, para que las condiciones de cada puesto se establezcan "con arreglo a las características específicas" de la empresa y de las funciones del trabajador. Porque los 'hombres de negro' consideran que, aunque se ha reducido el paro hasta el 18,8% en el primer trimestre, sigue siendo una de las tasas más altas de la UE.

El informe del FMI también incluye las conclusiones del Programa de Evaluación del Sector Financiero, en el que recomienda a la banca atajar las debilidades que aún arrastra de la crisis, prepararse para manejar mejor cualquier turbulencia futura y fortalecer su marco institucional.

El informe del FMI también alaba el rescate que hace un mes se realizó sobre el Banco Popular, al considerarlo como una "rápida resolución de un banco sistémico", lo que "eliminó una fuente de incertidumbre" en el sistema financiero español.

El organismo aclara que, a pesar del avance en el desagüe de los activos tóxicos inmobiliarios, las entidades tienen que "analizar minuciosamente" la valoración de esos bienes "llevando a cabo acciones de supervisión".

Además, aconseja "acumular más reservas de capital", así como "realizar más esfuerzos" en un proceso de consolidación que, considera, aún no ha terminado. Todo ello para "estar preparados" ante una eventual liquidación de la actual política monetaria del BCE, de la que se están beneficiando, a pesar de los tipos de interés en mínimos históricos. Por último, pide establecer un Consejo de Riesgo Sistémico que vigile determinadas políticas bancarias que puedan suponer un riesgo en el futuro, como ocurrió antes de la crisis económica con el 'boom' inmobiliario. Por eso, aconseja usar herramientas para establecer límites en el importe de los préstamos hipotecarios concedidos con respecto al valor de tasación del inmueble, uno de los talones de Aquiles que ahora aquejan a las entidades.

Fotos

Vídeos