Los pensionistas vascos recibirán 40,6 millones adicionales este año con las mejoras del Gobierno

Concentración de pensionistas en la plaza Unzaga de Eibar el pasado 26 de marzo./FELIX MORQUECHO
Concentración de pensionistas en la plaza Unzaga de Eibar el pasado 26 de marzo. / FELIX MORQUECHO

Un total de 244.561 pensiones verán elevada su cuantía si salen adelante las medidas incluidas en los Presupuestos. Las prestaciones mínimas se llevarán 15,22 millones extra, mientras que las pensiones de viudedad vascas serán las que más suban de todo el Estado

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN

. Las movilizaciones de los pensionistas han obligado al Estado a mover ficha y a plantear en los Presupuestos de este año unas subidas mayores que el 0,25% fijado por ley para mejorar su poder adquisitivo. Unos incrementos -sujetos a la aprobación de las cuentas- que beneficiarán sobre todo a las pensiones más bajas y a las de viudedad, ya que sus perceptores son los que más dificultades tienen para llegar a final de mes, y más después de cuatro años consecutivos en los que las prestaciones se han elevado ese cuarto de punto.

Una situación que se ha agravado cuando la inflación ha escalado más que las pensiones. Y es que tras la última reforma, que data de 2013, la legislación establece que solo se revalorizarán un 0,25% mientras persista el déficit del sistema. Una situación que no variará en muchos años salvo que se adopten medidas contundentes. De hecho, el Gobierno ya está barajando la posibilidad de sacar del sistema de la Seguridad Social todos aquellos gastos no contributivos, lo que permitiría incluso volver al superávit y subir las pensiones por encima del IPC. Pero esa cuestión se tendrá que debatir en el Pacto de Toledo y llevará bastante tiempo.

La cifra

247,2
euros al año mejorarán las cuantías de las pensiones de viudedad vascas, la cifra más alta del Estado. En Euskadi se beneficiarán un total de 32.200 pensiones de viudedad, el 24% del total. Y es que tan solo afecta a las viudas con 65 años o más que no tengan ninguna otra fuente de ingresos.

Mientras tanto, el Gobierno no es ajeno al clamor que ha llenado las calles de todo el Estado en las últimas semanas, con miles y miles de pensionistas exigiendo una subida ligada al IPC, como ocurría anteriormente. El hecho de que 2019 sea un año electoral también ha pesado, ya que los pensionistas han puesto el foco en los partidos y les advierten de que no tendrán su voto.

Sea de una manera o de otra, el Ejecutivo ha decidido ofrecer este año un 'caramelo' a los pensionistas y estos esperan que incluso el próximo ejercicio haya nuevos aumentos por encima de lo fijado por ley. Pero muchos de ellos no se dejan seducir por lo que califican de «unos cantos de sirena» que no satisfacen sus demandas.

En cualquier caso, esta propuesta del Ejecutivo afectará en el conjunto del Estado prácticamente a tres de cada cuatro pensionistas -5.750.000 de los 9,5 millones- y tendrá un impacto económico extra de 1.097 millones. ¿Pero cuánto de ese maná, que los pensionistas ven todavía «claramente insuficiente» llegará al País Vasco? Ni más ni menos que 40,6 millones, según cuantifica la Delegación de Gobierno en Euskadi. Y se verán beneficiadas un total de 244.561 pensiones -hay que recordar que hay más pensiones que pensionistas porque algunos perciben más de una-, lo que implica el 44,56% del total.

Las medidas incluidas en el proyecto de Presupuestos contemplan un incremento del 3% para las pensiones no contributivas, al igual que para las mínimas. Asimismo, quienes perciben entre 700 y 800 euros verán incrementada su prestación un 1,5%, y las pensiones que oscilan entre los 700 y los 860 euros se elevarán un 1%. Además, la base reguladora de la pensión de viudedad subirá del 52% al 54%, aunque esta medida se estima que entre en vigor en el segundo semestre de este año.

Queda pendiente el incremento hasta el 60% de la base reguladora establecido en la reforma de 2011 y todavía sin implementar, aunque ya está recogido para 2019 en un Real Decreto pendiente de aprobación.

66.099 pensiones mínimas

De todas las medidas contempladas la que tendrá un mayor impacto en la CAV en lo que respecta a la cuantía económica será la que registren las mínimas. En concreto, requerirán un aporte extra de 15,22 millones de euros en este ejercicio, ya que las 66.099 pensiones más bajas se incrementarán una media de 230,26 euros al año.

Las 70.840 pensiones que están por debajo de los 700 euros al mes verán mejorada la prestación anual en 123,94 euros, lo que supondrá para el Estado una factura añadida de 8,78 millones. Y aquellas que están entre los 700 y 860 euros se incrementarán 88,8 euros más al año, lo que implica 4,61 millones para la Seguridad Social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos