Los pensionistas vascos mantienen el pulso

Centenares de pensionistas se congregaron ayer en Irun como todos los lunes para reclamar unas pensiones dignas. / F. DE LA HERA
Centenares de pensionistas se congregaron ayer en Irun como todos los lunes para reclamar unas pensiones dignas. / F. DE LA HERA

Volvieron a concentrarse ayer para coger impulso de cara a la gran movilización del próximo sábado

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN

. Los pensionistas guipuzcoanos y vascos mantienen el pulso de cara a la gran movilización que han convocado este sábado en las tres capitales de Euskadi y para la que esperan concitar una mayor participación que la recabada el pasado 22 de febrero. De hecho, en Gipukoa todas las plataformas irán en esta ocasión de la mano bajo una única pancarta y un manifiesto que presentarán hoy.

Como es habitual, ayer se volvieron a concentrar en las plazas y frente a los ayuntamientos de diversas localidades para reclamar unas pensiones dignas y que las prestaciones se revaloricen al ritmo de la inflación y no el 0,25% aprobado para este año por el Gobierno central por quinto ejercicio consecutivo.

En Irun -también hubo protestas en Azpeitia, Zarautz, Zumaia, Hernani, Arrasate, Legazpi, Aretxabaleta, Eskoriatza, Zumarraga o Lasarte, entre otras localidades- fueron varios cientos las personas que se congregaron como todos los lunes en la plaza San Juan, para mantener viva la llama de las reivindicaciones y buscando calentar motores de cara a la manifestación que se desarrollará el sábado en Donostia y que partirá a las seis de la tarde desde Alderdi Eder.

La convocatoria la realizan Agijupens y la Plataforma de Mayores de Gipuzkoa (PAMG), que aglutina a Nagusilan, Helduak Adi, Duintasuna, Gepe, Fevaas Gipuzkoa, Pensionistas Txingudi (Irun), Appetol (Tolosaldea) y Appebade (Eibar).

También se han sumado a la movilización los sindicatos vascos. CC OO y UGT anunciaron la pasada semana que se adherían a las distintas protestas y ayer hicieron lo mismo ELA y LAB. La central nacionalista recordó que la Comisión Europea «ha reconocido que las reformas de 2011 y 2013 han supuesto un recorte del gasto en pensiones valorado en 25.000 millones, lo que supone -según la Comisión- un 'efecto negativo en los estándares de vida de la población mayor». Pero añade, que lejos de plantear un cambio en las políticas, insisten en los ajustes, los recortes y en continuar con las reformas.

ELA subraya que el debate sobre pensiones es un «debate sobre el reparto de la riqueza y, sin duda, el nivel de riqueza existente en nuestra sociedad permite mejorar las pensiones». LAB incide en la misma línea y además reclama unas pensions mínimas de 1.080 euros y «un sistema propio de protección y Seguridad Social que las garantice ahora y en el futuro».

Estas reclamaciones se escucharon también ayer en Bilbao, donde varios miles de personas se concentraron ante el Ayuntamiento de la capital vizcaína. Alli se han fijado como reto para este sábado multiplicar la cifra de participantes que tuvo la anterior manifestación, que con 35.000 personas fue la más numerosa de todo el Estado.

«No pararemos hasta conseguir nuestro objetivo», fue uno de los mensajes más repetidos ayer en Bilbao. De hecho, los organizadores se comprometieron a seguir acudiendo a su cita semanal, «por mucho que Rajoy desvele en su comparecencia en el Congreso de mañana un hipotético plan para revalorizar las pensiones en base al IPC».

Desde el PP aseguraron ayer que el presidente del Gobierno planteará en el Congreso despolitizar las pensiones y devolver el debate al Pacto de Toledo. Por su parte, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, afirmó que «los pensionistas son personas, no votos, y hay que darles tranquilidad», para señalar a continuación que el sistema de pensiones tiene un problema «puntual por la pérdida de cuatro millones de empleos durante la crisis». El exministro de Economía, Luis de Guindos, también terció ayer en el debate y desveló apocalítico que en el caso de España hubiera tenido que ser rescatada por la UE en el fragor de la crisis en 2012, las pensiones habrían sufrido un recorte del 10%.

Desde la oposición, y de cara al debate del miércoles, el PSOE tiene «pocas esperanzas» en las propuestas de Rajoy, mientras que desde Podemos se reclama a Ciudadanos que levante el veto a la revalorización de las pensiones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos