Los pensionistas vascos dilucidan hoy la fecha de la gran movilización de mayo

Movilizaciones semanales para conseguir unas pensiones dignas y el mantenimiento del sistema público de pensiones./EFE
Movilizaciones semanales para conseguir unas pensiones dignas y el mantenimiento del sistema público de pensiones. / EFE

La plataforma de Bizkaia se suma a la protesta estatal convocada para el 5 de mayo y plantea otra para el 26, mientras que los guipuzcoanos apuestan por el día 19

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

Los pensionistas pretenden seguir presionando al Gobierno central con nuevas movilizaciones antes de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, que pasarán su último test en el Parlamento el 22 y 23 de mayo.

De hecho, la Coordinadora Estatal de Pensionistas ya ha convocado otra gran marcha en todo el Estado para el 5 de mayo, una protesta a la que se han adherido también los pensionistas de Bizkaia.

Esta convocatoria ha saltado justo cuando los plataformas de Euskadi tratan de establecer una fecha para realizar una gran manifestación en el País Vasco y Navarra en torno a la aprobación de las cuentas públicas. Las asociaciones de los cuatro territorios se reunirán hoy en Vitoria para dilucidar la fecha. Aunque las agrupaciones guipuzcoanas se decantan por llevarla a cabo antes de que se aprueben los Presupuestos; es decir, el 19 de mayo, la de Bizkaia es partidaria de hacerlo justo después, el fin se semana siguiente; es decir, el 26, «como respuesta a su aprobación», según indicó ayer uno de sus portavoces, Victor Etayo.

LAS CLAVES

COORDINACIÓN
Las asociaciones de Euskadi y Navarra tratarán de crear una plataforma conjunta
COMPARECENCIA PARLAMENTARIA
Pensionistas vascos reprochan a la Cámara que «no dé respuesta» a sus reclamaciones

La plataforma de Bizkaia considera que la del 5 de mayo «serviría para presionar». Además, pretende que el resto del Estado también se sume a la del día 26. Esta es la propuesta que lleva a la reunión de hoy.

El encuentro también servirá para tratar de aunar todas las plataformas de Euskadi y Navarra y crear una de Euskal Herria para tener una mayor coordinación y consensuar las respuestas que se den a partir de ahora, ya que entienden que la «batalla va a ser larga».

Los pensionistas han hecho suya la calle y no están dispuestos a abandonarla hasta lograr sus objetivos, que pasan por la defensa del sistema público de pensiones, por unas prestaciones dignas que se revaloricen en consonancia con el IPC y no solo el 0,25%, y una pensión mínima de 1.080 euros.

Estas también fueron las reclamaciones que realizó ayer una plataforma de pensionistas en la Comisión de Empleo, Políticas Sociales y Juventud del Parlamento Vasco, que acusó a la Cámara de «no dar respuesta a sus demandas». Y es que reprocharon al Parlamento que no se aprobara un complemento de las pensiones hasta los 1.080 euros. En su opinión, los argumentos utilizados por los grupos parlamentarios que votaron en contra son «inaceptables, ya que la falta de competencias alegada no exime a los parlamentarios vascos de su responsabilidad». Esta agrupación reclamó también la transferencia completa a Euskadi del sistema de pensiones, una propuesta que solo fue respaldada por EH Bildu. La plataforma consideró que hace falta «valentía política». El Parlamento «no puede quedarse parado ante esta situación de pobreza», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos