Las prestaciones pagadas por las EPSV en 2017 sumaron 835 millones de euros

El patrimonio total que atesoran las entidades vascas de previsión complementaria se acerca ya a los 25.000 millones de euros

J. DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

Cuando la sostenibilidad del sistema público de pensiones español está más que entredicho, y los pensionistas y jubilados de todo el país han tomado las calles para dar a conocer su preocupación por la escasa revaloración de sus pagas y hasta por la eventual existencia de las que se deban pagar en el futuro, Euskadi saca pecho gracias a su particular sistema de las Entidades de Previsión Social Voluntaria. Las conocidas como EPSV.

Y es que, cuando en el Estado el debate se centra en cómo alimentar a la Seguridad Social o en qué fórmulas utilizar para insuflar dinero a una siempre menguante hucha de las pensiones, el sistema vasco de complementos a las prestaciones públicas se erige como una alternativa a, al menos, analizar.

Según datos de la Federación de EPSV de Euskadi, las prestaciones satisfechas el año pasado superaron los 835 millones de euros. Una cantidad que, resaltó la institución, «refuerza la labor de protección social de entas entidades de previsión».

«No en vano -resaltaron las mismas fuentes-, las EPSV de Euskadi han abonado a sus personas socias y beneficiarias más de 4.600 millones de euros en los últimos cinco ejercicios».

La Federación de EPSV de Euskadi tiene previsto ofrecer mañana el detalle de los números correspondientes al ejercicio de 2017. Allí se anunciará, según ha podido saber DV, cómo el patrimonio total de la previsión social de Euskadi se acerca ya a los 25.000 millones de euros, lo que supone un repunte interanual de más de 600 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos