El poder adquisitivo de la prestación media en Euskadi ha caído 427 euros mensuales desde 2011

Un informe de AFI para la patronal de seguros calcula que una persona de 67 años que se jubilara ahora necesitaría un ahorro de 78.300 euros para compensar esa pérdida

ERLANTZ GUDE BILBAO.

La pérdida de poder adquisitivo de un vasco que accede hoy al sistema de pensiones asciende a 427 euros mensuales. La cifra es sensiblemente superior a los 345 euros a escala estatal, aunque la comunidad autónoma goza de las prestaciones más altas del país. Son datos que se desprenden del informe desgranado ayer en Bilbao por la consultora Analistas Financieros Internaciones (AFI), con el fin de clarificar el impacto de las reformas de 2011 y 2013, en un acto auspiciado por la patronal del seguro -Unespa-.

El texto ofrece un dato demoledor para las perspectivas económicas de los mayores, en caso de no corregirse la actual revalorización anual del 0,25%, que tanto indigna al colectivo, en pie de guerra. Si bien el sistema contempla que el aumento de las prestaciones podría equipararse al IPC, más un 0,5% adicional, este escenario solo sería factible si las arcas de la Seguridad Social se saneasen, lo que la actual tendencia imposibilita, sostiene el documento.

Así, AFI se centra en diseccionar la figura de las rentas vitalicias como alternativa para recuperar el poder adquisitivo. Se trata de un producto que en España ha seducido a más de 2,2 millones de personas -incluyendo una herramienta similar: las rentas temporales-. ¿En qué consisten las vitalicias? En que los beneficiarios dedican parte importante de sus ahorros a un seguro por el que reciben una retribución mensual.

Prima de 78.300 euros

Al margen de las cláusulas que estipule cada aseguradora -obligadas desde este año a informar de los riesgos de la inversión-, si los beneficiarios pactan una mensualidad baja, él o sus herederos tienen la opción de rescatar todo o gran parte del dinero. En caso de fallecimiento, también se puede derivar la asignación mensual a la pareja.

¿Qué cantidad debería abonar un pensionista vasco para ingresar la pensión que ha dejado de percibir? Un individuo de 67 años -edad de jubilación a partir de 2027- tendría que pagar una prima de algo más de 78.300 euros, que, en el contexto estatal, se reduciría a unos 63.400 euros. Pero el valor del patrimonio de los mayores vascos es ampliamente mayor a la media española.

¿Cómo grava Hacienda las ganancias patrimoniales que se pretenden destinar a una renta vitalicia? Con la reforma de la ley del IRPF de 2014, quedan exentas si el dinero -hasta 240.000 euros- se dedica a este producto. Eso sí, el titular y contratante de la póliza debe tener al menos 65 años. A cierre de 2017, eran casi 18.000 los mayores de 65 años que habían convertido su patrimonio en renta vitalicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos