«Los pensionistas deberían estar en las mesas donde se tratan estos temas»

-Durante la manifestación del día 22 se oyeron muchas voces reclamando un partido de los pensionistas. ¿Creen que sería una buena solución para defender sus reivindicaciones?

-M. O.:No creo en un Gobierno de octogenarios capaz de llevar adelante este país con visión de poder solucionar otros muchos problemas de la sociedad.

-J. R.: Los jubilados deberían estar en las mesas donde se tratan estos temas. En los ayuntamientos debería haber una concejalía de mayores, en la Diputación también. Hay un Consejo de Mayores, que se concibió como asesores, pero no funciona. Debería ser un Departamento como otro cualquiera y el diputado, una persona mayor, sin sueldo, por supuesto. Tendría que ocurrir lo mismo en el Gobierno Vasco, donde debería haber un consejero del ramo. Y a nivel del Estado, un ministerio.

«Con los Consejos Comarcales de Mayores se puede trabajar junto con las instituciones»Los portavoces discrepan respecto a la viabilidad de un sistema vasco de pensiones

Los portavoces discrepan respecto a la viabilidad de un sistema vasco de pensiones

-F. A.: Un partido no sería algo útil a los pensionistas. Porque más allá de las pensiones hay otras cuestiones que nos incumben, como la Sanidad, los Servicios Públicos, la dependencia... Formamos parte de una sociedad. Tenemos que plantearlo en un entorno social donde las personas tengan sus derechos básicos garantizados. Pero tenemos que ir lo más unidos posibles. Ese es el camino.

-M. O.: Hay otra cuestión que no hemos mencionado antes, como es el destope de las cotizaciones. Ahora los que ganan más de 2.700 euros solo cotizan hasta esa cifra. Esos que son los que más ganan se pueden permitir además un plan privado de pensiones. Respecto al Consejo de Mayores, ha venido funcionando en diversos ayuntamientos. Se quedó paralizado y ahora está en marcha en unos pocos, como Azpeitia, Eibar, Zarautz, Errenteria, Irun.. Por su parte, la Diputación tiene paralizada la creación de los Consejos comarcales de Mayores. Hubo un proceso participativo en otoño. Se quedó en que se pondría en marcha antes de Navidades, pero no se han hecho ni los talleres. Y en lo que respecta al Gobierno Vasco, ya tiene muchos foros donde trabajar estas cuestiones. Con los consejos comarcales se pueden recoger muchas propuestas y hacer un trabajo conjunto.

-¿Sería viable un sistema vasco de pensiones como propugnan algunos?

-J. R.: Algunos entendidos dicen que no sería viable. En Euskadi, el sistema tiene déficit. No habría dinero para pagar todas las pensiones. No me agarro a un árbol que no se va a sostener.

-M. O.: Hay otros especialistas, catedráticos y profesores de la UPV, que dicen que sí es viable un sistema vasco de protección y seguridad social. Sería bueno que el Gobierno Vasco tuviera la competencia plena. Se podría trabajar desde aquí, y no solo gestionar el régimen económico, sino también tener la posibilidad de legislar. Cuando planteábamos lo de la pensión mínima de 1.080 euros incluía la propuesta de que se pudiera realizar a través de las competencias que tiene el Gobierno Vasco. Así, mientras no exista una legislación que cubra esa pensión mínima habría que completarla a través de la RGI. Nuestra propuesta es que se haga de forma progresiva en varios años. El primero se garantizaría hasta los 600 euros, el segundo hasta los 800 euros, el tercero hasta los 1.000 y en el cuarto se llegaría a los 1.080. Y desde ese momento con el sistema de la Carta Social Europea, es decir, que la pensión mínima suponga el 90% del Salario Mínimo. Pero insisto, para ello, hay que hablar de fiscalidad, de subida de salarios, como ha defendido otra vez esta semana el consejero Azpiazu.

-F. A.: En nuestro caso, como hemos señalado antes, buscamos lo que nos una. En nuestra asociación hay diferentes opiniones. Nosotros también defendemos lo de una pensión mínima, que se podría alcanzar paulatinamente. Lo que tenemos claro es que mientras exista el Estado español somos partidarios de mantener la solidaridad entre todo el Estado, dentro de la singularidad guipuzcoana y vasca.

-M. O.: Nosotros defendemos que esa pensión mínima se tiene que ajustar a la realidad vasca, al nivel salarial de aquí, que no es el mismo que el del resto del Estado

-F. A.: Estoy totalmente de acuerdo en que el cálculo de la pensión mínima se tiene que hacer desde la realidad salarial vasca, cogiendo como base la fórmula que establece la Carta Social Europea.

-M. O.: No creemos que es insolidario que Euskadi tenga la competencia completa de la Seguridad Social. Hay otra cuestión que quería destacar y es que hay más de15.000 pensionistas que tienen que recurrir a la RGI para completar sus pensiones, como publicó DV. De hecho, una cuarta parte de los que recurren a la RGI son pensionistas. Esta es una de las realidades que nos ha dejado la crisis. Y además, la RGI estaría por debajo de lo que Europa considera umbral de la pobreza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos