ELA pedirá una reunión al Gobierno Vasco para abordar la brecha salarial

P. A. SAN SEBASTIÁN.

Aunque ELA decidió desde el principio no participar en el foro sobre la brecha salarial constituida entre el Gobierno Vasco, Confebask y los sindictos -LAB también se descolgó tras la primera reunión y la tercera tendrá lugar pasado mañana- por considerarla un «sucedáneo» de la mesa de diálago social, la central nacionalista no quiere quedarse al margen de una realidad que supone que las mujeres cobran de media un 24,29% menos que los hombres, es decir, 7.552 euros. Por ello, solicitará una reunión al Gobierno Vasco en la que expondrá 32 medidas contra la brecha salarial. Entre ellas destacan un cambio de estatus en Emakunde para que dependa al igual que el Ararteko del Parlamento Vasco en lugar del Ejecutivo, «porque hace que no tenga autonomía y objetividad». También plantea que en las subcontratas de las administraciones se garantice un salario mínimo de 1.200 euros.

Estas propuestas fueron dadas a conocer ayer por las responsables del área de igualdad de género, Leire Txakartegi y Jone Bengoetxea, y la de la federación de Servicios de ELA, Mirari Irure.

Otra de las medidas que propone la central nacionalista es la creación de un certificado que garantice que las empresas que optan a un contrato con la administración cumplen las políticas de igualdad. Asimismo, demanda medios suficientes para hacer frente a las situaciones de acoso sexual o por razón de sexo que las mujeres sufren en el trabajo.

El sindicato reclama políticas en favor del empleo de calidad y en especial en los sectores precarios feminizados. También considera que la Inspección de Trabajo debería imponer «sanciones ejemplarizantes». ELA exige, asimismo, garantizar condiciones iguales en trabajos comparables a los que desempeñan los hombres, destinando para ello la financiación correspondiente y en ámbitos en los que la comparación no sea posible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos