El actual sistema empobrece a todos los pensionistas, dice el Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo,Francisco FernándezMarugán, tras entregar ayera la presidenta delCongreso, Ana Pastor, el informe anual de la institución. / EP
El Defensor del Pueblo,Francisco FernándezMarugán, tras entregar ayera la presidenta delCongreso, Ana Pastor, el informe anual de la institución. / EP

Asegura que la bonanza económica no será suficiente para garantizar unas prestaciones que «cuasi congeladas» rozan la inconstitucionalidad

JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

El Informe Anual 2017 del Defensor del Pueblo, dado a conocer ayer por el titular del organismo, el exdiputado socialista Francisco Fernández Marguán, supuso un severo varapalo a las tesis defendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy en la batalla abierta con los pensionistas y, además, un reconocimiento a la debilidad de ese colectivo, atenazado por un mecanismo de revalorización de sus prestaciones que -apunta el documento- de alguna manera puede rozar la inconstitucionalidad.

«La búsqueda del equilibrio presupuestario en las actuales circunstancias (y las venideras) permiten anticipar una 'cuasi congelación' de las pensiones -el incremento mínimo legal del 0,25%- durante años. Y el problema es que, una vez recuperada la inflación, la fórmula ha de suponer un empobrecimiento constante de todos los pensionistas», sentencia Fernández Marugan en un informe durísimo.

Y añade, al hilo del tan protestado 0,25%, que el mecanismo «podría suscitar dudas con la previsión constitucional que insta a los poderes públicos a garantizar mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad», en alusión al artículo 50 de la Constitución.

En un repaso de lo que el Defensor del Pueblo entiende como debilidades del sistema de pensiones, la institución se refiere también a «la modesta cuantía de las prestaciones». El 60% -recuerda- no supera los 800 euros mensuales, y la media se sitúa en 925. «Tales cifras permiten alertar de que algunos indicadores comparados sobre la generosidad de nuestras pensiones ofrecen una fotografía del sistema algo distorsionada», añade.

Brecha de género

Junto a esto, el Defensor del Pueblo llama la atención sobre la brecha de género que también existe, y con una virulencia notable, en el asunto de las pensiones. «El índice de cobertura de las mujeres es sensiblemente menor: el porcentaje de mujeres con derecho a una pensión entre 60 y 79 años es un 13% inferior al de los hombres; y, algo aún más preocupante, la proporción de féminas que acceden a una prestación de jubilación es un 40% inferior», resalta el orrganismo, que subraya que la distancia en la cuantía media es también del 40%.

El Defensor del Pueblo, que el año pasado recibió casi 45.000 peticiones para la convocatoria de un referéndum que garantizara el carácter público y la revaloración automática de las pensiones, subrayó que «lo más urgente» es corregir el déficit del sistema, que no deja de crecer.

Es este último, resalta el dosier presentado por Fernández Marugan, un aspecto que «genera una extraordinaria incertidumbre a los pensionistas y al conjunto de la sociedad». A pesar del repunte del PIB en los últimos cuatro años y a la «vigorosa» creación de empleo, con lo que eso tiene de recuperación de cotizantes a la Seguridad Social, apunta el trabajo, el 'agujero' se ha ido agrandando hasta superar los 18.700 millones en 2016. La cifra, añade, se ha «estabilizado» en 18.800 este año.

«La magnitud del desequilibrio en en los años venideros sigue sienso preocupante, y exige la adopción de medidas cuya efectividad dependerá de un diagóstico adecuado», apunta. Eso sí, subraya, «parece difícil lograr el reequilibrio con la recuperación de los empleos perdidos en los años más duros de la crisis y una progresiva mejora de las condiciones salariales». En este punto, y sin prejuzgar, sugiere dos 'soluciones': endeudarse o incrementar las cotizaciones o la aportación del Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos