El Parlamento Vasco rechaza pedir la anulación del acuerdo entre el Gobierno y Confebask

Imagen de archivo de un pleno del Parlamento Vasco. /
Imagen de archivo de un pleno del Parlamento Vasco.

Elkarrekin Podemos ha llevado a la Cámara la situación de la Mesa de Diálogo Social con una iniciativa en la que solicitaba al Gobierno que anulara el acuerdo con Confebask como pedían los sindicatos

AFENCIAS

El Parlamento Vasco ha rechazado este jueves --con el voto negativo de PSE , PNV y PP y la abstención de EH Bildu--, solicitar al Gobierno Vasco la anulación del acuerdo firmado entre el Ejecutivo autonómico y Confebask en materia de empleo, que ha provocado que CCOO y UGT abandonen la Mesa de Diálogo Social.

En el último pleno de control al Gobierno Vasco celebrado en la Cámara, el lehendakari, Iñigo Urkullu, dijo que reconocía y asumía el «error» de no «haber compartido» de «manera suficiente» con agentes sociales y sindicatos el citado acuerdo.

Elkarrekin Podemos ha llevado a la Cámara la situación de la Mesa de Diálogo Social con una iniciativa en la que solicitaba al Gobierno que anulara el acuerdo con Confebask como pedían los sindicatos, pero su propuesta no ha conseguido el apoyo de ningún grupo. Los grupos han rechazado también el texto presentado por EH Bildu con el que solicitaban poner fin a la mesa de diálogo social y crear un nuevo órgano de negociación.

El texto que ha salido adelante ha sido el presentado por PNV y PSE que ha recibido el rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos y la abstención del PP. En el mismo, el Parlamento Vasco manifiesta su compromiso «en favor del diálogo y la concertación social».

Además, considera que es «imprescindible» que los agentes sociales, participen en espacios de debate y decisión sobre políticas públicas, en especial en el ámbito sociolaboral. En consecuencia insta a todos los agentes sociales, tanto sindicales como empresariales, y al Gobierno Vasco a adoptar las «decisiones necesarias» para que las organizaciones sindicales «consideren oportuna» su participación en dichos ámbitos.

También pide al Departamento de Justicia y Trabajo a consensuar y aprobar la normativa que regule las funciones, contenidos y metodología de trabajo de la Mesa de Dialogo Social e insta al Gobierno a remitir a la Mesa de Dialogo Social, el contenido del Acuerdo Marco de colaboración por el empleo y la cualificación en Euskadi 2018-2020.

El debate

Durante el debate, el parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández ha denunciado que con esta firma, el Gobierno Vasco ha «despreciado el diálogo social» y ha dado «una patada» a CC.OO. y UGT. Asimismo, ha criticado que el gobierno no muestra «ningún tipo de autocrítica» por la ausencia de los sindicatos en la mesa. «Nos parece muy grave esta situación», ha insistido.

Hernández cree que «echar para atrás» este acuerdo con Confebask es «absolutamente necesario» y cree que a los sindicatos «no se les puede pedir ahora que vayan a aportar sobre un acuerdo ya firmado porque es hacerles jugar con unas cartas marcadas. »Es un acuerdo firmado con la patronal para las necesidades de la patronal«, ha señalado antes de reclamar al Gobierno que »parta de cero« y negocie los contenidos de este acuerdo con sindicatos y agentes empresariales.

El parlamentario del PNV Jon Aiartza ha defendido la necesidad de llevar a cabo el diálogo social con la «fórmula de la cooperación», con la «responsabilidad de todos» y ha acusado a Hernández de «sobreactuar» con sus afirmaciones porque «la negociación sigue en todas las mesas». «Con esto que nos presentan hoy restan sino embargo, el Gobierno Vasco, con su acción, sigue sumando», ha defendido.

Aiartza ha considerado «injusto» que Elkarrekin Podemos diga que el Gobierno ha «dinamitado el diálogo social» cuando «el diálogo social, la participación sindical en órganos de concertación y la negociación entre los representantes de los trabajadores y empresas ha existido, existe hoy y seguirá existiendo», ha subrayado.

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha denunciado que sí hay crecimiento pero cree que «todos los beneficios se los llevan los empresarios» y «a favor de estos empresarios es donde se coloca el gobierno, supeditado a la patronal». «Confebask está ganado la guerra de clases con la ayuda del gobierno», ha asegurado.

No obstante, ha aclarado que no cree que el gobierno tenga que «romper» con la patronal pero sí que debería tener una actitud «muy distinta» y ha pedido al Ejecutivo que «abandone la actitud de sumisión completa a los dictados de la patronal para que se pueda dar un dialogo social real». «Rectifiquen, partan de cero porque esta comunidad se merece un dialogo social», ha insistido al gobierno.

«Partir de cero»

La parlamentaria del PSE Alexia Castelo ha destacado que tanto CC.OO. como UGT han dado «sobradas muestras de querer aportar a esas políticas públicas» y por eso, «una vez que el lehendakari ha reconocido el error de haber prescindido de ellos en la forma de abordar iniciativas para la creación de empleo de calidad, desde el Parlamento también queremos hacer un llamamiento a todas las partes para recuperar la mesa de diálogo social como la mejor oportunidad de concertación».

Tras defender que «hay que dar la batalla para que se vuelva al camino que se tiene que volver» ha insistido en la necesidad de «recuperar el diálogo en la mesa de diálogo social». «Hoy, desde este Parlamento lo que queremos es colaborar con el Gobierno y con los agentes sociales para superar las razones que han provocado su marcha», ha señalado.

Finalmente, el parlamentario del PP Javier Ruiz de Arbulo ha explicado que no puede admitir la propuesta de Elkarrekin Podemos que «no nos parece de recibo instar a romper un acuerdo firmado entre la Administración y la patronal», por el hecho de que haya un «defecto de forma, no porque sea un acuerdo malo» sino que «no se ha contado con las organizaciones sindicales». Sin embargo, cree que en la propuesta presentada por los grupos que sustentan el gobierno «falta autocrítica» cree que deben adoptar un «cambio de actitud».

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos