El País Vasco sigue a la cabeza en el aumento de despidos colectivos, con 728 hasta julio

P. A. SAN SEBASTIÁN.

Si hace escasamente unas semanas decíamos que Euskadi encabezaba el aumento de despidos colectivos hasta junio del Estado, los datos de julio no hacen sino refrendar la misma realidad, e incluso empeorarla, ya que sigue liderando el incremento de afectados por expedientes de rescisión de empleo, pero lo hace con una subida mayor, el 106,8% frente al 92% del primer semestre.

Los datos dados a conocer ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social son un reflejo de la dificultad que están atravesando algunas empresas para poder dejar atrás la crisis, como se está demostrando con algunos casos mediáticos. En concreto, hasta julio un total de 728 trabajadores han visto rescindidos sus contratos por esta vía, 376 más que en el mismo periodo del año anterior. La mayor parte, se ha producido en Bizkaia, con 455 empleados que se han quedado en la calle, de los que 104 se han producido en el último mes; le sigue en importancia Gipuzkoa con 237 trabajadores, tras sumar 27 en julio, y a mucha más distancia Álava, con 36 despedidos, los mismos que tenía hasta junio.

El hecho de que Euskadi incremente y de una manera tan significativa los despidos colectivos en lo que llevamos de año resulta llamativo sobre todo si se tiene en cuenta que en los dos últimos ejercicios el País Vasco había marcado mínimos históricos desde 1991. Pero además, todo apunta a que en los próximos meses puede continuar esta evolución ya que el devenir de Edesa Industrial, Xey, La Naval, Vicrila, CEL o General Electric, por mencionar algunas de las empresas que están en dificultades, dejará probablemente un reguero de despidos cuando no la destrucción de cientos de puestos de trabajo en los próximos meses.

Euskadi es una de las cuatro comunidades en la que se incrementan los despidos colectivos, mientras que en el conjunto del Estado se han reducido un 21,8%.

Fotos

Vídeos