«La clave para emprender no es tener una idea, sino identificar bien un problema y resolverlo»

Pablo Santaeufemia, en el centro, ofrecerá una conferencia en Donostia el lunes organizada por el Teléfono de la Esperanza./
Pablo Santaeufemia, en el centro, ofrecerá una conferencia en Donostia el lunes organizada por el Teléfono de la Esperanza.
Pablo Santaeufemia, director y cofundador de Bridge For Billions

Destaca que los emprendedores «somos un ejemplo de aguante, y aunque el vaso esté medio vacío lo vemos medio lleno»

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

A sus 28 años figura en la lista Forbes de los 30 menores de 30 años más influyentes del mundo. Pablo Santaeufemia es un ejemplo de superación. Con muy pocos recursos y gracias a becas logró graduarse primero en Ingeniería Mecánica en la Universidad de Brown y lograr luego una formación en emprendimiento que le llevó finalmente a crear una plataforma on-line para hacer de puente entre emprendedores y los recursos y apoyos necesarios para crear un negocio. Su objetivo cuando creó Bridge For Billions era «democratizar el emprendimiento». En estos momentos está presente en más de 40 países. Este lunes ofrecerá una conferencia en Donostia, en la Universidad de Deusto, organizada por el Teléfono de la Esperanza, bajo el título 'Emprendimiento, una opción realista para tener esperanza'.

-Figura en la lista Forbes de los 30 menores de 30 años más influyentes del mundo. ¿Cómo se logra eso?

-Es un proceso que nadie sabe muy bien. Te tiene que nominar alguien. Luego te evalúan y deciden. Es un poco opaco.

-Supone todo un espaldarazo a lo que está haciendo.

-Es un honor saber que vas por el buen camino y que lo que haces tiene una repercusión social. Estamos en la lista de emprendedores sociales. Es un reconocimiento. Al final te abre las puertas y dice un poco al mundo que lo que estamos haciendo tiene validez, que lo recomiendan, y eso es justo lo que necesitábamos en este momento.

-¿Qué puede aportar el emprendimiento a las personas que acuden a un servicio como es el Teléfono de la Esperanza?

-Cuando me llamaron para la charla pensé: emprender es algo muy duro. Los emprendedores somos un ejemplo de aguante. Muchas veces vemos el vaso medio vacío, pero la ventaja que tiene el emprendedor es que aunque esté medio vacío lo ve medio lleno. Pretendo comunicar historias de emprendedores, de gente que lo tiene mal, sobre todo en este país, donde desde el ámbito público se anima mucho a emprender, pero diciéndote 'tírate a la piscina, asume tu todos los riesgos y si te sale bien, fenomenal, porque estás creando empleo, y si no, es problema tuyo'. El objetivo es compartir historias de gente que en su momento también lo pasó mal, pero que a través del emprendimiento fue capaz de resolver ese problema. Nosotros lo enfocamos hacia el campo del emprendedor social.

«La fórmula mágica del emprendimiento es aguante y buscar recursos bajo las piedras»

«El 80% de las empresas que han pasado por nuestra plataforma sigue operando»

-¿Qué es un emprendedor social?

-Es un emprendedor que quiere resolver un problema porque en muchos casos él mismo o gente muy cercana a él tienen ese problema. Se arman de valor y de fuerzas para combatir ese problema. Y muchas veces una vez que lo han logrado ayudan a otros a resolver ese problema. En mi caso, viniendo de una familia con muy pocos recursos y gracias a becas conseguí una formación en emprendimiento. Y mi meta es querer democratizarla, que puedas hacerlo sin tener la suerte que yo tuve.

-Adelántenos algún ejemplo.

-Por ejemplo, un proyecto de aprendices visuales. Una persona cuyo primo tiene autismo, veía que faltaba una forma de aprender diferente, una forma más visual. Creó un programa, unos libros para niños con autismo. De esa forma resolvió un problema que tiene otra mucha gente. De un problema saca una solución.

-Otro caso.

-Ahora estamos trabajando con una emprendedora en cuya familia hay una persona con un problema degenerativo en las manos. Ella creó unas bolsas con huesos de aceitunas que funcionan mejor que otro tipo de bolsas. Además son ecológicas y las puedes meter en el microondas. Por ejemplo, estamos con otra empresa que quiere combatir el abandono de olivos en España. Pretende recuperar esos olivos, crear un aceite orgánico y ecológico, que también dé trabajo y traiga turismo a una zona despoblada. Ese es el tipo de emprendimiento.

«Ni los inversores, ni las universidades ni el Gobierno aprueban en esta materia en España»

-¿La plataforma Bridge For Billions es de emprendizaje social o facilita el acceso a todo tipo de emprendedores?

-Es para todo tipo de emprendedores. Normalmente son emprendedores con una base innovadora, que no tiene por qué ser tecnológica.

-¿Está el emprendimiento al alcance de cualquiera?

-Para el emprendimiento la fórmula mágica es resiliencia -aguante- y habilidad para buscarte la vida, recursos debajo de las piedras. Cualquier persona lo puede hacer. Y cuanto más bofetadas recibas y más músculo tengas será más fácil. Lo que consideramos clave es que tienes que ser capaz de resolver un problema que tiene mucha gente. No es la idea, sino haber identificado bien el problema. Si lo has sabido resolver, puedes extenderlo a otras personas.

-Señalan que con su plataforma se facilita el emprendimiento y se reducen los índices de fracaso. ¿Está cuantificado en cuánto se aminora?

-Sí y no. La plataforma te ayuda a crear tu plan de empresa. Es como un juego de dardos. Cuantos más recursos tienes más dardos tienes. Si solo tienes uno es más difícil acertar. Nuestro objetivo es ayudarles a que den en la diana y no tanto en el centro, porque es muy difícil. Nosotros medimos el porcentaje de emprendedores que continúan sus negocios después del proceso.

-¿Y cuál es ese porcentaje?

-Ahora mismo, el 80% de las empresas que han pasado siguen operando.

-¿Y cuánto tiempo?

-Depende, porque algunas empezaron en marzo de 2016 y las últimas ha salido del programa en septiembre.

-¿Las mujeres tienen un acceso más difícil al emprendimiento?

-El filtro de los programas más elitistas tiene un porcentaje de aceptación del 10% de mujeres. Los factores son muy diversos. Uno de ellos es que la mayoría de los programas tienen tecnología y hay un porcentaje menor de mujeres en esos campos. Otro componente es que la mujer tiene que esforzarse mucho, empoderarse. Nosotros tenemos un 48% de mujeres, en parte porque los sectores en los que trabajamos tienen una mayor presencia: cultura, emprendimiento social, arte, sanidad...

-Vuestra plataforma ha apoyado algún proyecto en Euskadi o Gipuzkoa.

-Tenemos proyectos en Euskadi.

-¿Cómo está situada España en cuestión de emprendimiento?

-Para ello hay que analizar cinco agentes: emprendedores, inversores, gran empresa, universidades y el Gobierno. Si hubiera que puntuar a todos, los únicos que se llevarían un sobresaliente serían los emprendedores, porque los otros cuatro agentes... Los inversores son muy adversos al riesgo; las universidades no enseñan emprendimiento, ni siquiera en carreras de ADE la gente aprende emprendimiento; la empresa, quizá logra un cinco raspado, porque están empezando ahora a trabajar innovación con start-ups; y el Gobierno, no da muchas facilidades.

-¿Cuál es el perfil de los que utilizan vuestra plataforma?

-Personas de entre 25 y 35 años, con algo de experiencia en su sector, del ámbito tanto rural como urbano y con un nivel socieconómico y educativo muy diverso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos