Orona invierte 10,5 millones en I+D en su planta de Hernani en busca del ascensor del futuro

Olano, Mutuberria y Aizpuru, ayer en Orona Ideo. / MANJARRÉS
Olano, Mutuberria y Aizpuru, ayer en Orona Ideo. / MANJARRÉS

Sopesa absorber a Elektra Vitoria para, siendo una única cooperativa, abordar el asalto a Europa

JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

Orona se ha subido al tren del futuro y su recientemente ampliada planta de Epele, en Hernani, es ya una auténtica muestra de la llamada Industria 4.0. Automatización absoluta de infinidad de procesos en perfecta simbiosis con el manteni miento del empleo 'manual' en la factoría, la única que tiene un grupo que vende en medio mundo.

En esa búsqueda constante del «ascensor del futuro», como explicó ayer el director general de la empresa, Javier Mutuberria, durante una visita a las instalaciones del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, la cooperativa acaba de aprobar una inversión de 10,5 millones de euros para actividades de I+D. «Un primer paso en una senda que nos va a llevar a dedicar a estas cuestiones de sensórica y digitalización de nuestro producto entre 50 y 60 millones en total», desveló el ejecutivo.

Mutuberria agradeció el apoyo constante del Gobierno Foral (que en los dos últimos años se ha concretado en ayudas y subvenciones a la innovación por valor de 134.928 euros) y Olano aprovechó entonces para lanzarle un un guante, el de colaborar -dentro de la estrategia Etorkizuna Eraikiz- en alguno de los proyectos estratégicos en los que trabaja la Diputación. En concreto, apuntó la diputada de Promoción Económica, Ainhoa Aizpuru, en el Centro de Ciberseguridad y en el Polo de Electromovilidad y Almacenamiento de Energía.

«En otros, también, pero en estos dos queremos que Orona tenga un papel principal y protagonista desde el principio», afirmó el diputado general. Mutuberria aceptó con gusto el envite y aseguró: «Por supuesto que apoyaremos». «Es más, vais a tener difícil sacar a Orona de esos proyectos estratégicos», bromeó.

El directivo subrayó que ambas iniciativas coinciden con algunos de los esfuerzos que ya está haciendo la empresa, volcada como está en un proceso de digitalización tanto en su faceta como productor como en la de prestador de servicios (ésta, tan importante o más para la cuenta de resultados y el futuro de la compañía).

«La ciberseguridad es algo esencial para toda la industria, no en vano toda esa información que yo puedo monitorizar en, por ejemplo, Sidney, para gestionar aquí, ha de tratarse de forma segura», apuntó Mutuberria. Al tiempo, el responsable de Orona recordó que la cooperativa ya tiene desarrollos de acumulación de energía en sus ascensores, que son capaces de devolerla a la red.

Futuro

El futuro de Orona, que sopesa absorber a su 'hermana' Elektra Vitoria (algo que se someterá a votación en las próximas asambleas) pasa por Europa. De hecho, la cooperativa tiene en marcha un ambicioso plan de crecimiento en el Viejo Continente mediante compras al que dedicará, como ya avanzó DV, unos 350 millones. Tras facturar 705 millones en 2017, un 6,8% más, el «sueño», como lo definió Mutuberria, es buscar los 1.400 y pasar de 5.000 empleados en todo el mundo a 8.000, y de 1.000 personas en Euskadi a 1.350.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos