Optimismo general en la empresa vasca sobre este primer semestre

Un estudio de Laboral Kutxa resalta que la impresión es buena hasta marzo y aún mejor para el periodo abril-junio

J. D. A.

Si ahora mismo sacáramos una fotografía imaginaria a la empresa vasca en su conjunto, la imagen mostraría una amplia sonrisa. Con matices, como es lógico cuando hablamos de actores tan dispares en tamaño, sectores de actividad o situación económica, pero sin duda la luz prevalecería respecto a la sombra. Eso es lo que revela el último análisis sobre la Confianza Empresarial en Euskadi elaborado por el Departamento de Estudios de Laboral Kutxa.

Ya lo adelantó el presidente de la entidad financiera, Txomin García, la semana pasada durante la celebración en Donostia del Foro Empresarial de Gipuzkoa. «La economía sigue instalada en una fase de crecimiento importante y las previsiones para el ejercicio 2018 son optimistas en las variables de actividad, inversión o empleo», desveló.

I+D

7,1%
de las empresas vascas
dedican el 5% o más de sus ventas a iniciativas de I+D
En el extremo opuesto, el 69%, apenas un 0,5%.

Y así ha sido. El estudio -que se apoya en entrevistas realizadas a 400 empresas de todo Euskadi- presenta un panorama expansivo en todas las variables analizadas. Y, aún más, las respuestas aportadas por las compañías auguran un buen primer trimestre y un periodo abril-junio mejor todavía.

De hecho, el índice general de expectativas se sitúa en el 56,8 (todo lo que supere el 50 denota expansión de la actividad) en el primer trimestre y en el 61,7 en el segundo. Así, las mejoras dejan la 'nota' al cierre del semestre en un 67,5 en el caso de la facturación esperada por las empresas o en un 67,3 en el caso de los pedidos. La actividad en general se dispara al 66,3, mientras que la resntabilidad avanza al 53,1 desde el 51,9 del primer trimestre.

Bajando al detalle de la estadística, las empresas declaran en un 57% que el escenario se mantendrá estable, y solo un 6,4% da cuenta de que sus previsiones pasan por un horizonte más sombrío. Por contra, el 36,4% declara que la situación mejorará. En el caso de las ventas o la cifra de negocio, la mitad (un 50,2%) apuesta por la estabilidad, mientras el 42,4% da por hecho que mejorará y un 7,4% opta por el pesimismo.

Respecto a los pedidos, señala Laboral Kutxa, «los resultados de la encuesta apuntan a una clara expectativa de mejoría, por la que optan algo más de cuatro de cada diez». Junto a eso, el 50,5% contesta que sus contratos se mantendrán, y de nuevo apenas un 7% reconocen que lo ven un poco más oscuro.

«En cambio, en relación a los precios, la estabilidad es la nota dominante, con un 78% de los encuestados que considera que éstos se mantendrán sin grandes cambios en el próximo trimestre; de las empresas restantes, el 13,6% piensa que subirán y el resto, un 8,4%, responde que caerán», añade el documento.

Laboral Kutxa ha preguntado también a las empresas por su impresión sobre la financiación en el último año. El 68,4% dice que se ha mantenido igual; el 24,6%, que ha mejorado y el 7,1%, que ha empeorado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos