La oposición forzará la comparecencia de Tapia por la compra de acciones a Kutxabank

Los consejeros Azpiazu y Tapia, el jueves en Donostia, tras anunciar la adquisición de acciones a través del fondo estratégico./LUIS MICHELENA
Los consejeros Azpiazu y Tapia, el jueves en Donostia, tras anunciar la adquisición de acciones a través del fondo estratégico. / LUIS MICHELENA

La entrada del Ejecutivo en el capital de CAF tras la adquisición de títulos al banco vasco provoca extrañeza porque no parece que su arraigo corra riesgo

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

El estreno del Fondo Estratégico que el Gobierno Vasco ha impulsado para apoyar el arraigo y la competitividad de la industria local no ha sido inocuo. La compra por parte del Ejecutivo autónomo del 1,24% de las acciones de CAF a Kutxabank por 15 millones de euros ha levantado suspicacias unánimes en la oposición, hasta el punto de que EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP solicitarán en breve la comparecencia de la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, en el Parlamento Vasco para que explique la operación. La compra, además, ha provocado duras críticas de ELA y LAB.

Arantxa Tapia y el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, anunciaron el jueves en Donostia que el Fondo Estratégico echaba a andar con la citada adquisición de acciones de la compañía ferroviaria al banco vasco. En la rueda de prensa se le preguntó a Tapia por qué se había elegido a CAF cuando el fondo se ha creado, según ha señalado en reiteradas ocasiones el Gobierno Vasco, para asegurar el arraigo de empresas estratéticas en Euskadi. A priori, no parece que la firma beasaindarra corra el riesgo de deslocalizarse, cuando los empleados son los primeros accionistas, con el 29,5% de los títulos. Tapia respondió que el objetivo no es solo el anclaje de las compañías, sino también potenciar empresas tractoras, con tecnología puntera e ímpetu global.

Pues bien, estas declaraciones no han convencido a la oposición que, de forma unánime, ha exigido la comparecencia de la consejera en el Parlamento Vasco. Las críticas más duras procedieron ayer de EH Bildu. El parlamentario Iker Casanova consideró «positivo» que la administración adquiera participaciones en empresas industriales vascas, pero señaló que la forma en la que el Gobierno Vasco ha entrado en el accionariado de CAF demuestra que «va dando tumbos en política industrial».

«La compra obedece más a las necesidades de desinversión del banco que al arraigo de CAF» Iker Casanova, EH bildu

Casanova recordó que hace apenas dos meses, cuando se presentó el plan de industrialización, no se hizo mención a este tipo de operaciones y, en su lugar, se fiaba la inversión industrial a un fondo público-privado «que se aplazaba hasta al menos 2019». Ahora, añadió Casanova, el Gobierno Vasco «se inventa un mecanismo de inversión distinto» y la operación en CAF «parece responder únicamente a la necesidad de dar un golpe de efecto ante las críticas generalizadas a una política industrial a todas luces ineficiente». Además, denunció que el Ejecutivo recurre para ello «a los recursos extraordinarios que las haciendas forales han puesto a disposición del Gobierno Vasco.»

Casanova subrayó que CAF es una de las empresas vascas menos expuestas a la amenaza de deslocalización, por lo que la elección para entrar en su accionariado «parece obedecer más a las necesidades de desinversión de Kutxabank que a un análisis objetivo».

«No lo entendemos»

El parlamentario del PP Antton Damborenea mostró su extrañeza ante la operación. «No la entendemos. Esta compra de acciones no está justificada, porque CAF no entra en el tipo de empresa que corra riesgo de deslocalización. La consejera tendrá que explicar en el Parlamento qué criterios se van a utilizar a la hora de usar el fondo, porque en este caso no coincide con lo que se ha venido diciendo».

Damborenea añadió que el hecho de que la adquisición de los títulos de CAF se realice a Kutxabank «también resulta sorprendente. Se supone que hay que crear un instrumento financiero con dinero público y privado, y se supone que entre estos últimos debe estar Kutxabank. No tiene mucho sentido que el Ejecutivo compre acciones que ya tiene el banco en CAF. No sé que inversores privados quiere el Gobierno que participen, si a la primera de cambio saca a un banco privado para meter a una administración».

«Tapia tiene que explicar el criterio que se aplicará a la hora de asignar los fondos a las empresas» ANtton Damborenea, PP

ELA, por su parte, denunció que 15 millones de euros de dinero público «han pasado a manos de un banco con necesidades de liquidez. La operación no aumenta el arraigo de CAF, ya que el número de acciones pertenecientes a entidades vascas continuará siendo el mismo». LAB por su parte, el mismo día en que se anunció la operación, denunció que el Gobierno Vasco no ha buscado soluciones para firmas en crisis en las que cuenta con participaciones en el accionariado, como Xey o CEL.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos