Los nuevos jubilados vascos cobran una pensión un 25% mayor que antes de la crisis

Varias cuadrillas de jubilados de Deba durante una comida popular en las recientes fiestas de San Roke./ANDER SALEGIGráfico
Varias cuadrillas de jubilados de Deba durante una comida popular en las recientes fiestas de San Roke. / ANDER SALEGI

La cuantía media en junio ascendió a los 1.588,9 euros, por los 1.267 del mismo mes de 2008. El Sistema empleó 624 millones en agosto para cubrir todas las pensiones vascas (+3,3%), un incremento tres décimas superior a la media estatal

A. ALGABASAN SEBASTIÁN.

Más de medio centenar de personas se jubilaron en Euskadi cada día el pasado mes de junio. Concretamente, 54-55 cada jornada, según reflejan las estadísticas de la Seguridad Social. Estos 1.639 vascos que han pasado a su etapa de retiro seguramente serán admirados por muchos jóvenes que ven esa posibilidad como una utopía. No tanto por el hecho de dejar de trabajar, sino por la posibilidad de recibir por parte del Sistema una pensión mensual para nada desdeñable. Y es que según reflejan los datos, la nómina media que percibieron estos nuevos jubilados en junio ascendió hasta los 1.588,9 euros. Un sueño para cualquier mileurista. Dicha cuantía apenas varió en comparación a la del mismo mes del pasado año (2,72 euros más), pero si que se observan diferencias en la misma si la comparamos con la de antes de la crisis. Concretamente, los nuevos retirados vascos cobran una media mensual un 25,16% superior a la de junio de 2008.

Como en toda estadística, hay un grupo de 'afortunados' que han estrenado una pensión lustrosa y otros no tanto, pero la media se sitúa 318 euros por encima que la de hace nueve ejercicios. Un avance algo superior al registrado en el Estado, ya que las nuevas pensiones de jubilación formalizadas en España durante el mes de junio recibieron una media de 1.280,55 euros, un 23,5% más que en 2008, cuando apenas superaban los mil euros.

Así las cosas, los nuevos jubilados vascos en el mes de junio percibieron una pensión 308 euros superior a la media estatal. Euskadi sigue liderando esta tabla por delante de Asturias (1.486,5 euros), Navarra (1.484,1 euros) y Madrid (1.437,2). Por territorios, los nuevos jubilados vizcaínos percibieron la mayor nómina del Estado con 1.627,6 euros de media, por delante de alaveses (1.597,1) y guipuzcoanos (1.522,7).

La reforma de 2011

Sin embargo, y aunque parece que mes tras mes las comparaciones no son notables en las cuantías que perciben los nuevos jubilados (ver gráfico adjunto del primer semestre del año), las diferentes modificaciones introducidas por la ley 27/2011, de reforma de la Seguridad Social, que entraron en vigor en 2013 con el objetivo de salvar el Sistema, tienen su reflejo en las cifras, sobre todo en las cuantías medias. Una tendencia en la que ya no es posible la marcha atrás y que llevará en unos pocos años a que la pensión media del conjunto del sistema comience a bajar. Así lo adelanta la tendencia de los últimos años, que ha pasado de subidas anuales del entorno del 5% en la prestación media al 3% de este agosto.

La situación de descenso no es aún generalizada en todas las comunidades autónomas, pero la evolución del conjunto del sistema no deja lugar a dudas sobre lo que va a suceder en el futuro, y que previsiblemente se agravará a partir de 2019, cuando entre en vigor el último cambio previsto, que incorporará al cálculo de la pensión la evolución de la esperanza de vida de los últimos cincos años.

La nómina media de los recién retirados se sitúa a 36 euros de la registrada en junio de 2015 EFECTO DE LA REFORMA

Entre agosto de 2008 y este mes la pensión media vasca ha subido un 27,1% y el IPC, un 10,2% CAPACIDAD DE COMPRA

En cuestión de pensiones, las reformas del sistema tardan toda una generación en dar plenamente sus frutos, ya que no solo la introducción de los cambios es paulatina -los actuales finalizan en 2027- sino que demoran su extensión a todos los beneficiarios del sistema al aplicarse solo a los nuevos pensionistas. Ello explica que, pese a los duros ajustes aplicados, el gasto siga creciendo a un ritmo del 3%, como indican los datos de la nómina del mes de agosto, en la que se destinaron 8.790,6 millones de euros a pagar más de 9,5 millones de prestaciones contributivas. El 3% de subida es fruto de un alza del 1,1% de la cifra de beneficiarios y del 1,9% de la pensión media, mismo incremento que hace un año.

En Euskadi, el crecimiento del gasto ha sido superior, ya que la prestación media ha subido el 1,9% como en el Estado y la cifra de pensiones sube el 1,4%. La Seguridad Social pagó a comienzos de agosto en esta comunidad casi 624 millones de euros para cubrir todas las pensiones, una cifra 20 millones mayor a la del mismo mes del pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 3,3%, tres décimas por encima de la media estatal.

Poder adquisitivo

En agosto, la Seguridad Social abonó 545.141 pensiones en el País Vasco. La nómina media de las mismas alcanzó lo 1.144,6 euros. En comparación con el mismo mes de 2008, la pensión media ha aumentado un 27,1% en Euskadi, incrementándose en 244,4 euros. En el Estado, la subida ha sido similar, concretamente del 27,8%, al pasar de los 721,3 euros de agosto del 2008, a los 922,17 del pasado mes.

Evidentemente, nadie puede contemplar que esas pensiones medias sean altas ni mucho menos, sin embargo, en lo que respecta al poder adquisitivo, se pueda afirmar que los pensionistas vascos no han notado una reducción desde que arrancó la crisis, y es que el aumento del IPC en Euskadi en el mismo periodo ha sido del 10,2%.

Más

Fotos

Vídeos