Una nueva línea de Red Eléctrica mejorará la capacidad de conexión existente entre Euskadi y Navarra

La compañía inicia un periodo de información pública sobre la obra, en la que invertirá 70 millones de euros y que servirá para enlazar Itsaso y Castejón

J. D. A.SAN SEBASTIÁN.

Red Eléctrica de España (REE) tiene previsto invertir 70 millones de euros en la construcción de una nueva línea de alta capacidad (400 kilovoltios) entre el País Vasco y Navarra que mejorará de manera notabla la capacidad de interconexión entre ambas comunidades autónomas. En concreto, el proyecto unirá la subestación de Itsaso con la línea Castejón-Muruarte, que forma parte del eje norte, que a su vez conecta con el del Mediterráneo. Actualmente, explicó la compañía presidida por José Folgado, «existen solamente dos líneas eléctricas de 220 kV cada una entre Orcoyen e Itsaso, construidas a mediados del siglo pasado y cuya capacidad no da respuesta a las necesidades actuales y previstas».

La infraestructura servirá para reforzar el mallado de la red y la capacidad de transporte de energía eléctrica entre el País Vasco y Navarra, «mejorando la seguridad, la calidad del suministro y la integración de mayor cantidad de energía renovable, en línea con las recomendaciones europeas y los planes regionales energéticos que abogan por la promoción y mayor uso de estas fuentes en la generación de electricidad, además de reducir las restricciones técnicas y las pérdidas», añadió REE.

Este proyecto está incluido en la planificación vigente de la red de transporte de electricidad que elabora el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital con la colaboración de los agentes del sector, entre los que se encuentran Red Eléctrica y las comunidades autónomas, y recoge las necesidades detectadas en el territorio.

Para intentar bajar al terreno y explicar con la necesaria cercanía un proyecto de este tipo (que acostumbra a ser contestado por algunos colectivos, sobre todo ecologistas), REE inició el pasado día 9 en Pamplona una serie de encuentros para, «en un ejercicio voluntario de transparencia», dijo la firma, poder aclarar cuantas dudas surjan. Aún sin detalle respecto a la agenda, está previsto que se celebren algunas reuniones en Gipuzkoa.

«El objetivo es dar a conocer el procedimiento de diseño, tramitación y construcción de la futura línea antes de iniciar la tramitación oficial del proyecto. Con la colaboración de empresas especializadas en ingeniería, gestión ambiental y participación ciudadana, se trabajará con las entidades locales, agentes económicos y sociales, técnicos, grupos de interés y autoridades», concluyó la empresa.

Las claves

220
kilovoltios
220
ofrecen hoy día las dos líneas que existen entre Itsaso y Orcoyen, una capacidad que se queda corta, según REE.
71,3
millones
de euros ha invertido en el primer trimestre de este año la compañía
De esa cantidad, 60 millones fueron para la red estatal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos