Los municipios de Gipuzkoa y Álava disponen de 50 euros menos por habitante que en Bizkaia

Los responsables forales de Gipuzkoa se reunieron ayer con los representantes municipales para trasladarles la liquidación del Fofim./GFA
Los responsables forales de Gipuzkoa se reunieron ayer con los representantes municipales para trasladarles la liquidación del Fofim. / GFA

La oposición en las Juntas no se cree el compromiso de las instituciones para tener listo este año el proyecto de la nueva Ley de Aportaciones La brecha entre guipuzcoanos y vizcaínos ha aumentado un 50% en los últimos dos ejercicios

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Las instituciones vascas esperan tener sobre la mesa un informe importante antes del próximo 31 de mayo. Un texto indispensable para la confección la nueva Ley de Aportaciones -la norma que determina el porcentaje de su recaudación que cada Hacienda foral debe remitir al Gobierno Vasco-, tal y como reiteraron este martes los representantes de las diputaciones y del Ejecutivo vasco en el Consejo Vasco de Finanzas. Uno de los objetivos de dicho estudio es que «las entidades locales de Euskadi puedan contar con la financiación adecuada», por lo que en el diseño del mismo se está analizando cuál es la disponibilidad actual de fondos que tienen los consistorios vascos. Eudel, la asociación de municipios del País Vasco, ha presentado en el grupo de trabajo un gráfico significativo de los recursos medios disponibles por ayuntamiento en cada territorio en los últimos ejercicios, donde se ve bien a las claras los efectos de la falta de equilibrio de la actual Ley de Aportaciones. Su último dato recoge que en 2017 los consistorios de Gipuzkoa dispusieron de 46 euros menos por habitante para sus gastos que sus homólogos vizcaínos.

Así se desprende a primera vista del resumen al que ha tenido acceso DV, en el que se recoge que los municipios de Gipuzkoa gestionaron en 2017 un Fondo Foral de Financiación de 468,3 millones de euros -cuantía refrendada ayer en la liquidación del mismo comunicada en el Consejo Territorial de Finanzas-. Esa bolsa global dividida por habitante, deja una disposición media de 652 euros 'per cápita' en cada uno de los 89 ayuntamientos del territorio. La cifra es importante y supone 26 euros más que en 2016, pero el récord del Fofim guipuzcoano no ha permitido, ni de lejos, acercarse a la cuantía media por habitante que recibieron los consistorios de Bizkaia en 2017. Y es que la diputación vizcaína destinó el pasado ejercicio a su fondo municipal, denominado Udalkutxa, un monto total de 801 millones, lo que eleva hasta los 698 euros la cifra media gestionada por habitante.

La cifra

520 euros 'per cápita'
menos han dispuesto los consistorios de Gipuzkoa de media entre 2011 y 2017 en comparación con sus vecinos de Bizkaia, fruto de la prórroga de la actual Ley de Aportaciones que le hace disponer al fisco foral de menos recursos propios para repartir entre sus municipios

Esa cifra supone un 7,1% más que la cuantía media que gestiona Gipuzkoa, y un 7,7% más de la que dispusieron los consistorios alaveses, que registraron una media de 648 euros por vecino. Como pueden observar en el gráfico adjunto, la brecha entre los recursos disponibles por las entidades locales en Gipuzkoa y en Bizkaia ha sido una constante en los últimos siete ejercicios (los que lleva prorrogada la vigente Ley de Aportaciones). Con picos más o menos pronunciados, los municipios vizcaínos siempre han dispuesto de más fondos. En total, en los siete años que se han liquidado desde 2011, han tenido para gasta 520 euros por habitante más que los municipios guipuzcoanos.

«Mi objetivo con la nueva Ley de Aportaciones es defender a Gipuzkoa y lograr un acuerdo de país» Markel Olano, Diputado general de Gipuzkoa

«Por cada día con la prorrogada regla de aportación, el territorio pierde 165.000 euros» Xabier Olano, EH Bildu

«Todos hubiéramos deseado que la nueva ley estuviera operativa ya, pero no ha sido posible» Julio Astudillo, PSE-EE

«Con todos los partidos en el CVF del mismo color, creo que el retraso de la norma supone una derrota» Juantxo Iturria, Ahal Dugu-Podemos

«Es lamentable que el diputado nos diga que hasta ahora no ha habido un compromiso real» Juan Carlos Cano, Partido Popular

Hay que aclarar también que la diferencia que se produjo en 2011 -130 euros- entre las entidades locales de ambos territorios se fue estrechando progresivamente hasta 2015, cuando se registró la menor brecha, con una diferencia de 'solo' 31 euros 'per cápita'. Pero esa tendencia hacia la confluencia de ambas cifras se rompió ese mismo ejercicio y desde entonces la distancia ha vuelto a abrirse hasta los 46 euros, esto es, casi un 50% más. Por supuesto, en todos los años la media guipuzcoana por habitante ha sido inferior a la vasca, que en 2017 se situó en los 676 euros.

Ni destinando más fondos

Entre las causas de que se vuelva a abrir la brecha se encuentra el que el pasado curso, por primera vez en los últimos 8 años (salvo 2011), los consistorios de Bizkaia no tuvieron que realizar devolución alguna de al fondo foral de financiación. En Álava, por su parte, a fecha de 1 de enero de 2017 la deuda de las entidades locales de ejercicios anteriores quedó saldada, pero el Ayuntamiento de Vitoria mantiene un saldo de 32,3 millones pendiente de amortizar hasta el año 2021.

En Gipuzkoa, se produjo una devolución de 9,6 millones en el Fofim de 2016, pero ninguno de los consistorios dispone de ninguna deuda con el fisco foral. Ya sufrieron en su día -en 2011 sobre todo- cuantiosas devoluciones para las que incluso requirieron de financiación y de un calendario de pagos a la Hacienda territorial.

Más

Ahora la situación es más cómoda para los consistorios de Gipuzkoa, pero con el actual diseño de la Ley de Aportaciones resulta imposible que dispongan de unos fondos similares a los de sus vecinos vizcaínos, ni aunque batan año tras año un récord recaudador, ni destinando el fisco foral un porcentaje superior al resto para el Fofim como lo está haciendo ahora. Y es que esa es otra. Gipuzkoa es el territorio que mayor porcentaje de sus ingresos restantes -tras aportar al Gobierno Vasco- destina a la financiación municipal. La dotación del Fofim se sirve del 58% de los recursos disponibles. Bizkaia destina el 56% de los suyos a Udalkutxa, y Álava, el 52,3% de los suyos al Fofel que completa con otro 3,7% en forma de Plan Foral de Obras y Servicios.

La oposición duda

Con esos datos sobre la mesa, la oposición en las Juntas de Gipuzkoa pidió ayer al diputado general, Markel Olano, que aclarara si el acuerdo para renovar la Ley de Aportaciones este ejercicio es firme. En un primer pronunciamiento, Olano explicó que hasta ahora «los acuerdos alcanzados eran palabras bonitas pero ahora los compromisos son firmes entre instituciones».

La opisición clamó ante esta afirmación ya que muchos le echaron en cara que ya en octubre de 2016 llevó a la misma comisión un acuerdo por el que el borrador de la nueva ley iba a estar listo en diciembre de ese año. «Es lamentable que diga ahora que hasta este momento no ha habido compromiso real», espeto el juntero popular, Juan Carlos Cano.

Por su parte, Xabier Olano de EH Bildu, explicó que es necesaria una nueva ley ya que «con la actual, Gipuzkoa pierde una media de 165.000 euros al día». Juantxo Iturria, de Ahal Dugu-Podemos, apuntó que «el retraso en la actualización de la norma por un CVF del mismo color político solo puede entenderse como una derrota», y Julio Astudillo, del PSE, confesó que «todos hubiéramos querido disponer ya de una nueva ley». El diputado general les emplazó a valorar los compromisos alcanzados y añadió que su postura se dirige «a defender los intereses de Gipuzkoa y lograr un acuerdo que no rompa el país».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos