ACS no vendería acciones de Abertis pero sí activos

Cartes de Abertis en su sede central. /REUTERS
Cartes de Abertis en su sede central. / REUTERS

Su OPA recibe luz verde de la CNMV mientras se complica la opción de compartir su oferta con Atlantia, aunque no de un pacto posterior

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El grupo ACS no tiene intención de vender, total o parcialmente, la participación en Abertis que pudiera adquirir como resultado de la OPA presentada el 18 de octubre y autorizada este lunes por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Así, al menos, se lo comunicó al regulador en el folleto que le remitió el jueves pasado, el mismo día en que públicamente reconocía que «se encuentra en conversaciones» con su rival por hacerse con la concesionaria española, la italiana Atlantia.

Hochtief, la filial alemana de construcción que la compañía que preside Florentino Pérez ha utilizado para instrumentar su oferta de compra, afirma asimismo que «revisará sus opciones estratégicas» en relación a una posible «desinversión» de «un limitado número de activos (de Abertis) que se consideren no estratégicos». Esto es, no se ata las manos en previsión de un posible acuerdo posterior con la cúpula de Atlantia, ni tampoco en relación a los traspasos que preveía hacer (totales o parciales) de sus participaciones en la compañía de satélites Hispasat, la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex y la concesionaria francesa Sanef.

Según fuentes del sector, ambas empresas estudiaban en un principio que la italiana retirase su OPA -casi 1.800 millones de euros inferior a la de ACS, una vez ajustada a la baja en compensación por el dividendo extra que Abertis pagará este mes- para unirse luego como cooferente en una sociedad conjunta que controlaría a partes iguales la concesionaria española. Sin embargo, la normativa sobre este tipo de operaciones (que ha sido modificada en varias ocasiones) restringe que una entidad que ya está participando en una oferta pueda hacerlo, «directa ni indirectamente», en otra sobre los mismos valores.

En esta tesitura, y aunque todavía no hay nada cerrado, resultaría más factible un pacto posterior para repartirse algunos activos. Atlantia, por ejemplo, está interesada en vías de peaje de Italia, Francia y algún país latinoamericano (Brasil y Chile). El dinero que obtendría por traspasar su control permitiría a ACS aligerar el crédito de 14.963 millones suscrito con más de una docena de bancos para financiar la adquisición de Abertis.

Dinero comprometido

De hecho, ha pactado con esas entidades financieras (españolas y extranjeras) destinar a amortizar parte de ese préstamo los recursos que pudiera obtener de la venta de activos. No ocurre lo mismo, sin embargo, con el dividendo que pudiera cobrar de la concesionaria y tampoco ha de pignorar sus títulos, ni aportar otro tipo de garantías reales.

ACS ofrece finalmente 18,36 euros por acción de Abertis -aunque al menos el 19,5% de estas últimas deberán ser canjeadas por títulos nuevos de Hochtief-, que este martes celebra su junta general anual. Será la primera en Madrid desde el cambio formal de sede por la tensión política en Cataluña, y en ella prevé aprobar tanto la venta de su parte de control en Hispasat como también un dividendo complementario de 0,40 euros por acción.

En un primer momento el plazo de aceptación de la OPA -a diferencia de Atlantia, que como primer oferente puede retirar la suya sin problema, ACS debe mantenerla salvo que aparezca un nuevo competidor- es de 30 días naturales, aunque no empezará a contar hasta que Hochtief publique el primer anuncio preceptivo. En cualquier caso, la CNMV prevé elaborar esta semana una nota con los detalles, si bien ese período volvería a empezar cada vez que la oferta sufriera una modificación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos