El Ibex-35 pierde los 10.600 con sólo cuatro de sus valores en verde

El Ibex-35 pierde los 10.600 con sólo cuatro de sus valores en verde
EFE

El peor fue el Ftse 100 británico, que bajó un 1,14%, mientras que el Dax alemán se dejó un 1,07%, y el Ftse Mib de Milán, un 0,90%

CRISTINA VALLEJO

Las dudas han dominado durante toda la jornada en el Ibex-35. El selectivo español se ha debatido todo el día entre los números rojos y los verdes, entre mantenerse sobre los 10.600 puntos y perder esa cota. Al cierre, el indicador daba un último cambio en los 10.563 puntos, lo que supone un descenso del 0,44%.

Los descensos dominaron también en el resto de Europa. De hecho, los demás indicadores del Viejo Continente sufrieron pérdidas superiores a las registradas por el Ibex-35. Así, el peor fue el Ftse 100 británico, que bajó un 1,14%, mientras que el Dax alemán se dejó un 1,07%, y el Ftse Mib de Milán, un 0,90%. El Cac 40 francés, por su parte, retrocedió un 0,72%. 

En el selectivo español, únicamente cuatro valores cerraron en verde. El mejor fue Técnicas Reunidas, que se anotó un 0,69%. Después se colocó Iberdrola, con un avance del 0,33%. Bankia y Colonial avanzaron un 0,19% y un 0,17%, respectivamente.

Abertis, Inditex y Repsol terminaron el día sin cambios. Por tanto, en total sólo siete valores de los 35 del indicador esquivaron los números rojos. 

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,44%, para dar un último cambio en los 10.563 puntos.

- Sólo cuatro valores del Ibex-35 cerraron en verde. Entre ellos, el mejor fue Técnicas Reunidas, que se anotó un 0,69%. El peor fue Siemens Gamesa, que retrocedió un 2,47%.

- El euro marcó un nuevo máximo desde diciembre de 2015 en el entorno de 1,24 unidades.

El peor fue Siemens Gamesa, que se dejó un 2,47%. Un buen número de compañías perdieron más de un punto porcentual: Meliá se dejó un 1,7%, mientras que Indra, Mediaset, Dia y Gas Natural bajaron alrededor de un 1,3%. Red Eléctrica, ACS, Enagás, Cellnex y Ferrovial fueron las otras acciones que sufrieron descensos de más de un 1%. 

Si el Ibex-35 no cayó más fue porque los grandes valores no se colocaron entre los peores. Entre ellos, el que peor se comportó fue Telefónica, y se dejó un 0,59%. Mientras tanto, Santander y BBVA perdieron un 0,47% y un 0,13%, respectivamente. 

Fuerte apreciación de la divisa comunitaria

A las acciones europeas les pesó mucho la subida del euro. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, subía un 0,7% y se colocaba en el nivel de 1,238 unidades, después de haber tanteado la cota de 1,24 unidades. La moneda comunitaria marcaba, así, otro máximo que no se veía desde diciembre de 2014. 

Fuerte avance del euro en la víspera de la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo. Se espera que, quizás, Mario Draghi, su presidente, vaya preparando al mercado para un cambio en su discurso, endureciéndolo algo, destacando el fuerte crecimiento de la zona euro, y apuntando la posibilidad de que se desligue la duración del programa de compras de activos de la consecución de los objetivos de inflación. Aunque también es posible que lance algún mensaje advirtiendo de que el euro está muy apreciado y que ello perjudica tanto al crecimiento como a la recuperación de los precios.  

En todo caso, parece que la caída del dólar de hoy tenía que ver con las declaraciones del secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, que defendió un billete verde depreciado, porque es bueno para los Estados Unidos. 

Ello provocó que el US Dollar Index, que mide la evolución del billete verde contra el conjunto de las principales monedas del mundo, perdiera alrededor de un 0,9% al cierre de la sesión europea. Se encuentra también en mínimos desde finales del año 2014. 

En Wall Street, comportamiento mixto. Por un lado, el Dow Jones y el S&P 500 se anotaban un 0,4% y un 0,25%, respectivamente; por otro, el Nasdaq se dejaba un 0,25%.

Nuevo mínimo en la prima de riesgo

En el mercado de bonos, vimos subidas ligeras de las rentabilidades en Europa, con el interés del título alemán a diez años moviéndose en el entorno del 0,59%, mientras que el de su comparable español se mantenía en el 1,35%. La prima de riesgo de España marcaba un nuevo mínimo desde 2010 en el entorno de los 76 puntos básicos. 

Más subía la rentabilidad del bono estadounidense a diez años: desde el 2,62% hasta el 2,66%. 

La agenda económica de Estados Unidos fue mixta: el índice de gestores de compras del sector industrial estadounidense se colocó en los 55,5 puntos, por encima de lo esperado por los analistas, mientras que el del sector servicios decepcionó. También se colocaron algo por debajo de lo previsto tanto el índice de precios de la vivienda como las ventas de casas de segunda mano (aunque el stock de éstas se encuentra en mínimos históricos). 

En Europa, el índice de gestores de compras del sector industrial se colocó un poco por debajo de lo esperado, mientras que el del sector servicios superó expectativas. La diferencia con Estados Unidos fue que mientras al otro lado del Atlántico el índice compuesto (el que incluye ponderados ambos sectores) decepcionó, a este lado, batió expectativas. 

El petróleo: suma y sigue

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, encadenaba su tercera subida consecutiva y superaba, como hiciera el 15 de enero, los 70 dólares. En Estados Unidos, el West Texas, rondaba la cota de los 65 dólares. En ambos casos, se siguen rondando los máximos de finales de 2014. Este último impulso lo ha recibido el petróleo tras la publicación de las cifras de inventarios de Estados Unidos, que han caído por décima semana consecutiva, algo que no había sucedido nunca antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos