Diario Vasco

El Ibex-35 interrumpe la secuencia alcista por encima de los 9.100 puntos

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / J. J. Guillén (Efe)
  • Dia fue el peor valor de la jornada, con un descenso del 6,65% tras presentar sus cuentas del tercer trimestre. ArcelorMittal y Acerinox fueron los más alcistas, con ganancias de un 1,50% y de un 0,68%, respectivamente

El selectivo español llevaba cinco sesiones consecutivas de subidas en que había escalado desde los 8.740 puntos hasta superar los 9.200 puntos en la jornada de ayer. En la de hoy, los inversores se han inclinado por la recogida de beneficios: el indicador ha cedido un 9.139 puntos, lo que supone un retroceso del 0,83%.

Ello, pese a que en Alemania se conocieron buenos datos y mejores de lo esperado, donde el índice de confianza empresarial subió desde los 109,5 hasta los 110,5 puntos, cuando los expertos esperaban que se situara en los 109,6 puntos. Además, ese incremento tuvo lugar debido tanto a la mejora de la evaluación de la situación actual como en su componente de expectativas. Ese indicador sí ayudó a la Bolsa germana, que terminó el día prácticamente en tablas, a diferencia del selectivo español, que fue el peor del día, seguido a distancia por el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 0,63%. El Ftse Mib de Milán, mientras, perdió un 0,44%. El Cac 40 francés terminó con un descenso del 0,26%.

Quizás la política no importa tanto: si en la sesión de ayer atribuimos parte de la bonanza del Ibex-35, que fue el mejor de la sesión, al desbloqueo político, en la jornada de hoy, en la que se ha confirmado la inmediata investidura de Mariano Rajoy, el Ibex-35 ha sido el peor de Europa.

Pero es que el sector financiero se puso pronto en contra de los índices europeos, debido a las caídas sufridas por Monte dei Paschi, que se contagiaron al resto del sector. La entidad italiana pasó de subir un 27% a perder un 23% y ser suspendido de cotización debido a declaraciones sobre la necesidad de una ampliación de capital por 5.000 millones de euros como condición necesaria para dar entrada a nuevos inversores.

De hecho, entre los valores más bajistas del día se colocaron varios del sector financiero: así, Popular y el Sabadell se dejaron un 2,37% y un 2,29%, respectivamente. Mientras, Santander y BBVA perdieron algo más de un 1%, al igual que Bankinter, y CaixaBank retrocedió un 0,91%.

Aunque el valor que más cayó en el selectivo español fue Dia, que perdió un 6,65%, en la jornada en la que presentaba sus resultados del tercer trimestre. Tras la cadena de supermercados, Meliá, que retrocedió un 3,23%.

Pocos valores actuaron a favor del Ibex-35 para contrarrestar las pérdidas de la banca y de Dia: ArcelorMittal fue el valor más rentable, con una subida del 1,50%, seguido de Acerinox, que se anotó un 0,68%, mientras que Gamesa y Técnicas Reunidas ganaron un 0,30%. Telefónica, Cellnex, Mediaset y Mapfre completaron la lista de valores en positivo, mientras que Endesa terminó la jornada sin cambios.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Codere encabezó los ascensos, con una subida del 11,76%, seguido de Biosearch, que ganó casi un 7%. En negativo, tras Dia, Realia, que perdió más de un 5%.

     

Agenda de resultados mixta

     

También tuvo consecuencias negativas en Europa la agenda de resultados americanos, puesto que tanto Caterpillar como 3M presentaron perspectivas que decepcionaron a los inversores, debido al miedo que da la apreciación del dólar, porque puede pesar sobre sus resultados futuros. Los dos valores se colocaban entre los diez peores del día dentro del Dow Jones. Aunque, a cambio, tanto Procter & Gamble como United Technologies cotizaban al alza sus números del tercer trimestre. En todo caso, las malas noticias ganaban en influencia a las buenas y los índices de Wall Street se movían en negativo al cierre de la sesión europea.

En el capítulo de resultados, también afectó a Europa que los de Novartis sentaran mal al conjunto del sector farmacéutico. Contrarrestó Orange, cuyos resultados hicieron posible que sus títulos subieran más de un 4%, lo que se contagió a Deutsche Telekom, que se anotaba algo más de un 3%.

En este sentido, pese a que durante gran parte de la sesión el euro estuvo perdiendo posiciones respecto al billete verde, para marcar mínimos poco por encima de 1,085 unidades, al cierre repuntaba y se acercaba a la cota de 1,09 unidades.

Tampoco ayudó que el precio del crudo continuara a la baja: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,36%, para cambiarse por 50,76 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cedía también por segunda sesión consecutiva, aunque algo menos, alrededor de medio punto porcentual, pero de manera suficiente como para tener que despedirse del nivel de los 50 dólares.

En el mercado de deuda, vimos una nueva caída en la rentabilidad de los bonos españoles a diez años, para colocarse en el 1,08%. El interés de los títulos alemanes a diez años terminó en el 0,03%. Con ello, la prima de riesgo de España terminó la jornada en los 106 puntos básicos, niveles idénticos a los de la jornada anterior.

El rendimiento de los títulos americanos a diez años retrocedía hasta el 1,75%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate