De ida y vuelta

Interior de la Bolsa de Madrid /
Interior de la Bolsa de Madrid

El Ibex-35 cerró la sesión prácticamente plano: dio un último cambio en los 10.477 puntos, tras haber caído por debajo de los 10.350 puntos, tras publicarse datos macro y previsiones de crecimiento para la zona euro

CRISTINA VALLEJO MADRID

Fue una sesión de ida y vuelta. De caídas por la mañana y recuperación por la tarde, gracias a las noticias procedentes de Wall Street. Fue, pues, una sesión que prácticamente pareció que no existió para el Ibex, que terminó el día como lo comenzó.

A primera hora de la mañana, los indicadores de renta variable europeos flaqueaban. Por dos razones. En primer lugar, por el recrudecimiento del conflicto ucraniano al que ya puede calificarse de guerra civil. En segundo lugar, por el índice de actividad manufacturera de China, que se situó en los 48,1 puntos en abril, por debajo de los 48,3 puntos previos, los correspondientes a la lectura de hace quince días, y, por tanto, más lejos de los 50 puntos que marcan la frontera entre la contracción y la expansión. Después, conocimos indicadores de confianza de los inversores en la economía de la zona euro con vistas al mes de mayo. Y decepcionaron: cayó hasta los 12,8 puntos frente a los 14,1 puntos del mes anterior y a los 14,2 puntos anticipados por los analistas.

Después, más datos para la zona euro: la Comisión Europea publicó las previsiones de crecimiento. A la baja se revisó la previsión de PIB para el año que viene: de acuerdo con sus actuales estimaciones, la zona euro crecerá un 1,7% en 2015, por debajo del 1,8% estimado con anterioridad. Para 2014, la previsión se mantiene en el mismo nivel anterior: 1,2%. Además, se revisan a la baja las expectativas de inflación: se espera que los precios apenas suban un 0,8% este año y un 1,2% el próximo, frente al 1% y al 1,5% que se esperaba de acuerdo con las anteriores previsiones de Bruselas. ¿Será suficiente para que el Banco Central Europeo actúe ya esta semana tomando medidas más contundentes, como un programa de compra de bonos? La verdad es que los inversores no pensaron eso y optaron por vender Bolsa europea.

A España se le han revisado al alza las estimaciones: el PIB crecerá un 1,1% este año, por encima del 1% previsto con anterioridad, mientras que el próximo año crecerá un 2,1%, por encima del 1,7% estimado en febrero. España crecerá este año cerca de lo que lo hará la zona euro y el año que viene, a mayor ritmo. Además, también se mejoraron las previsiones de paro: desde el 24,6% hasta el 24% con vistas al año 2015.

Mejora del sector servicios americano

El selectivo español, tras la publicación de las referencias europeas, marcó mínimos por debajo de los 10.350 puntos. A partir de ahí, intentó remontar, pero la remontada no cuajó hasta que llegaron los datos procedentes de Estados Unidos y, también, la apertura de Wall Street con mejor tono que Europa. En Estados Unidos conocimos cifras de actividad del sector servicios, que subió desde los 54,2 hasta los 55 puntos en abril. Es una gran noticia si tenemos en cuenta que los servicios son el 90% de la economía de Estados Unidos.

Con estas referencias de Wall Street, el selectivo español recuperó niveles de la apertura, para dar un último cambio en los 10.447 puntos. Terminó el día prácticamente sin cambios respecto a la sesión del viernes (0,02%).

Información bursátil

- Cotización en directo del Ibex

- Mercado continuo

- Mercados internacional

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos