MásMóvil hace historia y se estrena en la 'Bolsa de los mayores' subiendo un 1,5%

Spenger al tocar la campaña.
Spenger al tocar la campaña. / EFE

La donostiarra, cuarta teleco en España, marca máximos en su aterrizaje en el Mercado Continuo y se presenta como «la alternativa a lo tradicional»

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

MásMóvil, la teleco donostiara que ocupa la cuarta posición en el mercado español tras Telefónica, Vodafone y Orange, hizo ayer historia al ser la primera empresa que salta del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) -concebido para dar impulso a las firmas que necesitan financiación aletnativa y un trampolín desde el que crecer y ganar tamaño- al denominado Mercado Continuo, lo que se considera como la 'Bolsa de los mayores'. El tránsito no pudo ser más exitoso, pues la compañía amarilla recibió claramente el respaldo de los inversores. Los títulos, que a lo largo del día llegaron a revalorizarse un 2,2%, cerraron la sesión en 62 euros, tras un alza del 1,56%, en una cota inédita hasta ahora.

La de ayer fue una sesión para el recuerdo, marcada por el tradicional toque de campana, protagonizado por el consejero delegado de la compañía, Meinrad Spenger. El parqué de la Bolsa de Madrid se vistió de amarillo (con cañón de confeti incluido) para acoger a MásMóvil, que abre camino a otras firmas del MAB y crea un precedente valiosímo después de que ese mercado 'palanca' para las pequeñas-grandes empresas estuviera en su día más que cuestionado.

Las cifras

1.236
millones
1.236
de euros es la capitalización bursátil que luce MásMóvil, en la mitad de la tabla del Mercado Continuo.
297
millones
297
de ingresos ha logrado la compañía en el primer trimestre, un 8% más.
45
millones
45
ha sumado el ebitda de la teleco donostiarra en el primer trimestre, lo que supone un alza del 128%.
200
millones
es el objetivo de ebitda para este año, en el que la firma quiere mejorar un 10% los ingresos y en 500
000 el número de clientes.

Su esfuerzo le ha costado a la teleco, que en un tiempo récord ha tenido que atender una montaña de requerimientos de los reguladores, que le han obligado a desnudarse hasta el extremo en el tradicional folleto elaborado como carta de presentación al mercado. Además, tras lo sucedido con Banco Popular, el grado de minuciosidad exigido por los supervisores se ha disparado hasta el extremo. Pero el esfuerzo de trasparencia parece haber dado sus frutos, a la luz del comportamiento ayer de los títulos.

Diferente

En un breve discurso después del tradicional toque de campana, Spenger (que tiene enmarcada su despacho una camiseta firmada de la Real Sociedad con el número 4 a las espalda) hizo un emotivo repaso de la historia de la compañía, en el que no faltaron algunas refrencias a su sede en San Sebastián y a su origen.

Y es que lo que hoy es la cuarta teleco española nació, como Ibercom, en una carnicería de Andoain. Había que aprovechar las cámaras frigoríficas para enfriar los servidores. Y como tal se estrenó en marzo de 2012 en el MAB. Desde aquel momento, y después de vivir una carrera de crecimiento sin par a base de adquisiciones -entre las que destacan las de Yoigo y Pepephone- y ampliaciones de capital, se ha revalorizado casi un 1.800%. Hoy, luce una capitalizción bursátil (un valor) de 1.236 millones de euros y su ambición es la de seguir creciendo, señaló Spenger, que no descartó «hacer otra locura como en el pasado», en alusión a aquellas operaciones.

El ejecutivo recordó que MásMóvil se presenta en el mercado de las telecomunicaciones como «la alternativa a lo tradicional», y que «quire ser parte de este sector durante mucho tiempo». «MásMóvil nació hace once años como una 'start-up'; supimos crecer en los años de crisis con pocos recursos, pues esa una parte importante de nuestro ADN», aseguró.

Tras explicar que la empresa dedicará más de 100 millones de euros a invertir en redes con el objetivo de superar los diez millones de hogares pasados por fibra, detalló que de éstos, dos millones tendrán red de la propia MásMóvil y el resto se hará a través de acuerdos con terceros.

Frente a quienes en los últimos días (y en base a ese desnudo integral del folleto) han alertado de la elevada deuda del grupo (777 millones), Spenger recordó que buena parte de ese pasivo se debe a instrumentos convertibles en manos del fondo Providence y de ACS (que estaba entre los dueños de Yoigo), y que sin tener en cuenta ese aspecto, la deuda sería apenas 2,2 veces el ebitda, «muy por debajo de la media del sector».

Visibilidad

«Tenemos un balace muy saneado», remarcó. «El paso del MAB a la Bolsa de Valores es la evolución natural de nuestro proyecto debido al crecimiento de nuestro negocio y al aumento de la capitalización bursátil de la firma; nuestro objetivo ahora es seguir trabajando para generar valor para nuestros clientes, los accionistas y el mercado de las telecomunicaciones en España», destacó.

En declaraciones a , Spenger se felicitó por el salto al Mercado Continuo que, explicó, «dará visibilidad a la compañía ante los grandes fondos y los grandes inversores», lo que, a su vez, añadió, «mejorará la liquidez de MásMóvil, dándonos un mejor acceso al mercado de capitales si lo necesitáramos».

Tras agradecer el ímprobo trabajo realizado en el seno de la empresa para abordar el estreno (una labor en la que la también donostiarra Norgestión ha tenido su peso específico a la hora de elaborar el folleto), el directivo recordó que MáMóvil «es muy ágil», y que esa virtud le ayudará en su aspiración de crecer, sobre todo en el ámbito rural y las ciudades pequeñas y medianas.

Más información

Fotos

Vídeos