María Pascual de Zulueta: «La facturación del sector crece un 10% anual»

María Pascual de Zulueta, directora del cluster./MAIKA SALGUERO
María Pascual de Zulueta, directora del cluster. / MAIKA SALGUERO
María Pascual de Zulueta, directora de Basque Health Cluster

F. S.SAN SEBASTIÁN.

El sector biotecnológico vasco vive un momento pujante. Así lo afirma María Pascual de Zulueta, directora de Basque Health Cluster, entidad que representa al 90% del sector de biociencias y al 65% del de biosalud. Euskadi ha multiplicado por cuatro las empresas en esta última actividad, pasando de 24 en 2003 a 107 en la actualidad, empleando a 2.300 profesionales. «La facturación crece un 10% anual», afirma la directora del cluster.

- ¿En qué grado de desarrollo estima que se encuentra el sector biotecnológico en Euskadi, tanto desde el punto de vista empresarial como científico?

- Euskadi está evolucionando a muy buen ritmo en ambas facetas. El sector empresarial está formado en su mayoría por firmas muy jóvenes, el 77% cuenta con menos de quince años. Se trata de un sector que está emergiendo con fuerza en un territorio que, de partida, tenía pocos referentes de compañías grandes. Un ecosistema favorable y la profesionalidad de las empresas son las claves para el buen desarrollo del sector. Además, contamos con centros de investigación de excelencia y una clara apuesta de la Administración vasca.

-¿Cuántas empresas hay asentadas en Euskadi?

- Un total de 107, que emplean a unas 2.300 personas. Están facturando del orden de 600 millones de euros al año. El sector viene incrementando sus ventas en torno al 10% anual. En 2016 la subida respecto del ejercicio 2015 fue del 10,3% y las perspectivas para el ejercicio 2017 son aún mejores.

- ¿Se están creando nuevas empresas? ¿A qué ritmo?

- En 2003 contábamos con veinticuatro. Las políticas de apoyo, como la estrategia Biobasque, han propiciado la configuración de un rico ecosistema que ha ido madurando, facilitando así el surgimiento de nuevas empresas, multiplicándose por cuatro en menos de quince años. No todas son de nueva creación. Afortunadamente, compañías de base tecnológica de tamaño medio y grande están diversificando hacia este sector.

- ¿Cuáles son las principales virtudes y carencias del sector.

- Se trata de un sector joven, con personal altamente cualificado, muy intensivo en I+D y, por lo general, con requerimientos de infraestructuras y equipamiento de vanguardia. Además, las obligaciones legales, de calidad y seguridad que aplican a los productos y servicios destinados al cuidado de la salud son muy exigentes. Esta combinación hace que las empresas requieran de importantes sumas para desarrollar sus productos y que los tiempos sean más dilatados que en otras disciplinas menos exigentes. El tejido empresarial vasco es diverso en cuanto a su oferta de productos y servicios. El mercado natural es claramente internacional y las compañías vascas van conquistando estos espacios con unas exportaciones que en 2016 ya suponían el 30% de la facturación.

- ¿Tiene el sector 'bio' alguna especificidad en Gipuzkoa?

- Del total de firmas de biosalud, cuarenta están en Gipuzkoa. Uno de los subsectores de gran relevancia en Euskadi es el de los dispositivos médicos, conocido como Medical Devices. Contamos con 55 compañías que ofrecen productos o servicios. Este subsector es liderado por el tejido empresarial guipuzcoano que cuenta con 29 jóvenes firmas. Las especialidades que desarrollan van desde la síntesis de micro y nanopartículas de látex de la empresa Ikerlat Polymers a los aparatos de liberación de fármacos y diagnóstico miniaturizados de Microliquid o a los desarrollos de bisturís inteligentes de Deneb Medical. Gipuzkoa cuenta también con empresas como Emedica, punteras en el desarrollo de software de visión con programas de soporte a los cirujanos en el preoperatorio de cirugías endovasculares de aneurisma de aorta, entre otras. Caben destacar también la eibarresa Reiner Medical con sus productos especializados en el área de la implantología dental y la donostiarra Vitia que ofrece sistemas de rehabilitación física y neurocognitiva.

- ¿Cómo valora la inversión que realizarán Asklepios y el fondo Columbus en Miramón?

- Solo se puede valorar de forma muy positiva. En Miramón se dan unas condiciones extraordinarias, ya que contamos con empresas altamente innovadoras como, por citar un par, Biobide y ViveBiotech; centros tecnológicos de Ik4 y Tecnalia; el instituto e investigación sanitaria Biodonostia; Onkologikoa; el Biomagune... Este rico ecosistema público-privado, que cuenta con una apuesta firme de las Administraciones, ha sido seleccionado por Asklepios y el fondo Columbus, que vienen a sumar excelencia empresarial, desarrollando nuevos productos terapéuticos y creando puestos de trabajo cualificados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos