La lista de grandes deudores con la Hacienda foral aumenta y su importe crece un 10%

Exterior de la extinta compañía Ramón Vizcaíno, en Oiartzun, que quebró en 2011 y dejó una deuda con Hacienda de 14,34 millones./MIKEL FRAILE
Exterior de la extinta compañía Ramón Vizcaíno, en Oiartzun, que quebró en 2011 y dejó una deuda con Hacienda de 14,34 millones. / MIKEL FRAILE

En Euskadi, la lista engorda hasta los 260 contribuyentes con una factura que supera en 55,1 millones a la primera versión La segunda toma de 'morosos' recoge 65 nombres con una deuda de 167 millones en Gipuzkoa

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Siete que entran por cuatro que salen. Los que ingresan lo han hecho con una deuda por valor de casi 20 millones de euros y los que la han abandonado tenían unas facturas que suman unos 5,2 millones. En resumen, la lista de deudores con la Hacienda foral guipuzcoana hasta cierre de 2016 ha crecido hasta los 65 nombres y los 167 millones de euros. De momento, por tanto, el efecto disuasiorio que se quería lograr con la publicación de esos nombres con deudas superiores a un millón de euros con el fisco no ha surtido el efecto deseado y lejos de disminuir las cifras en favor de una sociedad «más moderna», la Hacienda foral sigue encontrando nuevas vías de agua por las que se han vuelto a escapar un puñado de millones de euros.

El mayor peligro, además, es que la mayoría de las referencias que han entrado son de empresas concursadas o en liquidación y con deudas que sobrepasan de forma holgada la barrera del millón de euros, lo que hará difícil que ninguna de ellas abandone la lista en próximas tomas ya que como en repetidas ocasiones han insistido las Haciendas forales y la propia Agencia Tributaria, las posibilidades de poder cobrar esas deudas son «mínimas». Y, por otro lado, los cuatro nombres que ya no figuran en la lista no se sabe de forma oficial si han cumplido con la deuda que habían contraído con el fisco de Gipuzkoa o se han servido de una suerte de maquillaje abonando varios miles de euros con el objetivo de reducir su minuta por debajo del millón y así no figurar en esta edición -ninguno de los cuatro contribuyentes que han abandonado la lista tenían una deuda superior al millón y medio de euros-.

719,3
millones de euros
adeudan los 260 mayores morosos con las Haciendas vascas a fecha de 31 de diciembre de 2016. La cifra supone un incremento del 8,3% en comparación con la lista publicada el pasado año. En total, 23 deudores más se contabilizan en las listas publicadas ayer.

De esta forma, no es descartable que se reabra el debate sobre la utilidad de la lista de grandes morosos ya que al margen de comprobar toma tras toma los disgustos empresariales que nos ha dejado la crisis y el día a día, apenas tiene un impacto disuasorio en el pequeño contribuyente -quién pudiera tener una deuda de más de un millón de euros con alguien, diría más de uno-.

Pero vayamos al detalle de lo que nos deja la publicación de la segunda toma de deudores con las Haciendas vascas que ayer los tres territorios publicaron en sus respectivas páginas web (estarán disponibles durante los próximos tres meses). En Gipuzkoa, la lista pasa de los 62 nombres que figuraban a 31 de marzo de 2016, a los 65 con la que finalizó el 31 de diciembre del pasado año. De ellos, solo seis son particulares, uno menos que en la primera lista. En lo que a la deuda total se refiere, la minuta del fisco foral con estos grandes contribuyentes ha pasado de los 152,3 millones de la primera toma, a los 167 de la publicada ayer, esto es, casi un 10% más.

Solo la quiebra de dos grandes empresas en la última década como fueron Ramón Vizcaíno y Fagor Electrodomésticos suman una deuda de alrededor de 30 millones con el fisco guipuzcoano. Es decir, cerca de uno de cada cinco euros de los que la Hacienda de Gipuzkoa reclama a grandes deudores tienen la firma de las extintas compañías de Oiartzun y Arrasate.

La quiebra de Ramón Vizcaíno en 2011 que afectó a 328 trabajadores dejó un reguero de deudas con Hacienda divididos en distintos negocios. Así, el listado sigue recogiendo una factura de 2,38 millones a la firma GRV Grupo Vizcaíno EMP IND y Serv SL, además de 5,73 millones de Ramón Vizcaíno Refrigeración SA y otros 6,23 de la compañía asociada Tecfrindus SA. De esta forma, la deuda total, a consecuencia del cierre del fabricante de equipos de frío industrial se sitúa en los 14,34 millones de euros.

Por su parte, la cooperativa del Grupo Mondragón concursada en 2013 sigue manteniendo una deuda de 15,9 millones con Gipuzkoa. La cifra es la misma que el anterior diputado general, Martin Garitano, avisó hace ya cuatro años que Fagor Electrodomésticos adeudaba al fisco foral.

La lista también incluye otras firmas emblemáticas que ya echaron la persiana, como la jabonera Bilore (3,6 millones) y varias empresas del sector papelero como Galgo (1,4 millones), Paperalia (2,3), Foresur Celulosas (1,2), la Papelera de Araxes (6 millones) o una nueva incorporación como es la Papelera de Amaroz (3 millones), que cerró sus puertas en 2012 tras un fallido relanzamiento.

Otros tres nuevos nombres han entrado con fuerza en la relación de deudores de Gipuzkoa. Por un lado, la imprenta y empresa de venta de artículos de embalaje -entre otras cosas- El Rincon del Ebanista SL, que está concursada y presenta una deuda que ronda los 6 millones de euros. Tras ella, como trío cabecero en las nuevas incorporaciones, figuran la compañía Ingeniería y Mantenimiento de Infraestructuras SL (4,6 millones) y Henco Construcciones y Contratas SL, con una minuta de 3 millones de euros . Las tres facturas serán complicadas de ingresar para el fisco guipuzcoano.

Los que salen. Solo cuatro contribuyentes, uno de ellos persona física, han dejado el listado, con 5,3 millones de deuda total

Diferencia con el Estado

Agrupando las tres listas publicadas por las Haciendas forales, un total de 260 contribuyentes mantenían a 31 de diciembre de 2016 deudas superiores al millón de euros con un montante total de 719,3 millones de euros, 55,1 más (un 8,3% más) de lo que debían hace nueve meses los 237 morosos registrados entonces.

Bizkaia suma cinco contribuyentes y 6,3 millones más que en la primera toma, mientras que Álava regista un repunte mayor, de 14 nombres y 35,3 millones.

En comparación con las listas de deudores publicadas por la Agencia Tributaria en el Estado, la evolución de las mismas en los territorios vascos ha sido distinta de la primera a la segunda lista. Así, en España de la primera versión, publicada en diciembre de 2015, a la segunda, que vio la luz en junio de 2016, la cifra de nombres disminuyó, al pasar de los 4.855 deudores a los 4.768. La deuda total, al igual que en Euskadi, se incrementó, aunque apenas un 0,6%, en comparación con el 8,3% que se ha registrado en la suma de las Haciendas vascas.

Resta por ver si en la tercera edición del listado por parte de las Haciendas del País Vasco, que será en junio del próximo año, la evolución se asemejará a la que ha registrado la lista estatal publicada la pasada semana, con una reducción en la cifra de 'morosos' superior a los 200 nombres, y un descenso de 300 millones en la minuta total, hasta los 15.400 millones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos