La Diputación insinúa que siguen saliendo contribuyentes de Gipuzkoa por el Impuesto a las Grandes Fortunas

La Diputación insinúa que siguen saliendo contribuyentes de Gipuzkoa por el Impuesto a las Grandes Fortunas

El diputado de Hacienda insiste en que «no puede haber diferencias entre territorios», una cuestión que puede corregirse en la próxima reforma

A. ALGABA SAN SEBASTIÁN.

Después de varios ejercicios de crecimiento en su recaudación, parece que el Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas de Gipuzkoa ha tocado techo. Ayer en las Juntas de Gipuzkoa el portavoz de EH Bildu y antiguo director de Hacienda, Xabier Olano, cuestionó al responsable actual del fisco cuál era la razón por la que se contemplaba una bajada de ingresos por dicho tributo de cara a cierre de este ejercicio y al próximo. El interpelado, Jabier Larrañaga, que habitualmente es comedido en sus manifestaciones, esta vez no evitó el cara a cara y respondió a Olano con un clarividente «usted ya sabe lo que eso significa». El diputado de Hacienda añadió que ha sucedido «lo que desde nuestra llegada hemos querido evitar», apuntando hacia una salida de patrimonios que parecía haberse relajado desde la llegada de los jeltzales a la diputación guipuzcoana.

El portavoz de la coalición abertzale reclamó conocer si ante esa nueva «huída de ricos», la propuesta era «modificar el impuesto o eliminarlo como en Madrid», una petición que no recibió respuesta por parte de Larrañaga, aunque el diputado sostuvo que «no puede haber diferencias entre territorios. Hemos insistido una y otra vez en ello». Dicha desarmonización, como apuntó en la edición de ayer este medio, puede tener los días contados si culminan los pasos que están dando en la negociación de la reforma fiscal jeltzales y socialistas. De hecho, ninguna de las partes, ni la propia Diputación de Gipuzkoa, descartaron ayer esta posibilidad. Así, esta armonización podría suponer la modificación fiscal de más calado que incluya el acuerdo, después de descartarse -por la negativa socialista- la posibilidad de reducir el tipo nominal del Impuesto de Sociedades del 28% actual, al 25% que rige en el Estado.

PNV y PSE trabajan en la armonización del impuesto que es el único que no está alineado en los territorios

Mínimo exento y escudo

De esta forma, en la negociación se está estudiando el equiparar el mínimo exento de este tributo en los tres territorios y recuperar en Gipuzkoa el escudo fiscal, un límite que Bildu no incluyó en el diseño del Impuesto sobre la Riqueza. Así, mientras en Bizkaia y Álava ese escudo se sitúa en el 65%, Gipuzkoa lleva cuatro campañas sin él.

La otra gran diferencia radica en el mínimo exento, que en Gipuzkoa es de 700.000 euros y en Álava y en Bizkaia, de 800.000 (Navarra también comparte ese mínimo de 800.000 euros) . También hay diferencias en lo que a la exención de vivienda habitual se refiere, que es de 400.000 euros en Bizkaia y Álava y de 300.000 en Gipuzkoa.

La propia tabla de tipos también es distinta en los tres territorios: Estos van del 0,2 al 2,5% en Álava, del 0,2 al 2% en Bizkaia y del 0,25 al 1,5% en Gipuzkoa.

Más noticias

Fotos

Vídeos