Laboral Kutxa subraya la fortaleza de la economía vasca y prevé que crezca un 2,9% este año

Laboral Kutxa subraya la fortaleza de la economía vasca y prevé que crezca un 2,9% este año

La entidad destaca que por primera vez en los últimos años, todos los sectores marcan registros de crecimiento positivos

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDASan Sebastián

Buenas perspectivas para la economía vasca. Así lo entiende Laboral Kutxa, que este miércoles ha presentado su tradicional informe anual. Tras constatar que 2016 fue un muy buen ejercicio, la cooperativa de crédito presidida por Txomin García augura para este año un repunte del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,9%. Una fortaleza que, han matizado Xabier Egibar y Joseba Madariaga, director de desarrollo de negocio y responsable del departamento de estudios, respectivamente, estará "condicionada" a que ninguno de los muchos riesgos macroeconómicos que aún existen lastre el crecimiento. En Navarra, han añadido, la economía avazará incluso un poco más, hasta el 3% interanual.

"Los resultados de las elecciones en Holanda y Francia rebajaron la tensión del Brexit y de la victoria de Trump en EE UU, además, los recientes comicios en Reino Unido han fortalecido la posición europea de cara a la negociación, y aunque todavía quedan las elecciones alemanas a la vuelta del verano, el momento actual puede suponerse como dulce", ha explicado Madariaga, comparando la situación con la que existía "hace un año". El experto ha resaltado también que "la economía mundial está mostrando cierta fortaleza, con lo que el crecimiento se está alineando en las principales áreas geográficas".

En esa tesitura, han apuntado ambos, el crecimiento en Euskadi "rondará el 3% durante 2017 e, incluso, en 2018". "Concretamente, nuestras expectativas para 2017 se cifran en un 3% tanto para la Comunidad Foral de Navarra como para el conjunto del Estado y del 2,9% para la Comunidad Autónoma del País Vasco", han adelantado.

Madariaga ha asegurado que "desde la perspectiva económica, 2016 ha sido un buen año: con un crecimiento sólido, creación de empleo y una sensible reducción de la tasa de paro". Los elementos que se encuentran detrás de este comportamiento, ha relatado, son "el proceso de devaluación interna de la economía y una serie de factores coyunturales que aún persisten y de entre los que destacan las medidas monetarias del Banco Central Europeo y el comportamiento del precio de las materias primas".

A juicio de ambos expertos, los distintos condicionantes que reinaron en el plano internacional a lo largo del pasado ejercicio (desde el 'Brexit' a las elecciones en Estados Unidos) no lograron siquiera inquietar a la economía vasca, que registró un comportamiento muy sólido.

"En cuanto a la magnitud más influyente, la tasa de paro, se sitúó en el 12,6% en la CAPV, disminuyendo 2,2 puntos porcentuales con respecto a 2015, mientras que en Navarra cayó hasta el 12,5% y en España alcanzó el 19,6%. La conclusión es que poco a poco las tasas de paro comienzan a ceder el terreno ganado a lo largo de esta prolongada crisis, aunque todavía distan mucho de valores que podrían considerarse aceptables", han remachado.

Egibar y Madariaga han incidido en que desde la perspectiva de la oferta destaca que, "por primera vez a lo largo de los últimos años, todos los sectores marcan registros de crecimiento positivos del valor añadido bruto".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos