Los juzgados especiales vascos también fallan contra la banca por las cláusulas suelo

Afectados guipuzcoanos por cláusulas bancarias en una reunión informativa de EKA-Acuv en Donostia el pasado febrero.
Afectados guipuzcoanos por cláusulas bancarias en una reunión informativa de EKA-Acuv en Donostia el pasado febrero. / LUIS MICHELENA

El primer fallo por intereses abusivos llega tras las sentencias por gastos hipotecarios. El veredicto, emitido en Bilbao, además de obligar a devolver lo cobrado de más anula un acuerdo de renuncia a reclamaciones que impuso la entidad

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Los juzgados especiales habilitados en las tres capitales vascas para resolver asuntos referentes a cláusulas bancarias abusivas en los contratos de hipotecas han emitido en la quincena inicial de septiembre las primeras sentencias sobre las demandas que se acumulan en sus mesas. El primer veredicto , referente a gastos de registro de la hipoteca, fue comunicada el lunes día 4 por el Juzgado número 5 de Vitoria. Desde entonces el goteo ha sido constante y todo hace indicar que a partir de ahora los fallos llegarán en cascada. Ayer se comunicó el primer fallo específico por cláusulas suelo, dictado por uno de los tres jueces especiales de Bilbao, que puede marcar el camino en la condena a las entidades bancaria.

Hasta el momento se contabilizan oficialmente 41 sentencias por cáusulas abusivas en Euskadi, 18 de ellas en Vitoria y 23 en Bilbao. El retraso en la llegada del refuerzo al juzgado número 8 de Donostia, al que se han encargado estos casos, ha hecho que las primeras resoluciones en Gipuzkoa se hayan demorado algo más, aunque DV ha podido confirmar que la primera de ellas -referida a gastos y vencimiento anticipado de una hipoteca- se comunicó ayer mismo.

Pero lo que es más importante, más allá de la cifra de demandas que se han podido encauzar hasta el momento, es la respuesta que están dando estos jueces de refuerzo a las mismas y que, seguramente, preocupará muy mucho a las entidades bancarias. Y es que, de momento, la totalidad de las cuestiones sobre cláusulas abusivas o gastos hipotecarios han resultado favorables para los denunciantes.

Las 'suelo', sin excusas

La primera sentencia por las cláusulas s uelo -principal causa por la que el CGPJ reforzó los juzgados- fue dictada el pasado miércoles en Bilbao por el juez de refuerzo Daniel Rodríguez Uriel. Supone un serio correctivo para la entidades bancarias que esperaban para conocer si los tribunales dejaban algún resquicio a sus esperanzas de no verse obligados a devolver millones de euros cobrados de forma indebida por estas cláusulas, que declaró nulas el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en diciembre del pasado año.

El magistrado -gallego- estima íntegramente la demanda interpuesta por un cliente frente a Caja Laboral (Laboral Kutxa), lo que conlleva, en primer lugar, el declarar nula y no incorporar la citada cláusula inserta en el contrato hipotecario, además de obligar a la entidad demandada a abonar la cantidad cobrada de más en el periodo en el que estuviera efectivo dicho 'suelo' en la hipoteca firmada y pagar las costas del procedimiento.

Hasta ayer, los juzgados de Euskadi habían resuelto 41 casos, 23 de ellos Bilbao y el resto, 18, Vitoria LOS CASOS

El juez de Bilbao obliga a Laboral Kutxa a devolver lo cobrado de más por una hipoteca firmada en 2004 CLÁUSULAS SUELO

El fallo anula un acuerdo entre la entidad y el cliente que impedía al segundo efectuar reclamaciones ACUERDO INVÁLIDO

El contrato hipotecario formalizado en mayo del 2004 incluía de forma literal que «el tipo aplicable al devengo de los intereses ordinarios no podrá ser, en ningún caso, superior al 15%, ni inferior al 2,75% nominal actual». El préstamo se pactó con un interés del 2,75% durante un primer período del contrato, para posteriormente ser otro variable formado por el Euríbor +0,5%. El demandante aseguró desconocer haber firmado una cláusula limitativa de tipos de interés y añadió no haber recibido ningún documento ni información verbal al respecto.

No hay acuerdo que valga

Evidentemente este cliente no pudo aprovecharse de la caída progresiva del Euríbor hasta mínimos históricos y, practicamente, desde febrero de 2009 -con el diferencial en el 2,135%- la aplicación de la cláusula suelo le hizo pagar de más al banco. El juez ha condenado a Laboral Kutxa a abonar la cantidad que resulte de la diferencia entre las cuotas «efectivamente cobradas» y las que procedan mediante su cálculo sin aplicación de la cláusula suelo declarada nula, además de los intereses legales sobre la diferencia en cada cuota a computar desde la fecha de cada cargo.

Sin embargo, una de las particularidades de la sentencia y que preocupa -y mucho- a las entidades bancarias implicadas es que el fallo deja sin validez el acuerdo extrajudicial firmado por el banco y el demandante en 2014 y por el que se obligaba al cliente a «no efectuar ninguna acción reclamatoria». Cabe recordar que tras la primera sentencia del Tribunal Supremo contra las cláusulas suelo en 2013, las entidades de crédito se lanzaron a tratar de alcanzar acuerdos con sus clientes para retirar las cláusulas y ofrecerles algún tipo de compensación en las cuotas siguientes a cambio de que los hipotecados renunciasen a emprender ninguna acción reclamatoria contra la entidad.

Pues bien, a este respecto, el magistrado señala que «el consumidor se encuentra en una situación de desequilibrio, por lo que ha efectuado una renuncia sin ser consciente del alcance de los efectos de la declaración de nulidad y de que no era posible transigir sobre una cláusula nula».

«Posiblemente después de que se aclare también esta circunstancia la llegada de nuevos afectados vuelva a repuntar», explicó ayer a este medio Ane Miren Magro, letrada de Ercilla Abogados, que ha trabajado en este primer caso en favor de la parte demandante. Una de las dudas que tenían los bufetes era si estos acuerdos alcanzados por los afectados con las entidades antes de que se pronunciara el TJUE dejarían a los mismos sin posibilidades de recurrir a los juzgados, circunstancia que parece disiparse con este primer pronunciamiento. De ahí que es de esperar un nuevo aluvión de casos en esta situación. Se desconoce si las entidades, en su provisión de riesgo por cláusulas suelo contemplaban la posible reapertura de estos casos.

Laboral Kutxa puede impugnar la sentencia en un plazo de veinte días ante la Audiencia de Bizkaia.

Más

Fotos

Vídeos