El PSE justifica en el bien común la supresión del Impuesto de la Riqueza

Explica la eliminación por la necesidad de armonizar los impuestos en Euskadi

DV

El Partido Socialista de Euskadi ha salido al paso de las críticas vertidas este jueves por Confebask en relación a la reforma fiscal presentada esta semana por los socialistas y el PNV. El PSE, que ha valorado positivamente el acuerdo alcanzado en su globalidad, ha divulgado una nota de prensa en la que justifica en el bien común la supresión del Impuesto de la Riqueza. Asimismo, explican su eliminación por la necesidad de armonizar los impuestos en Euskadi. Según dice la nota, «no hay que perder la vista de que gracias al PSE-EE se mantiene el tipo en el Impuesto sobre Sociedades, a nivel de Euskadi, también en Gipuzkoa».

La misma nota señala que «se regula en el IRPF y Sociedades una redefinición de los Incentivos Fiscales al Emprendimiento, vinculada a la innovación. Para el PSE-EE la innovación es una apuesta de país y su promoción vía incentivos al emprendimiento nos parece positiva».

En relación con el Impuesto sobre el Patrimonio, que el PSE aprobó en la anterior legislatura de Gipuzkoa junto a Bildu, la nota asegura que «en la decisión de apoyar la restauración del ‘escudo fiscal’ en Gipuzkoa no ha pesado tanto la bondad o no de tal técnica (supresión o restauración), sino la desarmonización existente a nivel de Euskadi. Una medida fiscal puede ser muy positiva, pero deja de serlo cuando te quedas aislado en el conjunto del País Vasco y de España. Hemos entendido, en clave de país, que no podía mantenerse por más tiempo esta desarmonización. Cuando esta exigencia fiscal se limita a espacios pequeños como Gipuzkoa, hay que valorar los riesgos que supone mantenerla en el tiempo, máxime si tenemos en cuenta el sistema de bolsa común que rige las relaciones financieras internas en el conjunto de Euskadi. Esa ha sido nuestra reflexión política».

Exención por vivienda

Habida cuenta de la polémica que se suele generar cada cierto tiempo con los impuestos requeridos a las grandes fortunas, prosigue con sus explicaciones, que aclaran que «el Impuesto no se armoniza plenamente. Así, en Gipuzkoa el mínimo exento se sigue situando en 700.000 euros mientras que en Bizkaia y Álava se fija en 800.000 euros. En cuanto a la exención por vivienda habitual también en Gipuzkoa es inferior, situándose el valor exento en 300.000 euros mientras que en Bizkaia y Álava se sitúa en 400.000 euros. Como dice la Ley de Armonización fiscal de Euskadi, armonización no significa uniformización».

«En cuanto a la tarifa, -continúa la nota- se contienen más tramos y el tipo marginal pasa del 1,5% a 2,5 %. Por ello, podemos decir que el Impuesto sobre Patrimonio de Gipuzkoa será el más progresivo a nivel de Comunidad Autónoma».

Finalmente, el PSE defiende en la nota que «hay que tener en cuenta que el Impuesto sobre Patrimonio/Riqueza no actúa sobre las empresas, sino que somete a gravamen el patrimonio neto de las personas físicas. Por otro lado, en el cierre de Arcelor Mittal, Fagor electrodomésticos, XEY..., el Impuesto sobre la Riqueza no ha tenido absolutamente nada que ver.

Fotos

Vídeos