El juez de lo mercantil sentencia a favor de Mondragón para devolver la marca Fagor a la Corporación

La decisión, tomada en primera instancia y por tanto recurrible, se produce cerca del final de la fase común del concurso de acredores

J. DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

Uno de los aspectos más controvertidos en lo que se refiere al concurso de acreedores de Edesa Industrial y al éxito o al fracaso de sus pretendidos planes de salvamento de la empresa están ligados a la pretensión de la empresa catalana de conservar uno de los grandes activos, cuando no el principal junto a la plantila, que heredó (aunque no en propiedad) de la quiebra de la cooperativa de Arrasate: la marca Fagor. Hasta ahora, CNA ha argumentado que la exigencia por parte del Grupo Fagor (una cooperativa de cooperativas dueña de ese logo desde 1989) de que se le devolviera la enseña le ha traido por el camino de la amargura y hasta le ha espantado algún que otro hipotético caballero blanco que, decían, venía al rescate.

Pero lo cierto es que el Grupo Fagor, harto de los incumplimientos de CNA, se dirigió al juez del concurso (Pedro José Malagón) para reclamar definitivamente para sí la marca Fagor. La segunda caída del fabricante de electrodomésticos golpeó con dureza a las cooperativas de ese grupo de empresas e, incluso, ante la confusión generada en España y el extranjero respecto a la fortaleza de algo que se llamaba Fagor, algunas vieron volar algunos contratos.

Planteada la demanda en el seno del concurso, su señoría recibió las alegaciones de unos y otros, las estudió y, según ha podido saber este periódico, ha resuelto ya el conflicto en favor de la Corporación.

Es previsible que la próxima semana el juez señale fecha para la junta de acreedores de Edesa

Así lo revela un auto de fecha 3 de mayo, relativo al despido colectivo de los trabajadores de Edesa Industrial, en el que se repasan algunos de los acontecimientos acaecidos en el universo Edesa Industrial en los últimos tiempos.

«Se ha producido la resolución, por sentencia en primera instancia, del contrato de licencia de uso de propiedad industrial suscrito entre la concursada y Fagor S Coop. con fecha 4 de agosto de 2014, relativo a la marca 'Fagor' y otras marcas y patentes que incide claramente en la actividad productiva de la concursada», dispone el auto.

De este modo, y aunque en primera instancia (por tanto, aún no de manera definitiva), la cooperativa de cooperativas sale victoriosa de su discusión con CNA, que pierde así la esperanza, si es que la tuvo, de mantener vivo un contrato que, según la Corporación, inclumplió tanto desde el punto de vista del pago de los cánones hasta el empleo que los calatalanes se comprometieron a crear y mantener en Arrasate. Cuestionada Fagor S Coop. sobre este asunto, la entidad prefirió guardar un prudente silencio.

Llegados a este punto, el concurso de Edesa Industrial parece que camina hacia la conclusión de la llamada fase común. La próxima semana se podría señalar la fecha de la junta de acreedores y si CNA lograra apoyo suficiente a su propuesta de convenio, terminaría el proceso y la catalana retomaría las riendas de la firma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos