El juez adjudicará los activos de Xey en dos lotes separando la marca

LAB critica la decisión al considerar que «abre la puerta a los especuladores y no se prima la entrada de proyectos estables»

P. A. SAN SEBASTIÁN.

El juez que tramita el concurso de acreedores de la empresa zumaiarra Xey, presentado en junio del año pasado con el objeto de liquidar la compañía al no poder hacer frente a sus deudas, ha decidido adjudicar los activos de la misma en dos lotes, separando por un lado la marca y la maquinaria y por otro el pabellón, según indicó ayer el sindicato LAB en una nota.

La central abertzale explica que la medida fue propuesta por el administrador concursal, en este caso el Grupo Norgestión, y aprobada por el juez en contra de la opinión manifestada por el sindicato de que se hiciera en uno. LAB se muestra muy crítica con dicha decisión porque considera que «abre la puerta a los especuladores, pues se podrá utilizar la marca Xey sin crear empleo, en la medida en que no se establece ninguna condición para la posible contratación de extrabajadores dela firma para poder utilizar la marca o comprar el pabellón».

El sindicato muestra su preocupación porque entiende que la liquidación de la emblemática compañía de muebles «está focalizada en sacar el mayor dinero posible y no en la entrada o en la reconstrucción de un nuevo proyecto, que es en lo que se debería incidir». Es más, añade que con dicha medida «se dificulta la entrada de posibles proyectos con planes de futuro y la generación de puestos de trabajo».

La central abertzale exige anteponer la garantía de un proyecto industrial y los puestos de trabajo, «las personas por encima del dinero». Recuerda que Xey se ahogó endeudado por lo que consideran «una mala gestión», pero señala que su actividad daba beneficios. Por ello, considera que se puede poner en marcha y pide que se priorice la entrada de un comprador que esté dispuesto a contratar a los extrabajadores, ya que esa sería la salida la más beneficiosa para la plantilla, pero también para los acreedores y las comarca del Urola Costa.

El sindicato critica asimismo la actitud del Gobierno Vasco -cuenta con el 30% de las acciones de Xey- por «otorgar un cheque en blanco a la firma, sin condicionantes y sin realizar el más mínimo seguimiento».

La primera fase del concurso de liquidación de la compañía concluye el próximo martes. Un momento decisivo para conocer si existe algún comprador para una compañía que arrastra 30 millones de deuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos