Una inversión de 10 millones de euros para luchar contra enfermedades raras

La consejera Arantxa Tapia y el diputado general Markel Olano presidieron la presentación de Viralgen, acompañados de directivos y trabajadores.
La consejera Arantxa Tapia y el diputado general Markel Olano presidieron la presentación de Viralgen, acompañados de directivos y trabajadores. / MICHELENA

La creación de Viralgen potencia el sector 'bio' vasco, al tiempo que incentivará el tratamiento de patologías incurables

F. S. SAN SEBASTIÁN.

La 'joint venture' Viralgen, en la que Columbus aporta 10 millones de euros y la estadounidense Asklepios su conocimiento biotecnológico, ofrece dos vertientes positivas: la sanitaria y la económica. Ambos aspectos fueron destacados ayer en la presentación de la compañía en el parque tecnológico de Miramón, que contó con la presencia de la diputada de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia y del diputado general, Markel Olano. También acudieron directivos del fondo de inversión y trabajadores de la nueva firma.

Natichu Alvarado, directora de inversiones de Columbus, destacó el aspecto sanitario de la iniciativa empresarial. «La terapia génica es la esperanza para muchas patologías, en especial para un gran número de enfermedades raras que carecen de tratamiento efectivo y sobre las que ya se investiga en fases tempranas para su curación definitiva».

50
especialistas
50
trabajarán en los laboratorios de Viralgen, que se ubicarán en el edificio Kuatro del parque tecnológico de Miramón.
80
entidades
se dedican en Euskadi al sector biotecnológico, con un total de 1
200 empleados de alta cualificación.

Viralgen contará con la tecnología de Asklepios para la producción de virus adenoasociados. Será la única instalación de Europa, según se aseguró en la presentación, con acceso a esta técnica clave para luchar contra las enfermedades citadas.

La terapia génica consiste en manipular la información genética de células enfermas para corregir un defecto o para dotarlas de una nueva función, que les permita subsanar su alteración. Los vectores (generalmente virus) transportan el gen correcto, que se integra en la célula enferma y modifica su error.

La presencia en el acto de Arantxa Tapia sirvió para subrayar la importancia económica de la apuesta por Donostia. Para la consejera, la decisión de Viralgen de asentarse en el parque tecnológico supone un espaldarazo para el sector 'bio' vasco, que cuenta con ochenta «entidades» y da empleo a 1.200 personas. A Tapia se le veía especialmente feliz de presidir un acto empresarial en clave positiva, como contrapunto a una semana en la que ha tenido que lidiar con expedientes de crisis como el de La Naval y Edesa. De hecho, ella misma lo reconoció así, al señalar que «estamos ante un proyecto ilusionante, especialmente en momentos como éste». La consejera también subrayó que la llegada de una firma de prestigio como Asklepios «conllevará que las grandes farmacéuticas europeas interesadas en terapias génicas visualicen al País Vasco como un territorio de interés para sus planes».

En la presentación también estuvo presente el diputado general, Markel Olano, quien mostró su satisfacción por la inversión realizada en Donostia. «Desde la Diputación de Gipuzkoa éramos conscientes del potencial del sector 'bio', pero también de que cada empresa iba por su cuenta. Ahora, por fin, ha llegado un proyecto que puede catalizar todas las posibilidades existentes en el territorio».

Viralgen se ubicará en el edificio Kuatro del parque tecnológico de Miramón, en el que trabajarán cincuenta especialistas. Los primeros lotes, aquellos que no necesitan de una validación compleja, saldrán a la venta a comienzos de 2018.

Fotos

Vídeos