La inversión en Euskadi hasta junio para crear empresas supera ya la de todo 2016

Las dificultades que atraviesan firmas emblemáticas como la sucesora de Fagor o La Naval contrastan con un dinamismo empresarial que recupera niveles precrisis.
Las dificultades que atraviesan firmas emblemáticas como la sucesora de Fagor o La Naval contrastan con un dinamismo empresarial que recupera niveles precrisis. / MIKEL FRAILE

En la primera mitad de año se han destinado 201 millones a crear 1.694 compañías en la CC AA. La radiografía empresarial deja una sensación agridulce ya que el movimiento de compañías es desfavorable para Euskadi y los concursos repuntan este ejercicio

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

En unas semanas en las que casos singulares hacen dudar del imán inversor de Euskadi, algunas estadísticas muestran que la comunidad vuelve a ser territorio propicio para arrancar negocios. Quizá no proyectos tradicionales o de sectores maduros, pero el País Vasco atrae ya inversiones empresariales al nivel del año 2008. Así lo muestra el último informe sobre demografía empresarial publicado por la consultora Informa D&B, donde se apunta que en el primer semestre del año, la inversión total que ha servido para activar nuevas empresas en Euskadi se eleva hasta los 201,7 millones de euros. Una cuantía que supone un 97% más que en el mismo periodo del pasado año cuando se habían invertido 102,3 millones y ya se sitúa por encima de los 197,4 con los que finalizó 2016.

La estadística refleja un incremento evidente con respecto al pasado ejercicio, pero ese repunte no implica necesariamente que se deban lanzar las campanas al vuelo ni que se pueda registrar un curso récord en cuanto a inversión en nuevos negocios. Y es que las cifras muestran que 2016 fue el segundo peor año en lo que a fondos destinado a lanzar empresas en Euskadi se refiere, quedándose por segunda vez por debajo de los 200 millones desde que empezó la crisis -el año 2014 fue el peor con 185 millones invertidos-. Además, se venía de un 2015 de récord, que con una inversión total de 872,5 millones parecía augurar el despegue fulgurante de la inversión tras los complicados años de recesión.

Por tanto, no conviene lanzar excesivas alharacas y enmarcar, en todo caso, la evolución registrada en el primer semestre del año dentro de la recuperación de la normalidad en la inversión, con cifras que se acercarán a las registradas en 2008. En aquel ejercicio, se invirtieron en Euskadi 472 millones de euros en la apertura de nuevas compañías, un monto total al que se puede aproximar el resultado de este año si se repiten las cifras de la primera mitad de curso.

Lo que nos deja el balance del análisis demográfico de empresas hasta junio realizado por Informa D&B es un dato curioso pero que habla muy bien de la atracción que supone para los inversores Euskadi y su tejido empresarial rodeado de potentes centros tecnológicos y universidades de prestigio. Este dato refleja que los fondos invertidos en el País Vasco en los primeros seis meses del año superan a la suma de todas las comunidades limítrofes. La inversión en Castilla y León (101,3 millones), Navarra (42,5), La Rioja (20,8) y Cantabria (5,3), se queda a más de 30 millones de la registrada solo en Euskadi.

120.000 euros por negocio

Si hasta junio el incremento inversor en Euskadi se situó en el 97%, en el conjunto del Estado la cifra ha caído un 14,8%, hasta quedarse en los 2.977 millones de euros. En lo que respecta a las empresas creadas tras implementar esa inversión, en el País Vasco han surgido 1.694 nuevas firmas, un 0,8% menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio. En el conjunto de España se han creado 53.676 empresas, lo que supone una caída del 6,4% en comparación con 2016.

La media de compañías creadas anualmente en Euskadi entre 2008 y 2016 se sitúa en la horquilla de entre 3.000 y 3.200 empresas -solo 2008, con más de 4.200 compañías creadas, y 2014, con 3.500, se salen de esa media- de forma que la comunidad apunta a mantener ese dinamismo empresarial en este ejercicio.

En lo que respecta a la inversión realizada de media por empresa creada, el resultado que obtenemos se acerca de forma palpable a la que se realizaba antes de la crisis. Así las cosas, en este arranque de 2017, la cuantía media invertida por negocio en Euskadi se eleva hasta los 119.099 euros. Hace nueve años, la media ascendía hasta los 110.885 euros. La inversión media realizada en el País Vasco es notablemente superior a la estatal, que en la primera mitad del curso se queda en los 55.476 euros.

Concursos y movimientos

Pero si la creación de empresas y la inversión vinculada a ella se podría considerar en este inicio de año como la cara en los negocios en Euskadi, las estadísticas de concursos y movimientos empresariales entre comunidades nos brindan la cruz. Sobre todo la primera de ellas, ya que los concursos de acreedores -antigua suspensión de pagos- han aumentado en Euskadi un 10,3% entre enero y julio de este año respecto al mismo periodo de 2016 al pasar de 165 a 182, un incremento superior al de la media estatal, que se cifra en el 7,2%.

Las cifras

2.977 millones de euros
se han invertido en el primer semestre de 2017 en todo el Estado para la apertura de nuevas compañías.
119.099 euros de media
se han destinado a la apertura de cada empresa en Euskadi en la primera mitad de este ejercicio.
70 empresas
abandonaron el País Vasco para establecerse en otra comunidad autónoma en el primer trimestre del año.

Solo en julio en el País Vasco se registraron 33 quiebras frente a los 24 que hubo en el mismo mes del año pasado, lo que representa un aumento del 37,5%. De esos 33 concursos, 16 se produjeron en Bizkaia, en su mayoría en empresas de construcción, comercio, servicios empresariales e industrias extractivas.

En Gipuzkoa hubo 9, también con empresas de construcción y actividades inmobiliarias y de transportes como principales afectadas. En Álava por su parte 8, fundamentalmente en industrias, servicios empresariales y en el ámbito sanitario.

En el mismo estudio de Informa D&B también se habla de disoluciones de empresas. Así, entre enero y julio se han producido 981 liquidaciones de compañías en la CAV, un 1,5% menos que en 2016.

Por otro lado, el País Vasco es la segunda comunidad del Estado con el peor balance de 'fuga' de empresas. En esta estadística, correspondiente al primer trimestre del año, se observa que 52 compañías han llegado de otras zonas de España para establecerse en Euskadi, mientras que 70 optaron por la trayectoria inversa. De las que se fueron, 19 lo hicieron a Madrid, 9 a Castilla y León, 8 a Andalucía, 7 a Cataluña, 5 a Navarra y el resto a otras comunidades.

Euskadi solo se ha visto superada en dicha estadística por Cataluña, que registró la entrada de 162 compañías en el primer trimestre del año desde otras comunidades españolas, pero sufrieron la marcha de otras 220.

Más

Fotos

Vídeos