La inversión en I+D crece en Euskadi, pero a un menor ritmo que la economía

Gráfico
Una investigadora en uno de los laboratorios de Cidetec, en Miramón. / ARIZMENDI

El gasto en 2016 fue de 1.305 millones, el 1,83% del PIB, lejos del 3% previsto por la UE para 2020. Los fondos públicos alcanzaron el año pasado los 439 millones de euros (+3,47%) y los de las empresas ascendieron a 723 millones (+2,07%)

FERNANDO SEGURA SAN SEBASTIÁN.

El gasto en I+D+i en Euskadi inició el año pasado un punto de inflexión y se situó en la rampa de crecimiento, una tendencia que se ha mantenido en la primera mitad del presente ejercicio. Así lo refleja el informe de Bantec Estudios, consultora experta en innovación con oficinas en San Sebastián, Santander, Pamplona y Bruselas, entre otras localizaciones.

No obstante, en el documento se perciben luces y sombras porque, siendo cierto que el gasto en I+D+i ha crecido, no lo es menos que no ha carburado al mismo ritmo que la economía. Además, seguimos sin situarnos entre los países líderes en esta materia.

Vayamos con la luces. En términos absolutos, la inversión sumó el año pasado en Euskadi los 1.305 millones de euros, un 2,5% más que en 2015. Los fondos públicos alcanzaron los 439 millones (+3,47) y los empleados por las empresas 723 millones (+2,07%). Estos datos sitúan la inversión en I+D+i en una posición mejor que la existente antes de la crisis. En 2007, el gasto fue de 1.090 millones. En el mismo periodo (2007-2016), en el Estado se registró un descenso del 0,29%, frente al incremento del 19,77% en el País Vasco.

Pero no todo son buenas noticias. Aunque el gasto en términos absolutos ha crecido un 2,5% en comparación con 2015, de nuevo ha vuelto a retroceder respecto al PIB. En concreto, ha bajado del 1,84% al 1,83%, manteniendo la tendencia descendente iniciada en 2012, cuando alcanzó el techo del 2,06%.

La fuerte recuperación apreciada en el último trimestre del año pasado, junto con la percepción de que 2017 está siendo favorable, permite pronosticar una mejora de este indicador. No obstante, será difícil cumplir con el objetivo de la UE de alcanzar el 3% del gasto en I+D+i sobre el PIB en 2020.

Y es precisamente la comparación con Europa la que nos permite calibrar con mayor nitidez donde nos encontramos. Si analizamos las inversiones de las empresas, el gasto de las compañías privadas -media de la UE- supone el 64% del total, correspondiendo el resto a las administraciones -tanto vascas como estatales- y a inversiones extranjeras. En los países líderes, el esfuerzo empresarial llega a alcanzar el 77%, como en Eslovenia. En Alemania representa un 68% y en Francia un 65%, frente al 57% de Euskadi.

El informe de Bantec indica que en el 2000 el gasto empresarial en Euskadi suponía el 69%. La consultora explica que el «adelgazamiento de su aporte» se debe a unas menores transferencias desde las instituciones a los programas de innovación. Los organismos públicos, en la fase de expansión económica, destinaron la mayor parte del presupuesto a financiar investigación básica y a la creación de centros tecnológicos «cuyos resultados -señala Bantec- no siempre han ofrecido un saldo positivo en innovación, productos y servicios comercializables».

En el caso del Gobierno Vasco, el presupuesto para los programas de apoyo ascendieron en 2008 a 173 millones, frente a 151 de este año. El punto más bajo se tocó en 2014, con 124 millones, registrando desde ese año incrementos progresivos.

Expectativas

El esfuerzo público en I+D+i creció el año pasado (+3,47%). No obstante, la consultora resalta que no se han cumplido las expectativas. El Gobierno Vasco pronosticaba que la inversión se elevara a 526 millones pero, según indica Bantec, esta previsión no se cumplió porque una parte importante de los 80 millones comprometidos por el Ejecutivo central no se transfirió.

Bantec prevé que el ejercicio actual consolide la mejora. El último Panel de Expertos constata que los participantes apuestan por una favorable evolución tanto del gasto empresarial como del público.

Más

Fotos

Vídeos