La industria vasca apunta a un 2017 récord de pedidos tras un salto del 31,6% en noviembre

Una operaria configura una de las máquinas de la planta de GKN Driveline en Zumaia./FRAILE
Una operaria configura una de las máquinas de la planta de GKN Driveline en Zumaia. / FRAILE

En los once primeros meses el aumento se situó en el 8,4% y la cifra de negocios avanzó un 9,6%

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

La industria vasca vivió en 2017 un noviembre histórico. Llevamos varias semanas hablando de crecimientos históricos en producción, ventas generales y exportaciones. Y ayer se sumaron dos nuevos indicadores que confirman que el sector manufacturero se encuentra en un momento más que dulce. Es destacable, sobre todo por su espectacularidad, el aumento de la cartera de pedidos de las empresas industriales que en dicho mes repuntaron un 31,6% en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente. Un crecimiento extraordinario y sin parangón en toda la serie histórica que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El aumento interanual vasco fue el más alto por comunidades autónomas del mes de noviembre y triplicó la media española, que se quedó en el 9,2%. En comparación con octubre, el aumento de la cartera de pedidos de la industria vasca fue un 26,4% mayor, cuadruplicando la media estatal (5,7%). Este indicador sirve también para anticipar que la actividad y facturación de, al menos los primeros meses, de 2018 será más que positiva.

En el Estado y por ramas de actividad fue destacable el crecimiento de la fabricación de otro material de transporte, que repuntó un 31,5%. En esta rama se ubican firmas tan importantes en Euskadi como CAF o Irizar. Y por destino, el incremento llega, sobre todo, del mercado exterior, con los países de fuera de la UE aumentando la firma de pedidos con firmas vascas en un 16,7%. Dicho resultado se aproxima al crecimiento exportador total del mes de noviembre que publicó el ICEX la pasada semana, que se situó en el 9,7%. El mercado interior, por su parte, avanzó un 7,7%.

Como ha sucedido con el resto de indicadores industriales, la segunda mitad del ejercicio ha dado un vuelco al inicio dubitativo de los primeros meses de 2017. A cierre del primer trimestre, la comparativa acumulada se situaba un 0,9% por debajo del arranque de 2016, mientras que en el Estado el avance ya alcanzaba el 11,8%. El paso de los meses ha reducido esa distancia hasta dejar a cierre de noviembre casi parejos los avances de ambos. La industria vasca aumentó sus pedidos un 8,4% en los once primeros meses de 2017, mientras que en el conjunto estatal el sector manufacturero mejoró su cartera un 8,6%.

Ese repunte del 8,4% deja próximo el récord de crecimiento en un ejercicio en Euskadi, que data de 2011, cuando el aumento interanual acumulado después del primer embate de la crisis se situó en el 9,7%. Por primera vez desde la recesión se encadenarán cuatro años seguidos en los que la industria del País Vasco concluye un año con mayor carga de trabajo prevista que el curso anterior.

Mejores resultados

Pero no solo el futuro parece alentador para las empresas del sector transformador vasco. El presente, en general, es radiante. Así lo demuestra otra estadística publicada ayer por el INE, referente a la cifra de negocios de la industria. Y es que todo hace indicar que los datos de facturación de cierre de 2017 serán más que notables en las firmas industriales de Euskadi.

Hasta marzo la cifra de pedidos retrocedía un 0,9%, pero tras once meses, aumenta un 8,4% SEGUNDO SEMESTRE

Desde antes de la crisis no se encadenan cuatro años seguidos en positivo prIMERA VEZ

Tras escuetos crecimientos en 2014 (1,1%), 2015 (0,3%) y 2016 (0,5%), el repunte en 2017 fue del 9,6% CIFRA DE NEGOCIO

Primero echemos la vista atrás para recordar cómo fueron los años desde el inicio de la recuperación. Tras caídas del 8,2% en 2012 y del 3,8% en 2013, los ejercicios posteriores si que apuntaban un cambio de tendencia en la cifra de negocios de la industria vasca pero no terminaban de despuntar. El crecimiento del 1,1% en 2014, del 0,3% en 2015 y del 0,5% en 2016, hacían barruntar que los resultados de las compañías tardarían algo más de lo esperado en recuperar el nivel previo a la crisis. Sin embargo, 2017 camina en dirección a romper todas las previsiones, ya que las firmas industriales en su conjunto habían aumentado un 9,6% su cifra de negocio en los primeros once meses del año. Crecimiento extraordinario y mayor al estatal (7,9%) y que será muy bien recibido también por las Haciendas forales, que se frotan las manos con la Campaña de Sociedades de 2017.

Los servicios

Pero el INE no fue solo emisor de noticias positivas para la industria en el día de ayer. El sector servicios también se llevó su parte. Y es que la cifra de negocio del sector terciario en Euskadi aumentó un 5,8% en noviembre respecto al mismo mes de 2016, lo que supone un incremento menor que en el conjunto del Estado (7,7%). En los primeros once meses del ejercicio, el crecimiento fue del 4,5% en el País Vasco.

El empleo en el sector registró, por su parte, un incremento interanual del 2,1%, en este caso, también inferior al de la media del Estado, que fue del 2,5%. La evolución del empleo en noviembre respecto al mes anterior arrojó un descenso de la ocupación en Euskadi del 0,4%, mientras que en la media de lo que va de año avanza un crecimiento del 2%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos