«La incidencia es un 20% menor que en 2008 pero no hay que bajar la guardia»

Confebask admite que hay un ligero repunte de los siniestros leves y graves en el último año en jornada de trabajo, pero destaca que los mortales descienden

P. A. SAN SEBASTIÁN.

A la hora de analizar la siniestralidad laboral Confebask pone el foco en los accidentes que se producen en el trabajo, obviando los 'in itinere', porque no están relacionados diretamente con el ejercicio del oficio, señala, al tiempo que apunta que de este modo siguen las directrices de Osalan. Además, la patronal vasca es partidaria de estudiar las tendencias con una periodicidad superior a un año, ya que es «la mejor manera de relacionar la siniestralidad con la cultura preventiva», destaca Amaia Iriondo, técnico de Salud y Seguridad Laboral de Confebask.

Por lo tanto, partiendo de estas premisas, Iriondo admite que en 2017 se produjo un ligero repunte de los accidentes leves y graves registrados durante la jornada laboral en relación a un año antes, no así en lo que respecta a los mortales, que descendieron un 26%, al pasar de 34 a 25. También reconoce que el índice de incidencia ha crecido en ese periodo.

Pero a partir de ahí, Confebask abre el foco y compara los datos de 2017 con los de 2008 e incluso con los del año 2000. Así, destaca que el índice de incidencia en jornada de trabajo fue el año pasado de 38 accidentes por cada mil trabajadores, por debajo de los 47 de 2008 y de los 78 que se producían en 2000. Amaia Iriondo destaca que se ha reducido la siniestralidad un 20% en la última década y un 50% desde comienzo de siglo.

La técnico de Confebask también resalta que las muertes en el trabajo han descendido de forma considerable en ese periodo. En concrecto casi un 50% respecto a 2008 y cerca de un 70% en relación al año 2.000. Una tendencia que, a su entender, demuestra el «esfuerzo en prevención que se está realizando en Euskadi», aunque insiste en que «no se debe bajar la guardia y hay que seguir haciendo más».

En este sentido, Amaia Iriondo destaca que las campañas de sensibilización puestas en marcha por Osalan están dando resultados y que en estos momentos se vuelca en determinar la forma más eficaz para transmitir la importancia de la cultura de la prevención, de modo que forme parte del ADN de las empresas y trabajadores.

Además, desde Confebask se apunta que este año toca analizar dentro de Osalan la estrategia pública de Euskadi, al tiempo que el organismo celebrará en noviembre un congreso internacional con motivo del 25 aniversario de su fundación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos