«La implicación de todo el equipo humano en el proyecto es importante»

Aner Larrañaga en las instalaciones de Ekintza Lantegia, que antes dirigió su padre y que hoy pilota él junto a sus hermanas./LUIS MICHELENA
Aner Larrañaga en las instalaciones de Ekintza Lantegia, que antes dirigió su padre y que hoy pilota él junto a sus hermanas. / LUIS MICHELENA

Aner Larrañaga explica que «ser gerente de una empresa de mecanizado implica mucho sacrificio y tiempo», pero también «es satisfactorio ver la evolución positiva»

ION FERNÁNDEZAZKOITIA.

Ekintza Lantegia cuenta con una experiencia de 44 años. Se trata de una empresa familiar que en estos momentos se encuentra en manos de la segunda generación, después de que en 2011 Aner Larrañaga se hiciera cargo de la gerencia, la cual comparte junto con sus hermanas, Ainhoa y Amaia.

- En un sector como el mecanizado, ¿cómo se consigue diferenciarse de la competencia?

La empresa

1973
año de fundación.
1973
Cuenta con 12 trabajadores.
1973
Actividad
Mecanizado
Fabricación de piezas bajo plano o muestra, especializada en el mecanizado de ejes y también con una experiencia de 20 años en el área de rodillos de laminación.

- La forma de diferenciarnos se encuentra en el servicio que ofrecemos. En nuestro caso, le damos mucha importancia al plazo de entrega. Hoy en día, los plazos son cada vez más cortos y no todos están preparados para responder a estas exigencias. En los últimos años, hemos hecho muchos esfuerzos tanto en inversión de maquinaria como en el equipo humano, lo cual nos ha ayudado a ser más flexibles ante los cambios que nos exigen los clientes. Cuando creemos que no podemos cumplir los plazos, hemos aprendido a decir 'no' a los clientes. Aunque hay veces que no les gusta esto que les trasladamos, al final, reconocen que es mejor y que cuando nos comprometemos pueden confiar en nosotros.

«Durante la crisis invertimos y ahora estamos más fuertes que antes»

- Ofrecen un servicio integral, ¿en qué consiste?

- Nuestra actividad principal es el mecanizado de piezas bajo plano o muestra. Pero es cada vez más habitual ofrecer el servicio de construcción completa, en el que nos encargamos de todo el proceso: comprar la materia prima, subcontratar diferentes procesos como tratamientos calderería, etcétera. Todo ello con el fin de entregar al cliente la pieza completamente terminada.

- ¿Cuál es el compromiso que tiene Ekintza Lantegia con el cliente?

- El compromiso de hacer las cosas bien cumpliendo las exigencias del plano y respetando los plazos de entrega.

- ¿Cómo ofrecen un producto de máxima calidad?

- Invirtiendo en maquinaria moderna, formando continuamente al personal e implantando una filosofía de mejora continua en todas las áreas de la empresa.

- ¿Cómo consiguen tener la tecnología más avanzada?

- En el mundo del mecanizado una de las cosas más importantes es la maquinaria. Por el tipo de pieza que hacemos tiene que ser una maquina fiable y que nos dé seguridad a la hora de mecanizar la pieza. En estos últimos años, hemos hecho un gran esfuerzo en modernizar nuestra maquinaria, intentamos traer marcas contrastadas o que hayamos tenido buenas experiencias anteriores. También acudimos a ferias donde se exponen las novedades y vamos visualizando inversiones futuras.

- Han apostado por la internacionalización. ¿Por qué?

- A raíz de la crisis, vimos la necesidad de salir fuera para darnos a conocer. Hasta entonces, el cliente nos venía a comprar, pero después de la crisis había que salir a vender. En esta búsqueda de nuevas oportunidades surge el proyecto de Munibe Group, una iniciativa muy ambiciosa en la que nos hemos juntado cuatro mecanizadores de la zona para poder ofrecer al cliente una solución más completa. Esta unión nos ha permitido acudir al mercado francés a través de varios programas que ofrece la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, que son Profex y subcontex. También con la marca Munibe hemos acudido dos veces a la feria de Subcontratación de BEC como expositores, donde hemos podido contactar con empresas extranjeras.

- ¿Cuál es su trayectoria profesional?

- Cursé los estudios de Ingeniería en Mondragon Unibertsitatea y después de terminar los estudios estuve en Inglaterra para perfeccionar el inglés. Antes de incorporarme a Ekintza estuve trabajando en otras dos empresas. Primero, estuve en una compañía como responsable de mantenimiento y después en la oficina técnica de otra empresa. En 2004, entre a formar parte de Ekintza, primero como responsable de producción. En 2011, se jubiló mi padre y tome el relevo como gerente.

- ¿Cómo se consigue contar con un equipo humano cualificado?

- Hay que formar al personal continuamente. Por el tipo de pieza que hacemos los operarios tienen que desarrollar el programa, preparar la máquina, mecanizar la pieza e incluso realizar el control dimensional. Además, nos dedicamos a hacer series unitarias o cortas, con lo cual los cambios de máquina son continuos. Conseguir un operario cualificado es un proceso largo de aprendizaje. En Ekintza creemos que la formación interna es muy importante y para ello aprovechamos la experiencia de las personas que llevan más tiempo en la empresa para que les vayan enseñando a las nuevas incorporaciones. También, en los últimos años, estamos utilizando mucho el formato de formación dual.

- ¿Cuáles son los aspectos positivos de ser gerente?

- Aunque ser gerente de una empresa de mecanizado implica mucho sacrificio y tiempo, también es satisfactorio ver la evolución positiva que ha sufrido Ekintza. El alto grado de implicación del equipo humano nos ha permitido crecer tanto en medios productivos como en instalaciones. Por el tamaño de nuestra empresa la labor del gerente es multifuncional. Al abarcar muchos temas la oportunidad de aprendizaje es continuo.

- ¿Qué es lo que más le motiva al frente de Ekintza Lantegia?

- El trabajo bien hecho. Lo más importante es que el cliente quede satisfecho con el trabajo realizado por Ekintza Lantegia. Conseguir cumplir sus expectativas tanto en calidad como en plazo. También me motiva que los clientes lleguen a apreciar el esfuerzo que hacemos para cumplir con sus expectativas. Hay algunos que lo aprecian y otros que no. Hay que conseguir que todos lo lleguen a apreciar.

- ¿Qué hay que hacer para ser un buen líder de una empresa?

- En Ekintza Lantegia creemos que la cercanía con los trabajadores es importante, hay que saber escuchar y trasmitir confianza hacia los miembros de la empresa. Es importante conseguir que el equipo humano esté implicado en el proyecto. Estamos inmersos en un proyectó con Imh para lograr la participación del personal. Queremos incrementar su protagonismo y su implicación para que se sientan parte del proyecto común.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos