Iberdrola acusa a Siemens de gestionar Gamesa «como si fuera una filial»

Iberdrola acusa a Siemens de gestionar Gamesa «como si fuera una filial»

Siemens dice cumplir los acuerdos de fusión con Gamesa mientras Iberdrola estudia pedir a la CNMV que la compañía alemana cumpla con la finalidad industrial de la fusión

AGENCIASMadrid

Iberdrola estudia pedir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que obligue a Siemens a cumplir con el compromiso adquirido de la finalidad industrial de la operación de fusión con Gamesa, que permitió a la multinacional alemana ser eximida de la obligación de lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) de acciones por el 100%.

El presidente y consejero delegado de Siemens AG, Joe Kaeser, se reunió este miércoles en Madrid con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un encuentro que no sirvió para que los dos accionistas de Siemens Gamesa limaran posturas respecto al enfrentamiento existente por la gestión de la compañía fusionada, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la reunión.

La compañía energética, que cuenta con una participación del 8% en Siemens Gamesa, cree que el grupo alemán, primer accionista de la compañía fusionada con el 59% del capital, "está gestionando la empresa como una filial", por lo que considera que la CNMV a lo mejor debería estudiar si revisa la exención de lanzar una OPA que le concedió.

Asimismo, Iberdrola, que considera que está ejerciendo su papel de representante de los accionistas minoritarios de Siemens Gamesa como segundo accionista de la compañía, no entiende como Siemens "tumbó" en la pasada Junta de accionistas su propuesta de ratificación del mantenimiento de la sede del grupo en España, cuando defiende que no se plantea cambiarla.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán respaldó la operación de fusión con unas condiciones respecto a la gestión y gobierno corporativo de la nueva Gamesa que cree que no se están cumpliendo, subrayaron las mismas fuentes.

No obstante, a pesar de que la reunión mantenida este miércoles en Madrid entre los dos directivos no ha servido para dar con una solución al distanciamiento existente entre las dos compañías respecto a la gestión de Siemens Gamesa, Iberdrola se mantendrá "vigilante" a espera de un cambio de rumbo en el fabricante de aerogeneradores y no prevé por ahora abrir una disputa sobre el cumplimiento del pacto parasocial que fue suscrito por ambos en la fusión.

En concreto, este pacto establece que en caso de incumplimiento por parte de Siemens de alguna de las obligaciones y compromisos del acuerdo, la energética española tendría derecho a vender su participación del 8% a la alemana. En ese caso, Iberdrola podría ejercer su derecho a vender sus acciones a 22 euros o al precio de cotización al cierre de mercado de las acciones de Gamesa en el día en que se produjo el incumplimiento más una prima del 30%.

Por su parte Siemens, en un comunicado publicado tras la reunión, ha señalado que su consejero delegado, Joe Kaeser, ha trasladado a Galán que su compañía ha cumplido todos los acuerdos de la fusión Siemens Gamesa. La multinacional alemana ha indicado que está totalmente comprometida con su participación accionarial a largo plazo en Siemens Gamesa.

Siemens, que define a Siemens Gamesa como "una compañía global con sede en España y cotizada en la Bolsa española", ha señalado que es consciente de la importancia de Siemens Gamesa para el País Vasco, y por eso seguirá apoyándola. Ha asegurado que Siemens se ve como un accionista a largo plazo y que ha cumplido "en todo momento con todas las normas de gobierno corporativo, la ley corporativa española y otros acuerdos contractuales" y que respeta los derechos de cualquier accionista minoritario.

Siemens ha reconocido de nuevo que el primer año de la fusión no fue exactamente como les habría gustado y habían imaginado en un principio y entiende que algunos accionistas, entre ellos Iberdrola, no hayan estado contentos. Aunque ha afirmado que la mayoría de las razones del mal comportamiento que ha tenido la compañía en el primer año de la fusión fueron propiciadas por el mercado, ha admitido que "también ha habido algunos problemas internos".

En cuanto a la relación con Iberdrola, Siemens ha dicho que es "un cliente muy valorado y un importante accionista de Siemens Gamesa" y que el diálogo entre las dos compañías es continúo.

Distanciamiento en la Junta

En la pasada junta general de accionistas del fabricante de aerogeneradores, Siemens AG tumbó las iniciativas que Iberdrola propuso para su aprobación, en las que pedía abordar la ratificación del mantenimiento de la sede del grupo en España y un reforzamiento del gobierno corporativo de la sociedad en materia de operaciones vinculadas.

La junta fue así escenario del enfrentamiento entre la eléctrica vasca y la empresa alemana por la gestión de la resultante de la fusión de la división eólica de Siemens y Gamesa desde que el grupo alemán tomó el control de la compañía. No obstante, de forma previa al inicio de la junta general de accionistas, Siemens Gamesa acordó modificar el reglamento de su consejo de administración, así como aprobar, a propuesta de la Comisión de Auditoría, Cumplimiento y Operaciones Vinculadas, la modificación del reglamento de esta Comisión.

En concreto, la compañía modificó el artículo 33 de este reglamento, referente a las transacciones de la sociedad con consejeros y accionistas. Este informe de un experto independiente se deberá poner a disposición del consejo de administración con carácter previo a la aprobación de una operación. Estas modificaciones, coincidían, al menos en parte, con las solicitudes planteadas por Iberdrola en materia de gobierno corporativo de cara a la junta de accionistas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos